jueves, 9 de abril de 2015

Cumplo un millón de visitas en Flickr

Como estoy tan poco pendiente de mis visitantes, no me daba cuenta de que he superado el millón de visitantes en mi fotoblog de Flickr. Gracias, me doy por felicitado —más me vale, porque es un fotoblog con miles de fotos (unas 32.000 a estas alturas), y con miles de visitas como bien se ve, pero tan pocos comentarios que se pueden contar con los dedos de las manos de un cojo. De lo cual se deduce una pésima ratio de calidad, o poca capacidad de motivar al personal para que diga "Great shot", "Muy bonita", "Me encanta esta foto", y otras manifestaciones de análisis fotográfico. Pero en fin, como al parecer nuestros incentivos no derivan de la aprobación generalizada del público, quizá seguiremos archivando la realidad en impersonales ordenadores, ya sean americanos, ya deslocalizados a lugares innominados, donde tendrán un futuro incierto y posiblemente no muy largo los momentos de nuestro pasado, los reflejos de nuestra retina.

Cumplo un millón de visitas en Flickr

Mis fotos tienen a veces comentarios positivos de tres o cuatro amigos de Facebook, pero aparte de eso no son ni apreciadas ni comentadas.  Menos que en ningún sitio, en el fotoblog mismo.  Cierto es que hago fotos sin ton ni son, buenas y malas; pero miento, no es sin ton ni son, siempre es con algún ton—un momento que significa algo para mí, un sito que me recuerda algo (y no se lo comunica al espectador), una conjunción de objeto y encuadre, o un instante de la luz. Suelo decir (decirme) que la mitad de la foto la hace el encuadre, y la otra mitad la luz. Que el objeto o tema hace un 0,01 por ciento—exagero por lo bajo, claro. Pero quiero decir que para mí sí tienen interés fotográfico, estético digamos, aparte de ser un registro de mis paseos y andaduras, que también lo son. Y de un stream of consciousness implícito. Tendré que reajustar los porcentajes, para ser realista. Pero no es de esperar que eso lleve a que mis fotos gusten más.

Sí me consolaré con el puro dato de que un millón de visitas son muchas visitas. O cien mil, si cada visitante ha visto diez fotos en cada visita.  Eso cuenta como una exposición con éxito, en la Lonja de Zaragoza, aunque el libro de visitas esté vacío.


Seguiré subiendo una foto al día, o diez, o cuarenta. Y algunas van al Facebook, automáticamente a veces; otras a Twitter, otras a mis blogs como éste, fotoblogs de rebote. Mi favorita de hoy:


Una foto a estos chavales (y a su madre)



Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.