miércoles, 23 de agosto de 2017

El Califato celebra el atentado

Un lugar llamado Caballo

Un lugar llamado Caballo

Cinéphilosophie: Philosophy goes to the Movies by Maison française

Retropost #1755 (23 de agosto de 2007): Early mornin' rain

Otra de Gordon Lightfoot—I'll do it my way.





—oOo—

Retropost #1754 (22 de agosto de 2007): Tarde de piscina

Tarde de piscina

Publicado en Imágenes. com. José Ángel García Landa


A photo on Flickr

Con guitarra y todo (aunque a tocarla dentro del agua no llego, y eso que me ayudaría a flotar). Es a lo que nos dedicamos este agosto, muchos días con la piscina para nosotros solos. Hoy hasta hemos coincidido con gente conocida, pero la mayoría de los días la ausencia de vida social se compensa con la posibilidad de dejar el encefalograma plano mientras flotas.  He puesto algunas fotos en el flicker, por cierto. Y alguna otra más en mi álbum de Facebook.

Etiquetas: ,

The Best Of Loreena Mckennitt - Loreena Mckennitt Greatest Hits

Retropost #1753 (22 de agosto de 2007): 2046

2046








Esta es una película que fue extraordinariamente premiada en 2004, quiero decir excesivamente: según El País, "inmensa, impresionante", según ABC, "la Casablanca del siglo XXI..." – vamos, vamos... más quisieran. Es una película china, con una mezcla irritante de convencionalismo y extravagancia, bellamente fotografiada y demasiado larga para lo que da de sí. No me extraña que, a pesar de tantos premios, pasase sin pena ni gloria por las salas.

Es casi un remake de la cargante Deseando amar del mismo Wong Kar-wai, con la misma combinación de colorido precioso y actitudes simplistas y convencionales de los personajes, y la misma carencia de interés humano, pues no pueden interesar personajes tan superficiales, u opacos, o bidimensionales, o falsos, o robotizados. En un momento dado cambia en esta película a las chicas por androides, pero la diferencia es mínima. En lo que es psicología del amor, los personajes y argumentos de estas películas tienen la sutileza literaria de las novelas de artes marciales que escribe el protagonista. Y con semejantes mimbres ya le puedes echar vestidos estampados y luces matizadas...

Aquí encontramos las mismas historias de amantes maltratadas, medio putillas seleccionadas-seducidas por hombre de negocios, a lo Don Juan o Clark Gable chino—inexplicablemente seducidas, si además de guapas no tuviesen sesos de chorlito. El machismo del implausible seductor pasa con un fundido imperceptible al del narrador de la historia, al del guionista y al del director. Este tipo de historias decimonónicas en una película vigesimoprimérica, o vigesímica - pues la mayor parte de la acción pasa entre 1966-68 - pues como que son rancias; diría estereotípicas si no porque lo de estéreo queda demasiado tridimensional. Hablo de actitudes cinematográficas, pues no dudo que el mundo esté lleno de hecho de chicas guapas con cabeza de modistilla, en 2046 o en 1846. Pero en fin, que nos vengan a estas alturas los donjuanes chinos de tercera en plan castigador... es un castigo que no tenemos por qué aguantar.

En esta ocasión la historia se complica con el hecho de que el personaje sea escritor, que inventa su propia historia, o variaciones sobre ella, que se mezclan de maneras paradójicas con su propia vida, en un juego de repeticiones, variaciones, flashbacks,  anamorfosis y transiciones imposibles que a su manera sí expresan bien la sensación de un personaje empantanado en las mismas actitudes y recuerdos, como me pasa a mí. Formalmente, estos recursos convierten a la película en un cruce entre La casa de citas  de Robbe-Grillet e Hiroshima mon Amour. O L'Année dernière à Marienbad. O sea, pretenciosa, un rato, sobre todo por lo larga y lenta de más. Así que eso, que le debían haber dado el premio en los viejos tiempos del Nouveau Roman, o de la Nouvelle Vague. Hoy es un futuro un poco passé, éste de 1966. Pero bueno, en realidad nunca cambiaremos, y vale la pena mirarla aunque sea sólo por la fotografía.



—oOo—

Sedicion tolerada

Cargos públicos proclamando la sedición y la desobediencia a la ley, o sea, la guerra contra España, desde la autoridad de sus sillones de las instituciones españolas. Qué vergüenza de país y de gobierno, si esto se tolera. Y se tolera.





—oOo—

Los terroristas querían atentar contra La Sagrada Familia

martes, 22 de agosto de 2017

From Sequence to Scenario

Me citan en esta tesis narratológica de la universidad de East Anglia:

Horváth, Gyöngyvér. From Sequence to Scenario: The Scenography and Theory of Visual Narration. Ph.D. diss. U of East Anglia, 2010.*
    
—oOo—

Nuestra casa en el campo

Nuestra casa en el campo

La policía abate al terrorista de las Ramblas







—oOo—

Me enlazan en Nueva York


Ponen un enlace a mi bibliografía en la biblioteca de Queens College, que pertenece a la City University of New York. Aquí:

http://qc-cuny.libguides.com/c.php?g=364234&p=2460291

Me enlazan en la City University of New York





lunes, 21 de agosto de 2017

Bob Dylan - The Complete The Freewheelin' Bob Dylan Sessions (1962-1963)...

The Appeal of Islamic Fundamentalism by Prof Michael Cook

El autor más leído de la Universidad de Zaragoza

El autor más leído en la Universidad de Zaragoza

Y en Filología, y en Lingüistica, e incluso en mi departamento.

—oOo—



Mar luminoso

Mar luminoso

Retropost #1752 (21 de agosto de 2007): A mí que me demanden







Retropost #1751 (20 de agosto de 2007): Closing Time

Closing Time

Publicado en Música. com. José Ángel García Landa



Quince años tiene—esta impresionante canción. (De Leonard Cohen, The Future).



Antes de cerrar el garito por hoy, nos vemos un concierto de Leonard Cohen en YouTube.



Etiquetas: ,

Los atentados y el nacionalismo catalán







—oOo—

sábado, 19 de agosto de 2017

Cui prodest

Con respecto al terrorismo, lo de 'cui prodest' siempre me ha parecido que tiene su peligro de falacia. No el hecho de que alguien saque tajada del terrorismo (como en el cerdo, se aprovecha todo) sino en la sugerencia que a veces se hace indebidamente, de que quien saca algún beneficio es el organizador secreto, o el mayor responsable. Hay tontos muy tontos y muy malos haciendo pifias guiados por su falta de seso y su maldad, lo que no quita para que luego cada cual utilice esas acciones como buenamente entienda, a veces con mayor cabeza maquiavélica, y más talento, que los bichos con dos patas que lo hacen.




—oOo—

Interrogations sur les origines de l'Homme

Sin Complejos: Terror en Barcelona

Faro de Tambo

Faro de Tambo

Los terroristas preparaban atentados de gran magnitud


Retropost #1749 (19 de agosto de 2007): Siegfried Sassoon: Alone / Seul

Siegfried Sassoon, Alone/Seul

Publicado en Sin tema. com. José Ángel García Landa

When I'm alone'— the words tripped off his tongue
As though to be alone were nothing strange.
'When I was young,'  he said; 'when I was young....'

I thought of age, and loneliness, and change.
I thought how strange we grow when we're alone,
And how unlike the selves that meet, and talk,
And blow the candles out, and say good-night.
Alone... The word is life endured and known.
It is the stillness where our spirits walk
And all but inmost faith is overthrown. 

"Quand je suis seul"—les mots sortaient de sa bouche
Comme si être seul n'était pas quelque chose d'étrange
"Quand j'étais jeune"—qu'il disait—"quand j'étais jeune..."

J'ai songé à la vieillesse, à la solitude et aux choses qui changent.
J'ai songé à comme on devient étrange quand on est seul,
Et si différent des nous qui se rencontrent et causent,
Et soufflent les chandelles, et se disent bonne nuit.
Seul...  le son qui nomme la vie supportée et connue,
Qui nomme le silence des pas de nos esprits
Où, sauf la plus profonde, toute foi sombre.



editar
eliminar

viernes, 18 de agosto de 2017

Aparición de la Santa Compaña

La Santa Compaña

Retropost #1748 (18 de agosto de 2007): La vida de los otros

La vida de los otros

Publicado en Cine. com. José Ángel García Landa

20070819211953-491154823-bc72c15b5f-m.jpg
Las películas sobre fisgones, curiosos y espías, en especial las que incluyen a un personaje que contempla a otros desde la oscuridad, convirtiéndolo en espectáculo inconsciente, son altamente cinematográficas, pues añaden a la situación del personaje (o a la del espectador) la intensidad reflexiva de la propia situación de percepción de la película, situación voyeurística que nos coloca en situaciones de percepción privilegiadas e ideales, en las cuales nunca deberíamos haber estado. Así esta película tiene en común cosas con Peeping Tom, con La ventana indiscreta, con Retrato de una obsesión (aquella de Robin Williams en la tienda de fotos)—además de con todas las películas de espías e identidades secretas que colocan al espectador en un punto de vista privilegiado, en esa ventanita casi omnisciente junto al tapado, o al espía, desde la que se sabe quién es quién mientras los demás vagan por los errores del orden público creyendo que las gentes son quienes son.

La historia la resumo: un agente de la Stasi, funcionario simplista, gris y falso como el propio régimen al que sirve, recibe el encargo de espiar a un escritor, todo porque la novia del escritor le gusta al ministro y quiere quitarlo de enmedio. Entre la mala conciencia de su papel corrupto y el contacto secreto con el mundo de los artistas (Brecht, el músico autor de la partitura dedicada a un hombre bueno...) y se va humanizando—un poco como el monstruo de Frankenstein en la novela, aprendiendo a medida que escucha, eavesdropping, captando lo que sería la decencia y una vida más plena que la que él tiene (es patética la escena en su piso con la prostituta). Así que cuando se entera de que en efecto puede hacer arrestar al escritor, que ha publicado en Occidente un artículo comprometedor con seudónimo, falsifica el informe, no da cuenta de lo que realmente escucha por los micrófonos ocultos, y hasta oculta las pruebas corriendo riesgos considerables.

El asunto cuesta, no obstante, la muerte a la amante disputada entre el ministro y el escritor. Era una actriz un tanto vendida a su carrera, lo cual si se suma a lo que invitaba el régimen a venderse, la lleva a escenas realmente abyectas, primero dejándose violar por el ministro en aras de su carrera, y luego haciéndose confidente de la Stasi. Pero la vergüenza propia la lleva a suicidarse, al parecer, saltando delante de un camión—un sacrificio inútil pues el espía le dice mientras muere que había ocultado las pruebas que ella acababa de revelar (la máquina de escribir incriminatoria). Como la tinta roja de la máquina, la huella de la sangre de la actriz queda impresa en el último informe redactado un minuto después por el espía.

Estos informes son leídos años más tarde por el escritor, en una Alemania unificada que ha desclasificado los documentos de la Stasi. Allí descubre que el hombre encargado de espiarlo corrió riesgos ocultando los informes—y le dedica una novela, con el título de la pieza musical que les había emocionado a los dos, "Sonata para un hombre bueno". Termina la película con el  oscuro funcionario, ahora repartidor buzonero, comprando la novela y descubriendo la dedicatoria.  Quizá para no desilusionarse, el escritor decidió no abordarlo en persona cuando lo ve un día por la calle, y prefiere dedicarle una novela—posiblemente esta historia u otra parecida. Hay algo un poco ñoño en esa remisión de las verdades y la autenticidad al mundo de la Literatura, como si las más importantes no pudieran decirse cara a cara.

Esta trasposición al mundo del Arte, a una dimensión trascendente y superior, de los conflictos humanos, como modo de darles resolución, también emparenta a la película con una cierta tradición. Se me ocurren novelas en las que el acto de escribir la propia novela era un acto de expiación, como La Dentellière de Pascal Lainé, o Atonement de Ian McEwan. En ellas resulta ser la propia novela que leemos el propio acto de expiación y reconciliación. No es tan reflexiva la situación en esta película (como hubiera sido si la propia película hubiera sido la obra dedicada al gris espía, en lugar de una novela).

Como sucede en otras películas alemanas sobre la mala conciencia nacional (se me ocurre El Hundimiento, de Olivier Hirschbiegel) la película busca la humanidad aun donde era difícil encontrarla, en el corazón del régimen inhumano. Aquí el año es 1984 (—alusión a Orwell, claro, con un Big Brother que responde plenamente a sus pesadillas), y la cosa está reciente. Así que no deja de haber aquí también un ingrediente de auto-reconciliación de Alemania consigo misma (en plan 'hasta en la Stasi podía surgir la decencia')... lo cual sin duda tiene el inconveniente de poner la lupa en un punto altamente atípico de la Stasi y sus actividades. Una pieza de la máquina decidió volverse persona: sin duda es algo de celebrar, pero ¿ha pasado esto realmente alguna vez? Más típica de estos regímenes parece ser la experiencia contraria, la de ver cómo se renuncia a supuestos ideales mantenidos de boquilla y se pasa abiertamente a abrazar la corrupción y la sumisión abyecta ante el poder.

Un cierto valor histórico (en el sentido del tipismo que según Lukács ha de estar presente en la narración histórica para que no sea falsa) lo daría esta película en tanto que trasfondo de la caída del régimen comunista. Hacia el final, los espías de la Stasi abandonan su puesto donde abrían el correo de la gente al oir por la radio que ha caído el Muro. Se nos deja intuir, quizá, que el muro cayó por la propia insostenibilidad del régimen, minado desde dentro por su falsedad—un ejemplo de la cual hemos visto en directo en la película. Aunque la caída del régimen no fue precisamente debida a la pérdida de fe o a la benevolencia de los hombres de la Stasi. Ni a los artistas y escritores de la RDA.

Así que en lo que tiene de factor corrector imaginario la película produce un cierto efecto de falsedad o de special pleading. Aunque son suficientemente creíbles, por desgracia, los muchos servilismos y bajezas que retrata en el trasfondo de la historia. Especialmente siniestra es la escena del chiste en la cantina. Un jefe de la Stasi pilla a un subordinado contando un chiste contra el gobierno, y le obliga a terminarlo con falsa camaradería. Luego lo aterra diciéndole que este es el fin de su carrera, etc. Y cuando lo tiene acoquinado, dice: "jaja, era broma, hombre", y cuenta él un chiste aún más fuerte sobre el jefe del Partido. Pero luego vemos al empleadillo destinado a un mal puesto en efecto: ahí se ve en claro la falta de criterio, la arbitrariedad y la ley del embudo que impera en los sistemas autoritarios, donde todo el mundo ha de estar vigilado hasta por sí mismo por la cuenta que le trae, y no hay relación auténtica posible entre las personas, todos sometidos a una inseguridad permanente sobre si están en privado o en público, todos bajo el Ojo Escrutador del Estado. El retrato que da la película de la pobreza espiritual, la cutrez ambiental y la sociedad de pesadilla a que lleva el totalitarismo. Es escalofriante pensar la de funcionarios perfectos que pasaron de servir al régimen nazi a servir al régimen comunista de la RDA- y los que aún continuarán lamiendo pólizas hoy en el nuevo régimen, mientras no les pidan que hagan otra cosa.

La vida de los otros. Dir. Florian Henckel von Donnersmarck. Intérpretes: Ulrich Mühe, Sebastian Koch, Martina Gedeck, Ulrich Tukur, Thomas Thieme, Hans-Uwe Bauer. Alemania, 2006.


jueves, 17 de agosto de 2017

Otro pueblo desde aquí

Otro pueblo desde aquí

Retropost #1747 (17 de agosto de 2007): Un día pasó

Un día pasó

Publicado en Personales. com. José Ángel García Landa



20070817224748-469853080-d9d4fa557f-m.jpg

He empezado el día leyendo a W. H. Auden, creo—Los señores del límite. Luego le he puesto encima al libro una botella de aceite y creo que llevará la huella encima el resto de sus días—si la expresión "el resto de sus días" puede usarse refiriéndose a un libro.
The watch upon my wrist
Would soon forget that I exist
If it were not reminded
By days when I forget to wind it.
—aunque ahora tenemos el reloj conectado a la Red, no nos deja olvidarnos de que existimos. Llevamos cuenta.

He hojeado Vanities of the Eye, sin escribir nada de provecho, he hecho las compras; he estado con los pequeños en la plaza, Ivo en bicicleta, Otas leyendo 13 rue del Percebe y yo Manuscrito encontrado en Zaragoza. Potocki estuvo puliendo pacientemente una bala de plata antes de suicidarse con ella en su biblioteca. Ese carácter obsesivo deja huella en su libro. Más aprende Oscar con su tebeo ("Papá, ¿qué son acreedores? ¿Hay acreedoras?").

He hecho más probatinas de grabación: el ordenador, juguete de infinitas posibilidades, bifurca el día en montones de elecciones posibles. Pero luego no sabes dónde has estado, si aquí o en otra realidad. Sí, he estado en la piscina también chapoteando con los niños (una adivinanza de la piscina he acertado: "¿Qué es Air Berberecho?"). He releído "Fifty pounds" de A.E. Coppard. Estudiando bifurcaciones, aún no he decidido qué hacer con el resto de mi vida, llegado a un cruce más del camino; tampoco he terminado de poner orden en la mesa.

¿Qué más? Sí, rencillas familiares, de refilón por suerte; recuerdos de las personas a quienes no veo bastante, y que vuelven como olas a mi cabeza, por alguna razón no me dejan tranquilo e indiferente... También la muerte, también, ha tenido su papel hoy—el rayo ha caído por los alrededores, una vez más, hasta que un día acierta de lleno.

Le digo a una amiga que procuramos que todos los días sean idénticos para vivir en un marasmo temporal, hacer creer que no pasa el tiempo, aunque es de prever que llegará septiembre. Oscar está impaciente porque pasen los días hasta su cumpleaños, pobrecico. Yo querría que los días no pasasen, aunque tiene mal remedio la cosa aparte del que digo.

Ahora miras atrás, ves lo que has hecho en el día (examen de conciencia) y te dices que tiene que dar más de sí... pero ni all the king’s horses ni all the king’s men podrían hacerlo volver un segundo para atrás. Lo mismo diremos de la vida entera que de un día cualquiera. Mañana volveremos a fingir que somos inmortales, por el procedimiento de perder el tiempo lamentablemente. Ya se sabe, they also serve who only stand and wait—se aplica a nuestros minutos y días también, supongo.




Etiquetas: , , ,


 

—oOo—

El gobierno, 'tranquilo' con la deriva secesionista

En el índice de Shanghai

Estamos todos los universitarios españoles muy preocupados sobre cómo nos posicionan en el índice de Shanghai. Quizá los de las áreas de Humanidades deberíamos preocuparnos menos.

En el índice de Shanghai las humanidades ni siquiera figuran como área. Como para fiarse de cómo nos evalúan: http://www.shanghairanking.com/Shanghairanking-Subject-Rankings/index.html

Y ahí lo dejo, para que más de uno reevalúe su autoevaluación.


 



—oOo—

miércoles, 16 de agosto de 2017

martes, 15 de agosto de 2017

Comme dit monsieur Faulkner (2)

Walking 1

Walking 1

Retropost #1745 (15 de agosto de 2017): El legislador ha decidido remover

El legislador ha decidido remover

Publicado en Política. com. José Ángel García Landa

20070815150913-469839883-e16128802a-m.jpgUna de las ventajas de la Red es la accesibilidad de las leyes para su consulta a golpe de teclado, en lugar de necesitar prácticamente una carrera jurídica para saber dónde empezar a buscar la ley que regula tal o cual circunstancia. Entender el alcance de la ley es otra cosa, claro... pero para eso, ni con carrera jurídica, pues eso ya se determina en decisiones legales específicas para un caso concreto, y que son de resultados totalmente imprevisibles, desde el Congreso que hace las leyes hasta el juzgado de guardia que las aplica y el Tribunal Constitucional que revisa las decisiones. Pues se cuecen habas en cada uno de los peldaños de la escala.

Hoy me leía la Ley 13/2005, de 1 de julio, por la que se modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio.Allí se ponen en boca del Rey ciertos razonamientos y órdenes relativos en concreto al matrimonio entre personas del mismo sexo. Sabida es la polémica causada por esta ley que supone la extensión del concepto de matrimonio para regular la relación entre parejas homosexuales. Que yo sepa, se presentó un recurso de inconstitucionalidad contra esta ley, por parte de un grupo de diputados del Partido Popular (no por el propio partido, observemos), un recurso que sigue aún sin resolver a estas alturas. No creo que este comentario ayude a resolverlo.

Los preliminares de la ley ya suponen las conclusiones, pues comienza con una reflexión al efecto de que "la relación y convivencia de pareja, basada en el afecto, es  expresión genuina de la naturaleza humana y constituye cauce destacado para el desarrollo de la personalidad" etc.— preliminares en los que los conceptos de "pareja", "naturaleza humana" y demás ya han adquirido un carácter inclusivo, haciendo así plausible la modificación de la ley que en este razonamiento se asienta. La ley que establezca el régimen matrimonial concreto será la adecuada, se nos dice, "en cada momento histórico y de acuerdo con sus valores dominantes."  Eso sí, nos asegura que la regulación del derecho al matrimonio se va a hacer "con base en la Constitución" y "dentro del margen de opciones abierto por la Constitución".

Nuestro monarca continúa empero en sus supuestas reflexiones previas recordándonos la tradición legislativa occidental y española, según la cual el matrimonio "sólo ha podido establecerse entre personas de distinto sexo", siendo la presuposición de heterosexualidad uno de sus fundamentos: "los códigos de los dos últimos siglos, reflejando la mentalidad dominante, no precisaban prohibir, ni siquiera referirse, al matrimonio entre personas del mismo sexo, pues la relación entre ellas en forma alguna se consideraba que pudiera dar lugar a una relación jurídica matrimonial". Es curioso que se refiera sólo a los dos últimos siglos, como si no hubiera habido códigos o matrimonio anteriormente en España o en Occidente. Las raíces del derecho llegan, en la memoria del Legislador, hasta 1804. Claro, antes era derecho canónico, se supone... ignorando la dimensión civil del matrimonio, muy anterior a la existencia de la Iglesia. Con estos mimbres, el legislador está preparando la relatividad absoluta del concepto de matrimonio, y su variabilidad histórica, al ser un fenómeno reciente y producto de mentalidades decimonónicas. Pero a la vez quiere realizar la difícil pirueta de asentarlo en la base de una normativa legal de los dos últimos siglos (el XIX y el XX) como es la Constitución Española.

El legislador reconoce explícitamente, por tanto, que en siglos anteriores, incluido el siglo en el que se redactó la Constitución, los textos legales no pueden interpretarse como neutros en lo referente a la heterosexualidad del matrimonio, sino que antes bien presuponen la diferencia de sexo de los contrayentes como uno de los fundamentos básicos de la institución—tan básico que no necesita mencionarse, por obvio. Por obvio no para el legislador, sino para esos códigos, incluida la Constitución Española, código redactado en el siglo XX por mentalidades decimonónicas. Pero aquí evita el Legislador, por pudor y conveniencia, la alusión a la Constitución, y sólo se remite al Código Civil de 1889. Silencia el hecho de que la Constitución no alteró ese código civil (alteración que tan necesaria se estima), precisamente porque la Constitución participa de los mismos "arraigados prejuicios y estigmatizaciones"—y no menciona el matrimonio unisexual precisamente porque es obvia su imposibilidad para el legislador. La Constitución dice, en su Artículo 32.1, "El hombre y la mujer tienen derecho a contraer matrimonio con plena igualdad jurídica". Observemos que no está hablando de "los ciudadanos", sino de "el hombre y  la mujer"—el sentido y presuposición de la frase es meridianamente claro, según acaba de reconocer la Ley que va a retorcer el sentido de esta frase, en el caso de los códigos que emplean esa misma expresión. No estamos hablando de las ideas concretas de los Padres de la Constitución, por supuesto, sino del principio jurídico de la intención del legislador como regulador de los límites de la interpretación. 

Así pues, en el Código Civil se añade simplemente un párrafo diciendo que "el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos cuando ambos contrayentes sean del mismo sexo". Que en lo que a presuposiciones se refiere sigue siendo ilustrativo, pues no dice "cuando ambos contrayentes sean de sexo diferente". (Y así sigue presente la huella del carácter excepcional o sobrevenido del matrimonio entre personas del mismo sexo en la misma ley que lo garantiza).

¿Por qué, aun reconociendo que el sentido de los textos es históricamente el que es, se lanza el Legislador a hacer una interpretación que explícitamente vulnera ese sentido—insisto, según reconoce el propio Legislador, que nos ha aclarado que este código presupone la heterosexualidad del matrimonio— y a la vez, con el mismo golpe de voz, dice que está trabajando "dentro del margen de opciones abierto por la Constitución"?

Se apela a otros derechos garantizados por la Constitución. Cierto, pero las regulaciones explícitas del texto sobre un punto dado siempre actúan como limitaciones a la extensión posible de otros artículos. Por ejemplo, cuando la ley dice que "los españoles tienen el derecho y el deber de defender a España" (Art. 30.1), hay que tener en cuenta para la interpretación de ese deber la existencia de otras especificaciones, como las garantías a la objeción de conciencia (Art. 30.2). No se puede ignorar sin más el 30.2 porque exista el 30.1. De igual modo, no se debería poder ignorar el 32.1 (cuyo sentido nos ha explicado amablemente el Legislador), por el hecho de que el Art. 14 diga que "los españoles son iguales ante la ley" y se prohiba la discriminación. Por ejemplo, no es anticonstitucional tampoco el artículo que discrimina por sexo a la hora de suceder a la Corona. Será machista, e incluso incoherente, pero no anticonstitucional. Del mismo modo, el artículo que estipula el matrimonio entre personas de distinto sexo será homófobo, o decimonónico, o insuficientemente rico, plural y dinámico, según opiniones—lo que malamente puede decirse es que es anticonstitucional. O que no significa lo que significa, cosa que repito, nos acaba de confirmar el propio Legislador. Colocándose así en una posición difícilmente sostenible desde el punto de vista de la lógica y de la hermenéutica.

Del mismo modo, sería incoherente decir que cuando la Constitución utiliza el masculino genérico ("los españoles son mayores de edad a los 18 años") cabría sin embargo proponer una ley especial para las españolas, tras haber reconocido que en efecto el sentido de la Constitución era el del masculino genérico aplicado a ambos sexos. También podría haber parecido oportuna una reforma del Código Civil en ese artículo que prohíbe a una persona casarse con el asesino/a de su anterior cónyuge. ¡Y eso que atenta contra la libertad de las personas, aun de las reinsertadas con su pena cumplida! Lo mismo se aplica a otras restricciones al matrimonio.

No es posible, pues, la explicación de esta maniobra interpretativa apelando a una  garantía de derechos constitucionales establecidos en otros artículos. ¿Es un intento deliberado de ver hasta dónde puede estirarse la Constitución? Si las intenciones pueden ser múltiples o confusas, desde luego, el efecto está servido. El efecto, hermenéuticamente hablando, es que una ley de rango inferior puede modificar la Constitución, y "evitar toda quiebra entre el Derecho y los valores de la sociedad cuyas relaciones ha de regular", por el procedimiento de hacer que la Constitución se pliegue en cada momento a la mayoría absoluta parlamentaria necesaria para aprobar una ley—en lugar de a la mayoría porcentual superior requerida para una modificación de la Constitución.

Evidentemente, el mismo razonamiento serviría para declarar constitucionales la poligamia, poliandria, y matrimonios de grupo, previo comentario de que la frase "el hombre y la mujer" a la vez significa lo que significaba en 1978 y que ahora por ley puede significar "un grupo de hombres y otro grupo de hombres", pongamos por caso. Eso si la sensibilidad social lo autoriza—claro que la medida de la sensibilidad social es la mayoría parlamentaria de la mitad más uno.

Obsérvese que no se intenta decir que la Constitución dice otra cosa que la que dice: sencillamente se aclara lo que dice, y a la vez se proclama de modo incoherente que abre otras opciones—cuando es la propia ley la que las abre, y no la Constitución, en una maniobra hermenéutica-performativa sin paralelo conocido. Esto hace sospechar que, a pesar de sus aclaraciones iniciales sobre la recta manera de interpretar los códigos anteriores, esta ley no pretende establecer principios interpretativos, sino más bien crear la pista donde poder hacer una voltereta retórica, y una ficción legal. A saber, que el atrasado y decimonónico era el código civil, así como los demás textos legales de los siglos XIX y XX. A excepción de la Constitución, que abre —o a la que se puede hacer abrir, tanto da— posibilidades y márgenes. Se supone que mediante la práctica de legislación creativa que no sea derogada por el Tribunal Constitucional.

Subsiste en la ley una pequeña incoherencia (en sus propios términos, si es posible). Tras ordenar la reforma terminológica del Código Civil (de "marido y mujer" a "cónyuges"), aclara el Legislador:

"Subsiste no obstante la referencia al binomio formado por el marido y la mujer en los artículos 116, 117 y 118 del Código, dado que los supuestos de hecho a que se refieren estos artículos sólo pueden producirse en el caso de  matrimonios heterosexuales."

Aquí topa con alguna paradoja más esta ley tan avanzada. Esos artículos son los relativos a la filiación, y dice el 116 que "se presumen hijos del marido los nacidos después de la celebración del matrimonio y antes de los trescientos días siguientes a su disolución o a la separación legal o de hecho de los cónyuges".

Los casos de impotencia, adulterio—y ya no entro en transexualidad, etc.— quedan remitidos por tanto a las sentencias judiciales específicas en tanto que excepciones. Entiendo que no se presuponen hijos del cónyuge los hijos habidos por una lesbiana después de la disolución del matrimonio unisexual. ¿Pero, y antes? Y, aún más: en el caso de matrimonio entre una lesbiana transexual y una lesbiana vulgar, cuando el cambio de sexo se ha limitado al cambio de una palabra en el registro—¿sigue vigente esta limitación? Si se deja la terminología de estos artículos de filiación sin cambiar, a esa "cónyuga" no se le aplican las presuposiciones relativas a "maridos", por muy hombre que sea biológicamente hablando.

El artículo 115, a su vez, declara que "la filiación matrimonial materna y paterna quedará determinada legalmente: 1) Por la inscripción del nacimiento junto con la del matrimonio de los padres. 2) Por sentencia firme.

No es fácil saber qué quiere decir "los padres" en este artículo. ¿Se refiere a dos varones exclusivamente? No parece plausible. ¿Se refiere a un hombre y una mujer exclusivamente? Nada permite presuponerlo, habida cuenta de la reforma de la ley del matrimonio. Parece que la filiación, en el caso de una pareja homosexual, se contempla de modo no problemático dentro del caso general, por inscripción del nacimiento junto con la del matrimonio de los padres, a menos que medie una sentencia que disponga lo contrario. En el caso de una pareja de hombres, no sé si se aceptaría en el Registro Civil la inscripción de un nacimiento a la pareja sin problemas—habría que acudir a la casuística, y probablemente habrá soluciones diferentes según el funcionario de turno en la ventanilla. En el caso de una pareja de lesbianas, no queda excluido por el sentido común que pueda haber un nacimiento, y que se inscriba una criatura como hija del matrimonio. Lo que no sé es si en la ley ha lugar siquiera a especificar cuál de las dos cónyuges ha parido efectivamente el hijo, puesto que aquí tampoco valen presuposiciones. ¿Alguien tiene datos?

Ideas sobre el matrimonio hay muchas, está claro. Y sobre la interpretación, también. Lo que me parece que no hay es ningún principio común, ni ético ni interpretativo, sobre el que asentar las leyes. Y menos lo habrá si el Tribunal Constitucional abandona su extraño silencio y rechaza el recurso contra esta ley. Las palabras, como decía Humpty Dumpty, significan lo que mande el jefe. Incluida la palabra "remover" utilizada en el articulado de esta ley: "La Historia evidencia una larga trayectoria de discriminación basada en la orientación sexual, discriminación que el legislador ha decidido remover". Pues removido queda el asunto, hasta nueva orden.



lunes, 14 de agosto de 2017

María do Ceo en Arcade

Santiago Abascal. La farsa de la autodeterminación

El mundo las vueltas que da

El mundo las vueltas que da

Retropost #1744 (14 de agosto de 2007): Narratología de los blogs

Narratología de los blogs

Publicado en Blogs. com. José Ángel García Landa

20070814215307-469839871-3fc4e450fa-m.jpg


Tengo que empezar a pensar en cumplir mi compromiso de escribir un artículo sobre narratología de los blogs que le prometí a mi cuñada. Así que empiezo hoy inaugurando una hoja en blanco (quizá ya no tan blanca cuando tú la leas) para irla rellenando con reflexiones sobre Los blogs y la narratividad de la experiencia. Und so weiter.

Y aunque aún no me he decidido a ir a París, a dar una conferencia sobre narratología en la École Supérieure des Hautes Études en Sciences Sociales, es posible que sí lo haga. Y quizá presente allí una versión preliminar del trabajo éste sobre narratología de los blogs... por matar pájaros. Si me animo a hacerlo en francés, lo iré traduciendo y colgando aquí: Les blogs et la narrativité de l'expérience.  Quizá el título vaya cambiando. Raro lo que no cambia.





—oOo—

domingo, 13 de agosto de 2017

Un viejo carguero

Un viejo carguero

Retropost #1743 (13 de agosto de 2007): En el fondo no estoy tan mal

En el fondo no estoy tan mal

Publicado en Blogs. com. José Ángel García Landa

20070813233122-483144075-df8c7ca01a-m.jpg

De la reseña editorial de Zero Comments: Blogging and Critical Internet Culture, de Geert Lovink (Routledge, 2007):


In Zero Comments, internationally renowned media theorist and 'net critic' Geert Lovink upgrades worn out concepts about the Internet and interrogates the latest hype surrounding blogs and social network sites. In this third volume of his studies into critical Internet culture, following the influential Dark Fiber and My First Recession, Lovink develops a 'general theory of blogging.' Unlike most critiques of blogging, Lovink is not focusing here on the dynamics between bloggers and the mainstream news media, but rather unpacking the ways that blogs exhibit a 'nihilist impulse' to empty out established meaning structures. Blogs, Lovink argues, are bringing about the decay of traditional broadcast media, and they are driven by an in-crowd dynamic in which social ranking is a primary concern. The lowest rung of the new Internet hierarchy are those blogs and sites that receive no user feedback or 'zero comments'.

– entre los cuales me encuentro. O sea, en el fondo de la red social. Bueno, aún podía estar peor, con cero comentarios y cero visitas y cero enlaces...  en un islote de la red como este otro que tengo. (Pues claro que no funciona el enlace—si digo que es un islote). Pero mejor vivir en una isla desierta, o en un rincón apartado, que en según qué barrios—digo yo. O recibir según qué visitas...

No es que vaya a decir, con Locomotoro, "solo, solo, solito y solo / soy más pirindolo". Pero, contrariamente a lo que esperaba, y sin ánimo de ofender a mis visitantes dialogantes, resulta que el diálogo más interesante a que ha dado lugar este blog para mí es el diálogo conmigo mismo. Esto iba contra mis previsiones, a pesar del título Vanity Fea. Y la sociedad de uno consigo mismo no es de despreciar.

En fin, que con eso dicho queda que concibo situaciones peores que la que apunta Lovink de no tener feedback. A estas alturas me importaría más la falta de autofeedback.

Pero comprendo que la red social interna no cuenta mucho en el mercado de la comunicación. Los autoenlaces tan abundantes en este blog no cubican. Toda interacción en Internet es moneda de cambio, y medida de posicionamiento, pero han de ser enlaces entre sitios distintos. Los enlaces, ya se sabe, son casi una moneda oficial de cambio en la web desde que Google los utilizó como medida del éxito, importancia y calidad de un sitio. Pero también el número de suscripciones, la lista de citas en Google, a ver quién la tiene más larga. Y también el número de comentarios recibidos—por no hablar de su calidad.

Hay que tener en cuenta que existe un mercado de intercambio de comentarios (tú me visitas, yo te visito), con lo cual habría que tener en cuenta no sólo el número de comentarios en bruto, sino la relación entre el número de comentarios recibidos y el número de comentarios puestos. Si poner un comentario (al margen de otras consideraciones) es comprar un boleto para recibir un comentario, valen mucho más los comentarios no solicitados—y los no respondidos.

Incluso, siguiendo este razonamiento, podríamos considerar que todo comentario puesto a un bloguero muy comentado va en detrimento de nuestro propio sitio... puesto que los autores muy comentados no van a entrar en el mercadeo de comentarios, siquiera sea por falta de tiempo: al comentarlos estamos engrandeciendo su sitio y encogiendo, comparativamente, el nuestro. Claro que la participación en un sitio muy visitado también puede revertir en visitas a nuestro blog.

Así que cada cual ha de encontrar la comunidad adecuada a su actividad, y sopesar a la hora de intervenir con un comentario: al margen de la importancia de la observación que queramos hacer, y al margen de la calidad de los comentarios recibidos—una consideración fuera del ámbito de este post—hay que tener en cuenta la relación entre energía reticular perdida con el comentario, y la potencialidad de absorber energía reticular a través del comentario. Es un riesgo, una apuesta.

Con lo dicho, adivinarán mis lectores que no tengo mucha intención de devolverles visitas a través de sus comentarios.

Y para terminar, una canción que propongo como himno para los blogueros sin comentarios: de Amistades Peligrosas, "Me quedaré solo":






Retropost #1742 (13 de agosto de 2007): Videor

Videor

Publicado en Imágenes. com. José Ángel García Landa

Otra probatina de colgar vídeos caseros en este blog. Éste se titula "Videor".





Como no tengo a Buster Keaton, pues tengo que salir yo. (Sí lo encontró, por cierto, Sophie B. Hawkins de camino a California—a él o a su gemelo).



 
Etiquetas: , ,

sábado, 12 de agosto de 2017

L'Autre Finistère





L'AUTRE FINISTÈRE   
Les Innocents
Comprendrais-tu ma belle
Qu´un jour, fatigué
J´aille me briser la voix
Une dernière fois
A cent vingt décibels
Contre un grand châtaigner
D´amour pour toi

Trouverais-tu cruel
Que le doigt sur la bouche
Je t´emmène, hors des villes
En un fort, une presqu´île
Oublier nos duels
Nos escarmouches
Nos peurs imbéciles

On irait y attendre
La fin des combats
Jeter aux vers, aux vautours
Tous nos plus beaux discours
Ces mots qu´on rêvait d´entendre
Et qui n´existent pas
Y devenir sourd

Il est un estuaire
A nos fleuves de soupirs
Où l´eau mêle nos mystères
Et nos belles différences
J´y apprendrai à me taire
Et tes larmes retenir
Dans cet autre Finistère
Aux longues plages de silence

bien sûr on se figure
que le monde est mal fait
que les jours nous abiment
comme de la toile de Nîmes
qu´entre nous, il y a des murs
qui jamais ne fissurent
que même l´air nous opprime

Et puis on s´imagine
Des choses et des choses
Que nos liens c´est l´argile
Des promesses faciles
Sans voir que sous la patine
Du temps, il y a des roses
Des jardins fertiles

Il est un estuaire
A nos fleuves de soupirs
Où l´eau mêle nos mystères
Et nos belles différences
J´y apprendrai à me taire
Et tes larmes retenir
Dans cet autre Finistère
Aux longues plages de silence

Car là-haut dans le ciel
Si un jour je m´en vais
Ce que je voudrais de nous
Emporter avant tout
C´est le sucre, et le miel
Et le peu que l´on sait
N´être qu´à nous

Il est un estuaire
A nos fleuves de soupirs
Où l´eau mêle nos mystères
Et nos belles différences
J´y apprendrai à me taire
Et tes larmes retenir
Dans cet autre Finistère
Aux longues plages de silence
 
 —oOo—

Pequeños récords en Filología

Pequeños récords en Filología

Brumas o fuegos

Brumas o fuegos

La semana más polémica de Google

Retropost #1741 (12 de agosto de 2007): Twist in my sobriety



Vídeo de la canción de Tanita Tikaram... hace veinte años. Ancient heart.




 

Ahora hace treinta.

—oOo—


Las coplillas de Fray Josepho

viernes, 11 de agosto de 2017

Llegando al puente de Rande

Llegando al puente de Rande

Refoto de Flickr

Refoto de Flickr

Retropost #1740 (11 de agosto de 2007): Reframing and Narrative Technique


Reframing and narrative technique

A photo on Flickr

Sometimes (as happens in Beckett's trilogy) a later work throws new light on, or reframes, the narrative technique as well as the story of previous related works. There is much talk these days in the narrative list of the "T.S. Eliot-influence-over-Shakespeare" kind of issue, actually the modernist influence on our readings of Richardson. (The issue began as an offshoot of the debate over first person versus third person narratives).

Does a later work rewrite its predecessors? Well, such rewritings are part of the postmodernist narrative consciousness, they have been happening all the time, but now they take place in elaborate and self-conscious ways, and are fed back on the process of composition and reading. These issues are fascinating for me—they lie at the fuzzy edge where retrospection meets retroaction, and the significance of previous discourse or previous works is modified après la lettre through a reframing which both transforms the previous work and leaves it untouched—most masterfully by bringing to a clearer light certain aspects which were already there, or perhaps had the potential  to be there. Such reframing, then, is a process of emergence.

Here is my contribution in answer to Annjeanette Wiese's note on one such reframing:


Annjeanette Michelle Wiese escribió:

> seymour chatman wrote:
>> So, with all due respect to Annjeanette Michelle Wiese's interesting citations, I would question the utility of a phrase like "told mostly in an omniscient third-person perspective from one of the twins."  It is precisely to avoid that kind of blurring of terminology that I proposed a distinction between "slant"--the narrator's perspective--and "filter"--the focalizer's perspective.
>
> I agree with the others that we are appreciatively in Seymour Chatman's debt for keeping these distinctions in view--thank you.
>
> To further this idea, I would very much like to know what is thought about the situation in this second novel, The Proof (La Preuve), in the trilogy by Agota Kristof. This is the novel about which I said it was a third-person narrative from the voice of one of the twins. Sorry for the lack of clarity in this comment. The situation is difficult because the story itself is strictly speaking about "Lucas" and is told in the third person ("On his return to Grandmother's house, Lucas lies down by the garden gate..."). The last chapter changes and is about Claus, Lucus's brother. But the end of the book and the other two novels in the trilogy that bracket it suggest that perhaps unbeknownst to the reader what we've been reading up to the end of the penultimate chapter is either from Lucas's own notebooks (the most likely choice based on the story) or from those of his brother Claus. But the latter claims to have only written the last chapter (although even this last chapter is told in the third person: "Claus arrives by train," etc., perhaps simulating the voice of the rest of the novel). Evidence in a report appended to the end of the novel suggests it was written in same handwriting throughout. It's also possible neither brother exists and that someone is making it all up, as neither twin's identity is confirmed by this report. So it is only retroactively that we get suggestions of who the narrator was. And even then the books remain ambiguous. How should one qualify this situation?
>
> Thank you in advance for your thoughts.
> -Annjeanette Wiese

José Angel García Landa escribió:

Hindsight bias—or perhaps hindsight slant!

I would suggest the reframing—with its retroactive 'rewriting' or alternative insights—takes place not just "objectively" in the context of the later novels, but also locally every time one of these novels, or else the three, is used in a given reading or communicative exchange. Which is perhaps another way of saying that a trilogy is a whole made of self-standing units.

Jose Angel Garcia Landa
www.garcialanda.net


There are bibliographical listings on retrospection, hindsight bias, etc. in my Bibliography of Literary Theory, Criticism and Philology.



Sábado, 11 de Agosto de 2007 11:19. José Ángel García Landa Enlace permanente. Semiótica

Retropost #1739 (11 de agosto de 2007): Blog en vacaciones

Blog en vacaciones

Publicado en Blogs. com. José Ángel García Landa


piboaraña
Como de costumbre, este bloguero no flojea en verano, y por tanto este blog NO CIERRA por vacaciones. Si tuviese que tomarme vacaciones de bloguear, no bloguearía. Pero allá cada cual. De todos modos a mi público le es indiferente. Y al de los que cierran, también.









Etiquetas: ,

Retropost #1738 (11 de agosto de 2007): A Luva de Ferro

A Luva de Ferro

Publicado en Globalización. com. José Ángel García Landa

20070811165220-469839877-8483f717e5-m.jpg



Gilson Dantas, médico y sociólogo brasileño, me confirma que va a utilizar uno de mis dibujos en la portada de  A luva de ferro: EUA, mundialização, militarização e América Latina, volumen de una serie sobre "Política contemporánea". ¿Alguien adivina cuál de éstos? Sólo doy una oportunidad.

Por cierto, una reflexión sobre el mérito y la calidad. Este dibujo no valía un duro, curricularmente hablando, hace un minuto, por aparecer en mi propio sitio web. Ahora, como aparece (aparecerá) en un libro o revista, se convierte de repente en un mérito académico. Pequeño, pero mérito.

Y si le hubiese cobrado al autor, más mérito—claro que igual se lo hubiera pensado, toma y daca. Los méritos son un complot de reconocimiento mutuo, mediado a veces por el dinero. Los objetos no tienen mérito ni valor ni calidad antes de entrar en este juego: todo lo más potencial de mérito que alguien les ve—empezando por el autor que los diseña. Todo es producto de la interacción. De modo que lo que calculamos al calcular el potencial de precio, mérito, calidad, de algo... es en realidad su potencial de interacción, aunque no nos lo planteemos así. Pero no hay relación ninguna entre el valor potencial de un objeto y su valor real porque la interacción efectivamente llevada a cabo no es calculable. La interacción y la información se retroalimenta en torbellinos de interacción e información, de modo que un objeto dado, por ejemplo, la foto del Che Guevara que todo dios conoce, tiene mucho más valor que otra foto del mismo Che hecha por el mismo fotógrafo y potencialmente o a priori igual de buena o mala.

La prueba objetiva de mérito y calidad realizados: el éxito, el dinero, la oferta y la demanda. No para mí, claro, hablo de prueba objetiva. Tanto más cuando se deja de hablar de mérito y calidad, y se habla sólo ya de precio. Ya no entramos a hablar de si un Tapiès tiene más mérito que mis propios borrones—la cuestión es irrelevante e implanteable: tiene más precio, y basta.

Eso si es un original irreemplazable. Si es una copia, su precio baja a la vez que su valor cultural aumenta. Pero cuando es reconocible en cualquier parte, cuando se convierte en un icono cultural, hasta cualquier simulacro de original (la foto del Che Guevara que perteneció al propio fotógrafo, pongamos) adquiere contagio y aura de originalidad.

Todo esto también tiene que ver con el capitalismo y la globalización, claro. Que potencian esos torbellinos incontrolables y caóticos, especialmente con un instrumento que se presta tanto a ellos como la red. Si no, mirad lo que más se ve en YouTube.


_____


PS: A Luva de Ferro.




Etiquetas: , ,

Retropost #1737: As I Lay Me Down

ramasombra




Vídeo no insertable de Sophie B. Hawkins, "As I Lay Me Down," de 1994. Un año tremendo, aquél.





Retropost #1736 (10 de agosto de 2007): Sophie B. Hawkins, I Want You

He vuelto a ver la televisión sólo desde que inventaron YouTube—si YouTube es televisión. Hace tanto que quería hacerme con esta canción "so bad"... Es Sophie B. Hawkins cantando "I Want You" de Bob Dylan en el concierto del 30 aniversario de Dylan, hace quince años.









Aquí hay otra canción, no insertable, pero memorable, de Sophie B. Hawkins: "California Here I Come".  Me acuerdo de oírsela cantar en la tele, en un programa junto a los Leningrad Cowboys, hace esos quince años... con un grupo de amigos que nunca se volverán a reunir conmigo en esa habitación, ni en ninguna otra. Sophie B. Hawkins también se ha sumergido, mayormente, en el pasado. Igual se fue a California.




Etiquetas: , ,

Retropost #1735 (10 de agosto de 2007): I sit and watch the children play

I sit and watch the children play

Publicado en Literatura y crítica. com. José Ángel García Landa


Dicen que "As Tears Go By" es la primera  canción compuesta por los Rolling, en colaboración con su manager.

It is the evening of the day
I sit and watch the children play
Smiling faces I can see, but not for me
I sit and watch as tears go by

My riches can’t buy everything
I want to hear the children sing
All I ever hear is the sound of rain falling on the ground
I sit and watch as tears go by

It is the evening of the day
I sit and watch the children play
Doin’ things I used to do, they think they are new
I sit and watch as tears go by
Mm mm mm...

 
Hay versiones. A mí me gustaba mucho una de María del Mar Bonet. De hecho la grabación original la hizo Marianne Faithfull, antes que los Rolling, en 1964.



Aunque, dado el tema de la canción, queda mejor cantada por Marianne Faithfull treinta o cuarenta años más tarde, tal que así:


  


Pero buscando versiones y versiones, el tema de la canción, sobre un adulto que contempla a los niños jugar desde la tristeza y la melancolía, me ha llevado a un poema de Thomas Gray que explicaba en clase hace años: la Oda sobre una vista lejana del colegio de Eton.

El poema está asociado con recuerdos de su amigo Richard West (muerto en 1742); la oda fue escrita en 1742, publicada en 1747. Como en el caso de los Rolling, es el primer poema publicado por Gray.

El texto está en The Thomas Gray Archive: aquí siguen mis notas para un comentario.


Thomas Gray, Ode on a Distant Prospect of Eton College

Metre: Tetrametres and trimetres, rhyming AbAbCCDEEd  Stanzas coincide with syntactic units; solemn and quiet rhythm suggested, but moderated by the combination of long and short lines (more varied, suggesting afterthoughts).

Title
Ode not on Eton, but on Eton seen from a distance. Distance both physical and emotional (one becomes a symbol of the other).

Epigraph: "I am a man: sufficient reason for being miserable." A commentary on a classical locus. Neoclassical morality (here Christian consolation is absent).

Line 1: Ye distant spires, ye antique towers

"Ye" is the Early Middle English nominative pronoun ("you" was an accusative which later became both nominative and accusative). Archaic language, suggesting
a) Conventional poetic diction, “prettifying”
b) The venerable antiquity of Eton and its association with a world of tradition and eternal values
c) The distance, perhaps, between the present-day self of the poet and that world he now associates with a distant past. Spires and towers, religion and might.

The spires are distant not only because of physical (objective) distance, but also because of emotional or subjective distance. Characteristic of this poem: the coincidence between objectivity and subjectivity (universality)—Cf. the epigraph.
Apostrophe. Actually it is a pure address, no main sentence follows (a kind of prayer).

Line 2: That crown the watery glade

Crown: metaphor (towers look like a crown). Association of magnificence, royalty, dominion (communal power) (vs. the solitude of the speaker)

Watery glade: Poetic diction. Back to Pope, Milton... already very artificial in Gray. Connotation of stability, not only through the image, but also through the language the image refers back to.

Lines 3-4: Where grateful Science still adores
         Her Henry’s holy shade;

Science (Learning) is personified (Augustan stability conveyed through poetic diction). Stability associated here to tradition (memory of Henry VI, who founded Eton in 1440).

Lines 5-6: And ye, that from the stately brow
         Of Windsor’s heights the expanse below

Ye: otras torres y campanarios, los del castillo de Windsor. Asociación con el poder, la cultura oficial, la tradición.
Stately brow: Majestad. Dicción poética petrificada, lleva implícita ideología de estabilidad cósmica y social (por ejemplo, la idea de la nobleza de espíritu visible en el cuerpo)

7. Of grove, of lawn, of mead survey

Hipérbaton (influencia de Milton, poetic diction). Gray, "the language of the age is never the language of poetry".
Grove, lawn. Naturaleza domesticada, orden, paisaje inglés que connota orden social y un estado de ánimo equilibrado. Crucial: se ve aquí como algo distante, algo que es deseable pero está separado del poeta.

8. Whose turf, whose shade, whose flowers among
Convencionalidad de los aspectos paisajísticos elegidos por mucha poesía del XVIII. Belleza convencional. Menos convencional entonces, naturalmente: desgastada por la tradición poética. Tradición de la belleza y armonía, reemplazada en el romanticismo por el paisaje excesivo, lo sublime, enérgico y falto de equilibrio.

Extremo hipérbaton de preposición y régimen, latinizado (asociación del neoclasicismo con la cultura oficial de la época, desde la Restauración hasta la época victoriana. Ideal grecolatino. Asociado también a una política y a una ética (patriarcado, homosocialidad). Connotación.

9.     Wanders the hoary Thames along
    His silver-winding way

“Hoary”, canoso, viejo (con connotación literaria de venerable). Ríos personificados en la mitología clásica. Ideal augusto, asociación del paisaje de Inglaterra con un paisaje clásico, y de la poesía de Gray con los poetas clásicos (Horacio).

Aliteración imitativa en una imagen visual concentrada. Asociación del río a la plata también le da connotaciones de orden y elevación social, asociadas a la belleza.

11.     Ah happy hills, ah pleasing shade
    Ah fields beloved in vain,

Happy hills, asociación entre las emociones del poeta y el paisaje, que inmediatemente se matiza: introducción de la distancia temporal, la retrospectividad, “beloved in vain”, anuncio de la frustración de las ilusiones que es el tema central del poema.

13    Where once my careless childhood strayed,

Personificación de su niñez como una entidad distinta de sí: acentúa distancia, alienación con respecto al momento presente. (Obsesión de Gray con la personificación de abstracciones. Pero ténganse en cuenta los matices de su funcionalidad retórica).

14.    A stranger yet to pain.

Implicación: el dolor vino después. Doble perspectiva temporal, presencia fantasmal del futuro en el presente que se describe; prepara la imagen donde el poeta parece contemplarse a sí mismo jugando con otros niños.

15.     I feel the gales, that  from ye blow,
    A momentary bliss bestow,

Gales connota hoy un viento muy fuerte; Gray parece referirse a una brisa más suave. El viento parece venir del pasado; alivio físico y emocional a la vez (se subraya con la sensación física del viento en la cara la fuerza emocional del recuerdo que se apodera del poeta).

17.     As waving fresh their gladsome wing
    My weary soul they seem to soothe

Personificación / mitologización de los vientos como entes voladores y alados. Dicción poética (gladsome).
Hipérbaton violento.
Weary soul: físico/espiritual
Aliteración (w/s)

19-20. And, redolent of joy and youth,
    To breathe a second spring

To breathe: desplazamiento del poeta a los vientos, implicación física y emocional con ellos.


21.     Say, Father Thames, for thou hast seen

Apóstrofe (apostrophe), invocar o dirigirse a un oyente fingido o ausente. El río eterno impasible al paso de las generaciones.

22.     Full many a sprightly race

Lenguaje arcaico, connota el paso de las generaciones desde tiempo immemorial.
Sprightly, vivo, ágil. Race, como si fuesen pueblos de la antigüedad, ya desaparecidos, contraste con “sprightly”.

23.     Disporting on thy margent green

Hipérbaton. El lenguaje de esta estrofa es muy artificial, contrastando los juegos de los niños que se describen con la solemnidad del lenguaje. Ventaja: sugiere la mirada grave y diferente del poeta como observador invisible, añade una sugerencia del paso del tiempo que gravita invisible sobre lo que hacen. Inconveniente: el contraste entre solemnidad y juego puede ser ridículo o grotesco, el lenguaje artificial de Gray aparece más artificial que nunca.

24.     The paths of pleasure trace

Aliteración. Actividad de los niños como exploradores o ingenieros, ocupación seria y valiosa.

25.     Who foremost now delight to cleave   
    With pliant arm the glassy wave?

Dicción poética, solemnidad añadida al juego; distancia del poeta con respecto a aquel tiempo. Escena de belleza y gozo de los sentidos y del cuerpo, asociada al pasado.

27    The captive linnet which enthrall?

Linnet: pardillo.    
Solemnidad (contraste pájaro y servidumbre), se asocia por connotación al contraste entre los niños y la visión posterior del poeta.

28.     What idle progeny succeed
    To chase the rolling circle’s speed
    Or urge the flying ball?

Urge: impulsan, apremian.
idle progeny: variante del anterior “sprightly race”, sugiere el paso de las generaciones sobre el mundo.
Rolling circle (hoop), aro.
Persiste el contraste entre presente y pasado, expresado mediante el desajuste entre lo que los niños son y hacen y la expresión solemne que le da el poeta. La actividad de los niños parece ahora seria, adquiere una solemnidad que ellos no ven, y que le da sólo el paso del tiempo, el hecho de que para el poeta ya está irremediablemente perdida en el pasado.

31.    While some on earnest business bent
    Their murmuring labors ply
   
Ply, trabajar, manejar
Ply-liberty, eye-rhyme.
Armonías: some on earNESt busiNESS bent

33.    ‘Gainst graver hours, that bring constraint
    To sweeten liberty:

Gradación de gravedades: los que juegan, los que repasan la lección, las horas “graves” de clase, y la melancolía del propio poeta, que contrasta con todas ellas.

35.     Some bold adventurers disdain
    The limits of their little reign
    And unknown regions dare descry.

Aliteraciones: l-l, d-d;
Suave ironía en los “bold adventurers” y “unknown regions” como en el “earnest business” de los versos anteriores. El poeta se coloca en el punto de vista de los muchachos, pues lo comparte porque sigue estando en su pasado, en su experiencia de la infancia; la distancia irónica es también la distancia de la experiencia y desilusión adquiridas desde entonces.

38.     Still as they run they look behind
    They hear a voice in every wind
40.     And snatch a fearful joy

Inocencia de los niños hasta en sus transgresiones, contempladas con benevolencia y con una sonrisa irónica  por el poeta. Pero también amago de que se deja atrás el mundo de la infancia, y primeros sentimientos de amenaza; en eso se parecen al poeta, que ha corrido mucho más lejos que ellos.

41.     Gay hope is theirs by fancy fed

Gay hope, personificación típica de Gray. Tienen esperanza y alegria: se personifica la esperanza y la alegría pasa a ser un atributo de ésta. Cuando se junta a metáforas muertas (“by fancy fed”) el resultado es especialmente artificioso y poco natural.

42    Less pleasing when possessed
    The tear forgot as soon as shed

Amago de la experiencia posterior del poeta: el objeto del deseo no puede alcanzarse nunca, porque su esencia es ser deseado. Pero ese desengaño no es todavía conocido por los escolares. El poeta está anclado en la melancolía, pero ellos pasan de la frustración a la alegría otra vez.

44.      The sunshine of the breast;

Metáfora doble, frecuentemente criticada por Samuel Johnson: “breast” por “ánimo”, y “sunshine” por “alegría”

45.     Theirs buxom health of rosy hue,
    Wild wit, invention ever new
    And lively cheer of vigor born

Incluso en estos versos se nota la tendencia de Gray a la personificación. Sin llegar a ser figuras alegóricas, a “health” se le atribuye la tez de los muchachos, y las demás cualidades son expresadas con sustantivos y no con adjetivos (incluso hay una genealogía cuasi mitológica en “of vigor born”). Los muchachos no conocen limitaciones: a “wild wit” e “invention ever new” se opone implícitamente la estética neoclásica a la cual se acoge el poema, y que muestra las limitaciones del ingenio y la invención.

48.    The thoughtless day, the easy night,
    The spirits pure, the slumbers light
    That fly the approach of morn

Zeugma en esta estrofa: se sobreentiende todo el rato “suyo es...” . Más personificaciones y nominalizaciones, hipérbaton. Quiasmo en los cuatro adjetivos.

51.     Alas, regardless of their doom,
    The little victims play!

Ominosa sensación de un asesino o verdugo cruel observando escondido a los niños, sin que ellos lo vean. Asociado espontáneamente con el poeta. Veremos más bien que el poeta es como un observador impotente, que no puede impedir el daño que van a hacer a los niños.

53.    No sense have they of ills to come,
    Nor care beyond today.

“Ills to come” y “today” ya han llegado en la experiencia del poeta; aquí parece desdoblarse y verse a sí mismo jugando en otro tiempo.

55.    Yet see how all around ‘em wait
    The ministers of human fate,
    And black Misfortune’s baleful train.

Baleful: funesto, siniestro,
Train: cortejo. Misfortune como la figura soberana que rige la vida humana (implícitamente comparada a un emperador maligno o el Satán de Milton). Pesimismo: vida como una ceremonia de la desdicha, ritualizada y bien organizada (impotencia del individuo ante la autoridad).

Aquí funcionan mejor las personificaciones abstractas de Gray, porque su abstracción permite justificar que sean invisibles, presencias siniestras pero que sólo pueden ser contempladas por un nivel de percepción diferente del que tienen los niños. Juego con dos puntos de vista, o tres: los niños que no ven más que la superficie, las personificaciones siniestras que los acechan, y el poeta que contempla impotente la escena, y nos invita a los lectores a esa contemplación como modo de obtener una superioridad moral.

58.     Ah, show them where in ambush stand
    To seize their prey the murderous band!
    Ah, tell them they are men!

Se dirige al lector, que evidentemente es impotente para entrar en el poema y avisar a nadie, o quizá al río (Father Thames) a quien se ha dirigido antes, y que sigue su curso impasible. Los niños no entenderían las implicaciones de “ser hombres”; se refuerza la invisibilidad del enemigo y la inconsciencia inocente de las víctimas. Pasa a describir a la banda de vicios y pecados que acechan a los niños.

61.    These shall the fury Passions tear
    The vultures of the mind

Con esta expresión se reducen los buitres a una existencia imaginaria (no sólo destrozan la mente, sino que sólo existen en la mente), y se prepara la conclusión implícita del poeta: somos nosotros mismos nuestros peores enemigos, al dejarnos caer en pasiones y vicios que nos degradan y nos hacen desdichados. Cada vez está más clara la razón de la melancolía del poeta, y ahora vemos por qué él también es invisible para los niños: los asesinos invisibles están dentro de él, en su mente.

63.    Disdainful Anger, pallid Fear,
    And Shame that skulks behind

Personajes alegóricos, en la tradición de los emblemas o las ilustraciones alegóricas.  (moralidades, poesía alegórica de tradición cristiana o el Pilgrim’s Progress de Bunyan), psicomaquia.

65.     Or pining Love shall waste their youth
    Or Jealousy with rankling tooth
    That inly gnaws the secret heart,

Pining: que (se) consume, doliente,
Rankling: que roe, atormenta, aflige,
Nuevo zeugma. Obsérvese que el amor está entre las pasiones y vicios peligrosos, enemigos de la felicidad, de la paz de espíritu y de la sabiduría. “Inly,” “secret”, opuestos al espacio abierto y soleado de los niños, asociados a la mente y meditación del poeta, y a la invisibilidad y ocultación de la vida de los adultos. La inconsciencia se opone al tormento mental, a tormentos que además son secretos e invisibles, que no pueden salir a la luz. (Cf. el tema de lo secreto en la literatura homosexual).

68.     And Envy wan, and faded Care,
    Grim-visaged comfortless Despair
    And Sorrow’s piercing dart.

Zeugma paralelo al de estrofas anteriores. Se sigue aquí insistiendo en pasiones privadas y secretas, que atormentan a la mente solitaria. Va mostrando el futuro implícito en el destino de cada uno de los niños, sin que al parecer ninguno vaya a alcanzar la felicidad. Proyección implícita de la melancolía del propio poeta.

71.     Ambition this shall tempt to rise,
    Then whirl the wretch from high
    To bitter Scorn a sacrifice
    And grinning Infamy

Ahora a vicios y tormentos sociales, presentados como demonios o ídolos paganos.

75.     The stings of Falsehood those shall try
    And hard Unkindness’ altered eye,
    That mocks the tear it forced to flow;
    And keen Remorse with blood defiled
    And moody Madness laughing wild
    Amid severest woe

Cada personaje aparece con el emblema que lo caracteriza; la acumulación produce un efecto de pesimismo acentuado, como si todas las desgacias acechasen a todos los niños; la locura riendo al final parece reír del propio poeta, y a la vez hacernos dudar de su razón.

81    Lo, in the vale of tears beneath
    A grisly troop are seen
    The painful family of Death,
    Mor hideous than their queen;

Vale of tears, imágen bíblica, paisaje moralizado. La realidad física que contemplaba el poeta (el valle del Támesis) da paso ahora a un río de lágrimas, a una realidad moral que subyace pero que es invisible para la mirada de los niños. Efecto de ver una realidad siniestra donde no veíamos antes nada. Cambio de género, de la poesía topográfica a la moralidad alegórica. El mundo se convierte en un infierno lleno de diablos, una imagen de pesadilla.

85    This racks the joints, this fires the veins,
    That every laboring sinew strains
    Those in the deeper vitals rage:

Diablos en el infierno atormentando a los condenados. Pero se mantiene la doble visión, el infierno está ya en la tierra, todo depende del punto de vista.

88.    Lo, Poverty, to fill the band,
    That numbs the soul with icy hand,
    And slow-consuming Age.

Age al final, como corresponde, para ser retóricamente más efectiva e inevitable. “Numbs the soul” opuesto a la descipción de los niños antes: lively cheer, buxom health, sunshine. Colores, emociones y temperaturas todos contrastan en los dos cuadros superpuestos.

91.    To each his sufferings: all are men,
    Condemned alike to groan;
    The tender for another’s pain,
    The unfeeling for his own

El poeta se coloca entre "the tender" implícitamente, pero también subyace su propia experiencia de sufrimiento que le ha abierto los ojos al espectáculo que ha descrito. En gran medida el poema funciona porque permite expresar y sentir de manera objetiva ("for another’s pain") emociones propias ("his own");  —permite el gozo de compadecernos de nosotros mismos o de lo que fuimos cuando éramos niños, sin hacerlo de modo obscenamente directo.

95.    Yet ah! Why should they know their fate?
    Since sorrow never comes too late,
    And happiness too swiftly flies.
    Thought would destroy their paradise.
    No more; where ignorance is bliss,
    ‘Tis folly to be wise.

Conclusión pesimista: se refugia en el recuerdo y la felicidad momentánea, y no en la esperanza cristiana. Gray decía sobre las elegías que la devoción interfería con el tema: "devotion . . . teaches [a man] that he ought not to be sorry, which is all the pleasure of the thing." Renuncia el poeta a su propia percepción como algo superfluo, y proporciona así una conclusión adecuada al punto de vista del poema. Experiencia temporal: se retira el poeta con su punto de vista del presente, dejando a los niños jugando en una infancia que adquiere un matiz de eternidad. Se refuerza el sentido de soledad del poeta al renunciar a la comunicación de su experiencia (excepto al lector), y tanto lector como poeta se disocian de lo que eran cuando eran niños. Según Bonstetten, uno de sus amigos y críticos, "There was in Gray between the present and the past an impassable abyss" y esto le llevaba a silenciar gran parte de su experiencia.
Hay por último en la situación básica del poema una sugerencia del paraíso perdido de Milton, donde Satán (experiencia, topsight) contemplaba oculto a Adán y Eva (la inocencia que no se sabe contemplada).





Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.