lunes, 6 de enero de 2014

Afeando su conducta a los etarras



Dos cosas: una, no vale la pena hablarles a ellos, por supuesto—esto es para que el público se entere. Otra: hace falta valor. Esto es reventarles el acto fina y educadamente a los etarras. Que, queda claro, son ante todo gente que se ha creado una realidad alternativa para no ver lo que no quieren ver ni oír lo que no quieren oír.

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.