martes, 30 de noviembre de 2010

Que España no puede

Y yo tampoco—llego a fin de mes con la cuenta pelada, a base de samantas palos que le han dado las derramas. Y encima me toca pasar a los números rojos y encargarme un paquete libros para preparar las asignaturas—porque la Universidad tampoco puede, ni tiene bastantes libros en la biblioteca, y la exigua asignación para gastos docentes ya se ha evaporado. Así que a tirar de tarjeta de crédito, como la Nación, mientras el cuerpo aguante. En fin, no sé si prefiero que reviente antes mi crédito o el del país, está la elección difícil. Por cierto, en una universidad mejor organizada tampoco me pasarían estas cosas, porque sabría yo con un año de antelación lo que iba a dar al año siguiente, y además no me tendría que meter a estudiar cine indio y australiano a estas alturas de la vida, que maldita la falta que me hace, ni a mí ni a los estudiantes.

Y para colmo, otra derrama: se me sale la lavadora, y le hace una filtración al vecino de abajo, que ni Wikileaks. Para estar con el agua al cuello, ya sólo me falta que le pase lo mismo al vecino de arriba.



lunes, 29 de noviembre de 2010

2 Days in Paris


Viendo hoy una comedia "romántica" por así decirlo, 2 Days in Paris, escrita, dirigida y protagonizada por Julie Delpy, con Adam Goldberg como su parejo (aquí trailer en IMDb), y los padres de Delpy como los falsos suegros. No es peor que las de Woody Allen. Un cápol de francesa y norteamericano, neoyorkinos, pasan un par de días por París y allí atraviesan por la crisis que decidirá si se separan o se refuerza su relación. Al final pasa lo segundo, aunque toda relación de pareja parece precaria en esta película, sobre todo porque el humor se articula en torno a la promiscuidad de los franceses y de ella en particular. La francesa se encuentra sucesivamente con toda su colección de exes y le provoca un choque cultural al americano que creía que iba de liberal liberado por el mundo. Ella ve normal mantener una relación de amistad con los  X, Y, Z... Para él, si se rompe es adiós muy buenas radical y para siempre. Lo más divertido de la película aparte del culture shock  y choque de personalidades es cómo sus diálogos están la mitad en un francés (coloquial) que no entiende para nada el americano, con muchas de las escenas transcurriendo así en dos planos, o despertando suspicacias infundadas en el maromo, que de todo tipo de escenas hay. Pero el bilingüismo no la hace más fácil de seguir. 2 days in Paris

Podría ser ésta (quizá junto con Eternal Sunshine of the Spotless Mind) el modelo y arquetipo de película para estudiar eso que Giddens llama el tipo de relación amorosa típica de nuestra modernidad, el confluent love, la pareja que tiene que estar trabajando constantemente la comunicación para mantenerse a flote en una sociedad donde las relaciones personales amenazan con ser transitorias, no parejas con una presunción de duración sino una confluencia entre individuos que dura lo que dura el interés o beneficio que sacan uno de otro. El interés hay que trabajárselo, y el proyecto común dura lo que dura la voluntad de dedicación mutua a la "relationship".  Aquí parecen los dos vagamente antiniños, o al menos no muy interesados en la cuestión—más dedicados a mantenerlos a raya que a cimentar la pareja con ellos, por cierto... así que eso, muy sindromática de la generación peter pan, que ya andan cerca de los cuarenta pero siguen teniendo un trato estudiantil entre ellos, probablemente hasta que pete la relación. El mensaje explícito es que no se habían conocido de verdad, y que evitaban enfrentarse al pasado respectivo (o al de ella quizá)—que a París van no  a pasar unos días fantásticos sino a aprender, un tanto a su pesar, que una relación se debe basar en la aceptación y la confianza. En todo caso, mejor si vuelven esta pareja a NY, que está claro que muchos días más de París serían una tensión excesiva. Si quieren romper, siempre les quedará París. Ya decía T.S. Eliot que el hombre no puede soportar demasiada realidad—y es cierto que no puede, ni solo ni en compañía.





domingo, 28 de noviembre de 2010

(The Prominence of Tense,) Aspect (and Mood)

Un libro sobre aspectualidad verbal, de Bernard Comrie, Aspect (Cambridge, 1978, 1998):









Y otro sobre gramática general y tipología lingüística de D. N. Shankara Bhat, The Prominence of Tense, Aspect, and Mood (John Benjamins, 1999). Con Google
Books, quien no se hace una biblioteca de lingüística en el blog será porque no quiere.






Arropando al poder

Un centenar de empresarios influyentes le escriben al Rey, desesperados, reclamando una reforma total del sistema político, laboral, financiero y judicial. (Sobre este último, señalan que vivimos en una falsa democracia, pues no hay separación real de poderes por la sumisión del judicial al ejecutivo).

Obsérvese que puentean al presidente ZP, considerándolo inútil, o irrelevante, o quizá peor, un síntoma y agente de los males que desearían corregir.

¿Y qué hace ZP? Pues convocar en torno a sí a una colección de grandes empresarios, a que lo arropen, como diciendo "ven ustedes que a mí también vienen, que tengo mis empresarios"—invitándoles a que se hagan una foto con él y poco más.

Y van, oigan, bien mandadicos... Bueno, un par de ellos no tienen tiempo para pamemas, y mandan a un representante.

Teatrillo nacional. Cuando así están los nervios e inseguridades del presidente, y cuando han visto oportuno arroparlo en su desnudez, será que la cosa está mal. De momento, a seguir haciendo como que el Presidente está vestido. Y el Rey.

________

Ah, pero la cosa está que no se tiene ya. Después de la foto de buena armonía, se filtran opiniones a la prensa que dan la medida de la crisis: Que el estado del bienestar no es sostenible. Que las autonomías tal como están organizadas no son financiables. Que la clase política es un despilfarro sobre ruedas. Y entre las malas noticias, una buena: el grupo Prisa, el arropador tradicional, también está en crisis profunda, y ni siquiera es convocado a la reunión.




sábado, 27 de noviembre de 2010

Postgraduate Certificate in Narrative Research


Algunas universidades ofrecen ya programas interdisciplinares de estudios narrativos. Por ejemplo esta información que me llega a través de la lista de distribución del Centre for Narrative Research de la University of East London—sobre un curso de su programa de postgrado sobre investigaciones narrativas.

Narrative Force:
A groundbreaking module, unique in the world, examining Foucauldian and
Deleuzian approaches to narrative. By Distance Learning only. Spring 2011.
Module leader: Maria Tamboukou
Available for 2011 (February-May semester)
 
Narrative research is growing in popularity within academic social science,
cultural studies and applied social policy areas and is increasingly
significant in fields such as health studies, computer studies (particularly
in the development and theorization of narrative-based games), and
biographically-based art work.

Narrative Force focuses on elements of narrative research relating to
Foucauldian and Deleuzian analysis and covers topics such as

*    Foucault: narrative modalities of power
*    Deleuze and Guattari: narratives as force
*    Narrative desire
*    Time and narrative
*    Spatial narratives

*    Narratives and the political

*    Narrative research as embodied knowledge

The module will give you the opportunity to develop your knowledge and skills
in relation to your research interests and will feature online seminars and
tutorials where you will work closely with your colleagues and tutors.

This is the second module of the Postgraduate Certificate in Narrative
Research.

All course activities happen online and are facilitated within UEL Plus, the
UEL Virtual Learning Environment.

http://www.uel.ac.uk/dl/programmes/module_info/cert_narr_res.htm
 

Alternatively, contact the Distance Learning Advice Team on:
distance.learning@uel.ac.uk   / tel: +44
(0)20 8223 2564

Contact Maria Tamboukou, module tutor, for academic details:
M.Tamboukou@uel.ac.uk
 
***********************************************************************

The Narrative Research postgraduate programmes at CNR are uniquely
interdisciplinary. They draw on social sciences, humanities and arts
disciplines to provide advanced and comprehensive education and training in
narrative theories and methods. The programmes give students experience in
applying narrative concepts and analysis to diverse fields. They guide
students through the planning and performance of their own narrative
research. Masters and Diploma programmes also develop more general skills of
review, criticism and research, in the context of narrative work.

The programmes are taught by prominent scholars based at the Centre for
Narrative Research, an international leader in the field of narrative
research in the social sciences, arts and humanities. CNR also runs many
seminars, conferences and masterclasses, and hosts eminent international
visitors. Students are encouraged to participate in this wider research
community. Students from the programmes have gone on to MPhils, PhDs and
lectureships, careers in social work, teaching and psychology, and to work
with international NGOs, advertising agencies, management teams, and arts
organisations. Students have used their work in the programmes to write
reports, papers for publication in international peer-reviewed journals, and
a number of books.




Gobierno PSOE ladrón -con alevosía

Comunica CSIF más detalles sobre el recorte al cuadrado aplicado a los sueldos de los funcionarios, del cual ya hablamos.

El Proyecto de Ley Presupuestos Generales del Estado para el próximo año esconde un recorte adicional de los sueldos públicos para el próximo 2011, se trata de una rebaja sutil, incorporada en las pagas extras de junio y diciembre de 2011 y ha sido ocultada por el Gobierno.

Este Proyecto de Ley ha iniciado ya la tramitación en el Senado tras ser aprobado en el Congreso el 18 de noviembre.

recorte extras

Aquí sólo va el segundo recorte, el que han hecho de tapadillo. Y estos son los que decían que "regalaban" 400 euros a todo el mundo.

Mientras se recorta el sueldo a los propios empleados, incumpliendo convenios, y se vuelve a recortar, sin avisarles siquiera... mientras, digo, hay cuantiosos donativos a los gobiernos "amigos" como el de Bolivia, hace una semana. Ah, y para los bancos y cajas de ahorro, que tampoco son que yo sepa empleados del Estado, ha habido ayudas y avales pantagruelescos. Y condiciones especialmente ventajosas, y desgravaciones especiales, para los grandes desfalcadores.


viernes, 26 de noviembre de 2010

Do Not Go Gentle Into That Good Night


Años llevamos leyendo, y ocasionalmente comentando, este poema de Dylan Thomas. Hoy, también.

Do not go gentle into that
blizzard good night,
Old age should burn and rave at close of day;
Rage, rage against the dying of the light.

Though wise men at their end know dark is right,
Because their words had forked no lightning they

Do not go gentle into that good night.

Good men, the last wave by, crying how bright

Their frail deeds might have danced in a green bay,
Rage, rage against the dying of the light.

Wild men who caught and sang the sun in flight,
And learn, too late, they grieved it on its way,
Do not go gentle into that good night.

Grave men, near death, who see with blinding sight
Blind eyes could blaze like meteors and be gay,

Rage, rage against the dying of the light.

And you, my father, there on the sad height,
Curse, bless, me now with your fierce tears, I pray.
Do not go gentle into that good night.
Rage, rage against the dying of the light.




La carta abierta a Pío Moa


Un incidente universitario.  Según Pío Moa, y según sus abucheadores.


jueves, 25 de noviembre de 2010

Treinta y cinco años vendiendo el país

Me pasan este powerpoint con una panorámica sobre la situación del Sáhara ex-pañol. Y le añado yo una notita sobre la situación política con respecto a España. 

El acuerdo de Madrid de 1975 fue traicionero e ilegal. Nada en las leyes españolas (que eran como eran) autorizaba al gobierno a ceder parte del territorio nacional, con su población, a una potencia extranjera. Semejante acuerdo, que hubiera sido ilegal y constitutivo de alta traición en una España constitucional, era igualmente insensato e imposible bajo las leyes franquistas. En sus propios términos, con la misma razón hubieran podido ceder las Canarias a una Flota Verde, o Andalucía entera, por qué no. El Jefe del Estado (en funciones) ya recordarán quién era, y quién sigue siendo, estos treinta y cinco años.  Arias Navarro, que llevaba la presidencia del gobierno, en ningún momento se vio desautorizado en sus acciones. Más bien se premió su gestión con grandes cruces y medallas. Pero esto era el franquismo, o el postfranquismo si se quiere. Vale...

... Lo malo es que el gobierno español, y su rey por delante de él, constantemente ha venido manteniendo, refrendando y dando por bueno, hasta hoy mismo, ese acuerdo ilegal y que ha sido desautorizado por la ONU.  Ayer mismo podía declarar la ministra de exteriores "socialista", tan pancha, que no se podía decir que el Sáhara hubiese sido ocupado militarmente por Marruecos, porque la ocupación era fruto de un acuerdo entre las naciones. Al parecer, la ministra y el gobierno al que representa sigue dando por bueno ese acuerdo.

En los abrazos y amistad e intereses que nos unen al Primo del Sur, al más alto nivel de ministerio para arriba, mejor ni entro. Lo que se ve y se sabe ya es bastante público y notorio, la amistad inquebrantable—y de lo que no se puede hablar, consúltese a Wittgenstein.  Esto, con un país que se ha llevado un tercio de lo que era el territorio nacional en 1975. Oye, y tan felices.

¿Que no se lo llevó? ¿Que se lo dimos? Ah.... o sea que se lo dimos. ¿Y quién se lo dio, mal dado, y quién se lo sigue dando cada vez que abre la boca?

La actitud de España abandonando el Sáhara a Marruecos fue de una abyección y cobardía tal como pocas veces se ha visto en los anales de la historia. Sería, de acuerdo, una decisión "franquista" (aunque para nada "de Franco"), pero es una decisión que nunca ha sido revisada ni condenada por ninguna moción parlamentaria—en treinta y tantos años de democracia. No digo que sea responsabilidad del rey, porque según la ley
el rey siempre ha sido irresponsable. Aquí se comenta otro aspecto de este  asunto. Pero tampoco se ha corregido ni enmendado esa actuación. Será entonces que se da por buena, ¿no? Una cosa será lo que diga la gente por la calle, que dice de todo, y otra lo que va a misa en las decisiones de sus gobernantes. Los gobernantes españoles siguen dando por buena la cesión a Marruecos "para que administre". Con lo cual, mientras con la boca pequeña se mantiene la petición de descolonización de la ONU, por la vía de los hechos se impide reconocer a Marruecos como un ocupante militar de territorio conquistado.

Y la ONU, que pide la descolonización del Sáhara, también es falsaria, a su manera, como todo el mundo en esta cuestión. Porque la ONU está entretenida en una situación virtual que no existe—que si el censo de 1975, que si el referéndum, que si es España responsable— y entretanto, no reconoce tampoco la realidad de los hechos. Que España no pinta nada en el Sáhara, que abandonó vergonzosamente sus derechos y responsabilidades ni se sabe por qué—y que el único responsable y ocupante colonizador del territorio es Marruecos. Meter a España de por medio, o convertirla en tercero en discordia, es sólo hacerle el juego a Marruecos, pues por debajo de la aparente disensión hay una entente cordial (o poco cordial, pero una entente) entre España y Marruecos. España y sus supuestas responsabilidades son allí sólo una fantoche que se utiliza para marear la perdiz y no reconocer la realidad de cómo son las cosas. Quien ha ocupado militarmente el Sahara, y quien tiene la única responsabilidad de descolonizarlo, es Marruecos. Y si no vayan allí y miren—yo desde aquí lo veo.




Artículos al CNR


O sea, el Centre for Narrative Research, de la University of East London. A cuya codirectora le escribo en respuesta a la circular de abajo:

Dear Corinne Squire:

I would like to suggest a few links for your "forthcoming and draft papers" page on the CNR.

Linkterature: From Word to Web
http://ssrn.com/abstract=1025231

"Acritical Criticism, Critical Criticism: Reframing, Topsight, and Critical Dialectics."
http://ssrn.com/abstract=1259696

"Rereading(,) Narrative(,) Identity(,) and Interaction."
http://ssrn.com/abstract=1638145

"Narrating Narrating."
http://ssrn.com/abstract=1626876

"Understanding Misreading: Hermeneutics of Retrospective Rereading"
http://ssrn.com/abstract=1625285

"The Poetics of Subliminal Awareness"
http://ssrn.com/abstract=1638969

The above papers are in English. Here follows a link to the SSRN page with my papers. Many of the papers are in Spanish, but there are some in English:
José Angel García Landa's papers:
http://papers.ssrn.com/sol3/cf_dev/AbsByAuth.cfm?per_id=889468

Please include any of these links as you see fit.

Best regards,

Jose Angel García Landa
University of Zaragoza (Spain)


El 24/11/10 17:15, Corinne Squire escribió:
> Dear listmembers,
>
> You may know that we have a 'forthcoming and draft papers' page on the CNR
> website. It's a popular and well- used feature of the site.  It showcases
> papers on narrative that have been published in a later form in a
> peer-reviewed journal or book, or that have been given a 'light touch' review
> by CNR members and advisors.
>
> We are hoping to add some more papers this year. If you'd like to submit
> papers for the page, please can you send them to me by December 17?
>
> We're also going to add links to relevant papers that are now available
> through institutional repositories, so if you have papers about narrative
> research that can be accessed in this way, you're welcome to send us the
> URLs.
>
> Best wishes, Molly Andrews, Corinne Squire, and Maria Tamboukou (codirectors)
>
>
> Professor Corinne Squire
> Codirector, Centre for Narrative Research
> School of Social Sciences, Media and Cultural Studies
> University of East London, Docklands Campus
> 4-6 University Way, London E16 2RD, UK
> c.squire@uel.ac.uk
>
> http://www.uel.ac.uk/ssmcs/staff/squire-corinne.htm 



_____
 


PS: Por lo que veo, por fin han incluido el enlace a mi página de artículos del SSRN, en esta página.



Me citan sobre Narratología. Y escepticismo


Ha salido hace poco la edición inglesa de Elemente der Narratologie  -- una obra de Wolf Schmid que había tenido una primera edición en ruso, Narratologija (2003), revisada luego y expandida en las ediciones alemana e inglesa. En inglés se titula Narratology: An Introduction, y está publicado por Walter de Gruyter. Es una introducción panorámica a los conceptos narratológicos, por uno de los más autorizados y solventes narratólogos alemanes. Es una suerte que la editorial haya contado conmigo para enviarme uno de los ejemplares, y desde aquí lo recomiendo a quien quiera saber más sobre teoría de la narración.

Not least, porque Wolf Schmid conoce mis escritos sobre narratología. Algo menos frecuente de lo que debería ser, en su caso maneja con soltura la literatura de diversos idiomas, y cita en diversas ocasiones (y siempre para bien, por lo que veo) mi libro Acción, Relato, Discurso, situándolo entre los principales estudios metateóricos sobre estas cuestiones.

Así que, en este sentido, estamos de enhorabuena, mientras mis citadores, pocos ciertamente, sean tan selectos como éste. Siempre es mejor esto, que no que te citen cien mil para ponerte a caldo. O que te alaben cien mil ignorantes, caso más frecuente aún, cuando uno alcanza la popularidad.

_______

Otra pequeña noticia sobre mis escritos: hace unos días subí al SSRN mi último artículo, una lectura-reseña-comentario de Historia del tiempo de Stephen Hawking. Ayer me comunicaban que había sido un poco leído y que había llegado al top ten de artículos recientes populares en varias de sus revistas y listados:

Dear Jose Angel Garcia Landa:

Your paper, "Stephen Hawking's Brief History of Time: A Narrative Perspective (Perspectiva Narrativa Sobre Historia del Tiempo, de Stephen Hawking) (Spanish)", was recently listed on SSRN's Top Ten download list for CSN: General Cognition in Mathematics, Science, & Technology (Topic), Cognition in Mathematics, Science, & Technology eJournal, Epistemology eJournal, PRN: Physical Sciences (Topic), PRN: Skepticism (Topic), and Philosophy of Science eJournal.

Bueno, otra cosa no seré—pero interdisciplinar, parece que no me quedo corto, ¿eh? En la sección de Escepticismo, por cierto, estoy en el all time hits... en la primera semana.

Y hoy le suman otro pequeño top ten más:

Your paper, "Stephen Hawking's Brief History of Time: A Narrative Perspective (Perspectiva Narrativa Sobre Historia del Tiempo, de Stephen Hawking) (Spanish)", was recently listed on SSRN's Top Ten download list for CSN: General Cognition & Culture (Topic). As of 11/25/2010, your paper has been downloaded 16 times.

Hasta los cien mil lectores informados o desinformados, aún me faltan unos pocos...

Theorizing Narrativity

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Corrupción en las oposiciones


En muchas oposiciones se oye hablar de favoritismo o de corrupción.  En la universidad son estructurales y endémicos, sobre todo después de las continuadas reformas para asegurar la endogamia (bajo el manto de la "autonomía universitaria"). Me llega este correo que difundo de la Plataforma contra la corrupción y el acoso en la Universidad pública. Difundan y firmen, si lo estiman oportuno—aunque en mi opinión esto no lo va a arreglar nadie, y menos aún el corrupto Tribunal Constitucional.

Asunto: Grave sentencia contra nuestros derechos en procesos selectivos de contratación

Si usted tenía sospechas que en algún ayuntamiento o en otras administraciones hubiera algún favorito para ser contratado, ahora quien tenga un enchufe tiene al camino mucho más fácil. El Tribunal Supremo acaba de dictar LA SENTENCIA FRANQUET que, entre otras cosas, permite que los miembros del tribunal de la oposición sean colaboradores profesionales de los concursantes. Los demás sólo podrán quejarse a la justicia si logran demostrar que esta amistad es ÍNTIMA (¿cómo se demuestra eso? ¿con una cámara oculta en una cama?).

Además, hasta ahora la ley permitía que el opositor pudiera grabar la oposición por si se detectaba en ella alguna irregularidad pero LA SENTENCIA FRANQUET PERMITE CENSURAR LA FILMACIÓN DE CUALQUIER ACTO PÚBLICO SIN NINGUNA MOTIVACIÓN (no hace falta que haya un desorden, sólo con que el presidente del acto lo diga).

Si quiere ver la exhibición de prepotencia que el Tribunal Supremo ha convertido en LEGAL, siga este enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=CDYzJl__itw
Le rogamos que visite www.corruptio.com y dé el máximo apoyo y la máxima difusión a esta noticia por lo trascendental que va a ser para el derecho a la información de los españoles a partir de ahora. Igualmente le pedimos que apoye la iniciativa de amparo ante el Tribunal Constitucional que estamos realizando por suscripción popular.

Si el Constitucional nos niega su amparo ante la SENTENCIA FRANQUET, nuestros derechos se equiparan a los de los súbditos de cualquier estado totalitario, donde sea legal la censura de la información a la ciudadanía, aun siendo un acto público.

Ayúdenos y ayúdese a usted mismo: son sus derechos fundamentales los que han sido mermados sin ningún escrúpulo. Está en su mano impedir que esta sentencia sea firme.

Gracias por su colaboración,

Plataforma contra la corrupción y el acoso en la universidad pública
www.corruptio.com



De muerte súbita

De muerte súbita se muere siempre. Para algunos, aún es más súbita, y para las personas que los querían. Así ha muerto esta "vecina de Baiona", allí en Galicia. Era amiga de Beatriz desde hace veinticinco años.

Una vecina de Baiona muere arrollada en un paso de peatones y su marido resulta herido

Una furgoneta conducida por un operario de la construcción portugués la arrastró más de 16 metros

Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
El cuerpo de la fallecida, tapado sobre la calzada, momentos después del accidente.  // Nick
El cuerpo de la fallecida, tapado sobre la calzada, momentos después del accidente.
 
NELI PILLADO - BAIONA Tres muertos en accidentes de tráfico en una jornada luctuosa en Galicia. Una mujer falleció arrollada en un paso de peatones en Baiona, un hombre al precipitarse con su coche al mar en la localidad coruñesa de Cee, y un tractorista de 75 años en Cortegada (Ourense).
El municipio pontevedrés de Baiona registró un trágico accidente con el resultado de una mujer fallecida. María José G.D., vecina de la localidad y de 51 años, perdió la vida tras arrollarla una furgoneta portuguesa en un paso de peatones de la Avenida de Sabarís ubicado frente a un hipermercado.
Sucedió cerca de las nueve y media de la noche. La fallecida cruzaba acompañada de su marido cuando la furgoneta –una Citroën C-15 con matrícula TX 78-63–, conducida por un trabajador de la construcción de nacionalidad portuguesa, la arrolló y la arrastró 16 metros por la calzada, según informaron agentes de la Policía Local de Baiona que acudieron al lugar junto a varias patrullas de la Guardia Civil y dos ambulancias.
Los sanitarios trataron de reanimarla con masaje cardíaco durante casi media hora, pero ya no pudieron hacer nada por salvarla, por lo que certificaron su muerte y alertaron al juez de guardia para que procediese al levantamiento del cadáver, pasadas ya las once de la noche.
Durante casi dos horas, la Avenida de Sabarís permaneció cortada al tráfico en sentido Vigo ante el amplio dispositivo policial y de emergencias desplegado en la zona.
Agentes de las fuerzas de seguridad investigan las causas del accidente, aunque todo apunta a un exceso de velocidad, según indicaron en el lugar, donde no se apreciaban marcas de frenada. Según las comprobaciones de los efectivos, las ruedas del vehículo estaban totalmente gastadas. Al conductor, que salió ileso, no se le practicó la prueba de alcoholemia en un primer momento, dado que acababa de terminar su jornada laboral en una obra próxima, concretamente en un edificio en construcción en el barrio de Santa Marta.
El marido de la fallecida sufrió pequeños rasguños en una mano y fue atendido allí mismo por el personal sanitario y por el psicólogo de la Mancomunidad do Val Miñor ante el estado de shock que sufría después de presenciar el atropello.

Conmoción

El suceso generó gran conmoción en Baiona, especialmente entre la comunidad escolar del Instituto de Ensino Secundario Primeiro de Marzo, donde el marido de la fallecida, Ruperto Nogueira Bordas, imparte clases y es jefe del Departamento de Matemáticas. La pareja reside en la céntrica calle Cuba de la localidad, en la urbanización de Los Tendales. Además de lamentar lo ocurrido, testigos del accidente y curiosos apuntaban a la falta de visibilidad del paso de peatones como uno de los posibles factores causantes del mismo. La velocidad está limitada a 40 kilómetros por hora.

Así moriremos todos, quizá—de muerte muy súbita, y si no, de muerte súbita. No preguntes por quién doblan las campanas, ni a quién atropella la furgoneta. A todos nos atropella un poco, antes de atropellarnos más.


Trabajando (a ratos) en Georgetown

narrative wiki
Georgetown es la universidad jesuítica ésa de Washington—la del príncipe Flip y del amigo americano Ansar. Me acuerdo que hace veintitantos años intenté entrar en Georgetown a hacer un máster, sin costeármelo yo, claro, que no gano bastante: les pedí una beca, y no me admitieron, lástima.  Pero bueno, rondé a tantas universidades anglófonas... Me dieron una beca Stevenson, para la universidad de Edimburgo, y también me dieron una beca en la universidad de Rochester. (Derivando a un inciso, aquí puede leerse la curiosa biografía de John Wilmot). A éstas renuncié, por coger una beca mejor situada y dotada: una beca Fulbright en la Universidad Brown, de Providence, Rhode Island, también cara de la muerte y con un caché Ivy League que ya quisiera tener Georgetown.

Sin embargo, azares de la vida, a ratos voy volviendo por Georgetown. Pues este garciala es el que más trabaja en el wiki de la International Society for the Study of Narrative, que también se encuentra allí virtual o realmente ubicado. He puesto en la página de la ISSN varias bibliografías sobre conceptos de teoría narrativa. No son las bibliografías más grandes que he hecho, pero hay un límite en el wiki.

Y aparte, no vale la pena tampoco pegarse veinte años haciendo una bibliografía: últimamente prefiero desgranar muchos documentos pequeños mejor que uno grande. Donde no hay mucho criterio, vale lo mismo un trabajo que lleva un par de días, lo mismo digo,  que uno que te cueste veinte años. Los dos son equiparables: una línea de currículum, o sea, cero puntos.



V


V de: "Vaya, parece que hemos ganado una larga batallita..."

pibin



martes, 23 de noviembre de 2010

Formando empleados bien integrados

Un artículo que reproduzco de Ibercampus: ¿qué cualidades de los universitarios se valoran y cuál no para la integración en el mundo laboral?

Lo que parece desprenderse de este estudio es lo siguiente: lo que se solía entender por una formación universitaria sólida y por "una buena cabeza" no prepara bien para lo que se aprecia o se necesita en la empresa. Ni creatividad ni curiosidad intelectual, ni precisión en el trabajo, ni visión global de las cuestiones, ni integridad intelectual y moral, ni capacidad para el pensamiento y el trabajo independiente... no. Tampoco el respeto al tiempo de los demás. Ni la larga experiencia y sabiduría que sólo da la edad, cuando la da.

Prima más, parece, la capacidad de adaptarse que la formación exhaustiva en un área. Y también se aprecia la voluntad de triunfar en la compañía, la adaptación al medio ambiente o camuflaje adecuado, la capacidad de someterse al trabajo en equipo, tener buen rollito con los demás del grupo, en buena compañía-- y mucha flexibilidad y cintura, y orientar las velas según sople el viento. Y juventud y gomina y teléfono móvil, y un optimismo no sabemos si justificado o no.

Bueno, la universidad va cambiando, y adaptándose a los tiempos. Seguro que, tras unos años en un equipo de investigación, o en un proyecto de innovación, el personal universitario estará mucho mejor entrenado en estas nuevas habilidades--y habrá abandonado algunas de las antiguas, si las tenía. Y estará listo el Empleado para ocupar su puesto en una empresa, y trabajar allí en equipo, a lo que manden las circunstancias y el jefe. Hala, a hacer carrera. Que la empresa no necesita ni profesores, ni doctores, ni críticos.

Y, a todo esto, entre tantos clientes y empleados, la Universidad--¿dónde se queda?

Es lógico que la empresa busque ciertas destrezas adecuadas a sus intereses y al mercado. Pero la Universidad no puede confundir sus prioridades con las del vecino.

Aquí el informe en cuestión:
double dummy

    Informe

¿Cómo es el universitario perfecto para las empresas españolas?
ibercampus.es     17 de noviembre de 2010 

Si piensas que las notas obtenidas durante tu etapa universitaria son la información más relevante para una empresa a la hora de contratarte, estás muy equivocado. Por encima de estos datos está principalmente la experiencia laboral adquirida mientras se cursa la carrera y habilidades tales como capacidad de adaptación y aprendizaje y trabajo en equipo.        

Son algunas de las conclusiones de un estudio elaborado por el Instituto Trendence, especializada en el desarrollo de investigaciones en el ámbito universitario y laboral. El informe, bautizado como Campus 360, se ha confeccionado en torno a los resultados de una encuesta online realizada entre los seleccionadores de personal de las compañías que mayor número de jóvenes titulados contratan en 20 países de todo el mundo, incluido España, y que publica el diario Expansión.

Las empresas de nuestro país le ponen una media de un 6,5 sobre 10 a la preparación de los jóvenes graduados. El país más satisfecho con sus titulados es Suiza –con una nota del 7,6– y sólo las compañías japonesas suspenden a sus universitarios, a los que califican con un 4,9.

Candidato ideal

Los resultados en España dibujan el candidato perfecto por el que las empresas suspiran: un joven hábil para trabajar bien en equipo (considerado factor esencial para que triunfen en la compañía para el 71% de los encuestados), con una actitud flexible y con capacidad de adaptarse a las circunstancias (65%), con facilidad de aprendizaje (59%), con habilidades comunicativas y para las relaciones personales (46%), que sean entusiastas y tengan una actitud positiva (42%), y que sean organizados y sepan marcarse prioridades (35%).

Hay algunos resultados un tanto sorprendentes cuando se observan los factores a los que menor importancia conceden los empleadores de nuestro país. Sólo el 17% de los sondeados considera un factor esencial de éxito profesional las habilidades para trabajar de manera independiente y autónoma, y la capacidad analítica y la visión global sólo son destacadas por el 28%.

Las facetas menos valoradas como factores esenciales de éxito en la empresas, calificadas como esenciales por menos del 17% de los encuestados, son la puntualidad y el respeto por el tiempo de los demás, el autocontrol y la cortesía, el espíritu emprendedor, la precisión y la atención al detalle, la curiosidad y la creatividad, y la integridad y los principios éticos.

También destaca entre los resultados de esta encuesta que sólo el 15% de los responsables de selección de las empresas creen que las calificaciones académicas durante la carrera universitaria son la información más importante en el currículo del candidato a un empleo.

La gran mayoría, el 66%, prima la experiencia laboral que haya ido adquiriendo durante sus años universitarios, el 55% valora el área de especialización que ha cursado, y es de destacar que un importante 52% tiene en cuenta la institución en la que ha estudiado. Llama la atención que este último aspecto es menos valorado en el resto de los países, con una media del 30%.

Un escaso 8% dan importancia a otros aspectos personales que suelen ser incluidos en el currículo, como sus aficiones o la militancia en asociaciones estudiantiles. Aspectos sin embargo mucho más valorados en otros países como Japón, Canadá, Bélgica, Suecia, Holanda y Reino Unido.

Fuente: Expansión



lunes, 22 de noviembre de 2010

Infiltrados (The Departed)

Viendo por fin Infiltrados (The Departed), la aclamada película de Martin Scorsese. Con excelentes actuaciones de Jack Nicholson, en uno de sus satánicos papeles, Matt Damon, Leonardo DiCaprio... y Martin Sheen, que es la segunda película suya que veo este fin de semana. 

El argumento, ya se sabe: "dos hombres en lados opuestos de la ley están infiltrados en la Policía Estatal de Massachusetts y en la mafia irlandesa, pero hierven la violencia y la sangre derramada cuando se descubren cosas,  y se envía a los topos a averiguar la identidad de su enemigo".
the departed
Es pues una película de espías, que se adentra bastante terreno en la paradoja del espía. A saber: la identidad es un constructo basado en la interpretación de un rol, y la identidad del espía, más. La identidad del individuo está garantizada por el grupo: la identidad social o profesional, por el círculo inmediato, familia, amistades y círculo laboral del sujeto. El espía infiltrado en un círculo adquiere una identidad provisional que superpone a la suya "auténtica". Pero un buen espía debe ser un infiltrado total, es decir, ser parte activa de la organización o círculo en el que se inflitra, y trabajar para él tanto como para quien le envía a espiar. Por eso el espía tiende por definición al caso del agente doble, y triple, y cuádruple—según cuál sea la maniobra informativa en concreto para la cual esté utilizando los recursos de que dispone provenientes de cada una de sus dos identidades básicas. Esta tendencia se agudiza si su identidad originaria o básica es dudosa, endeble, problemática o inestable—caso frecuente que tal vez le haya llevado a convertirse en espía, to begin with.  La amenaza de recursión al infinito, o de reducción al absurdo del papel del espía, es lo que podemos llamar la paradoja del espía.

Este es el tema de la película y de su original del cual es un remake, la película de Hong Kong Asuntos infernales (2002). Pero dice Roger Ebert que "I am fond of saying that a movie is not about what it's about; it's about how it's about it. That's always true of a Scorsese film." ("Me gusta decir que una película no va sobre lo que va, sino sobre la manera en que va sobre lo que va. Eso siempre es cierto sobre las películas de Scorsese"). Aquí vemos las vidas paralelas de dos chavales del barrio pobre de irlandeses en Boston. Vemos cómo los dos crecen para volverse infiltrados, uno en la mafia, el otro en la policía.
Colin Sullivan (Matt Damon) y Billy Costigan (Leonardo DiCaprio) compiten en desenraizamiento, en habilidad a la hora de mantener su doble juego, y en capacidad de intriga para atrapar a su sosia o imagen especular. También compiten en la historia sentimental como amantes de la misma psicóloga (con poca psicología aplicada, ella) y, símbolo de la intercambiabilidad o precaria identidad que los une, serán los dos (o quizá sólo uno de ellos) padres del niño de su chica. El juego doble del adulterio se cruza aquí con el de la falsa identidad, y tampoco la psicóloga Madolyn sabe muy bien a qué juego está ella jugando.

El juego del espionaje genera de por sí infiltración y agentes dobles, y ninguna organización está inmune. Se crean divisiones internas, suspicacias entre agentes, al saber que hay un inflitrado, pero también al saber que hay unidades especiales con información privilegiada: los policías son espiados por policías, y de hecho esto lo utilizará Colin Sullivan (encargado de "encontrarse a sí mismo" en la policía) para seguir la pista a Costigan, a través del capitán Queenan (Martin Sheen) que fue quien le reclutó para el trabajo.

Un par de buenos párrados de la reseña de Roger Ebert:


"La tensión de la historia, que es considerable, se basa en la naturaleza humana. Tras varios años, ambos hombres llegan a identificarse con los hombres a los que engañan, y a desear su aprobación. Esto puede ser una variante del síndrome de Estocolmo: de hecho, lo vemos todos los días en políticos que se consideran servidores públicos aunque de hecho son ladrones. Si vas a ser un gángster convincente, tienes que estar preparado para cometer crímenes. Para ser un poli convincente, tienes que estar preparado para atizarles a los malos, incluso a algunos que conoces. Protege a tus auténticos jefes, y te harás sospechoso. Infiltrados da una vuelta más de tuerca porque tanto uno como otro sólo es conocido por unos pocos de los hombres del bando para el que trabaja. Si matan al jefe de Billy Costigan, al capitán Queenan, ¿quién puede testificar que Billy es en realidad un policía?
    A este círculo vicioso se le añaden unas ingeniosos niveles adicionales con los artefactos modernos de los teléfonos móviles y los ordenadores. Cuando se cruzan las trayectorias de los dos infiltrados, como acaban por hacer, ¿terminarán a uno y otro lado de la misma llamada telefónica? Cuando los polis sospechan que tienen un informador entre ellos, ¿qué pasa si le asignan al informador que se encuentre a sí mismo? Las trampas y traiciones de la vida encubierta quedan dramatizados en uno de mis momentos favoritos, cuando le dicen a uno de los personajes: "Te di la dirección equivocada. Pero fuiste a la que era".

Y una nota sobre la reflexividad inherente a las películas de espías: vemos actuación sobrepuesta sobre actuación, una espesa capa de láminas de significado, como en las comedias de Shakespeare cuando hay teatro dentro del teatro, o cuando (en Twelfth Night o en As You Like It) hay travestismo complejo, y un muchacho interpreta el papel de mujer disfrazada de hombre. La duda sobre la sustancia de la identidad acecha:

"Hemingway decía que si te sientes bien después, has hecho bien, y si te sientes mal es que has hecho mal. Colin y Billy se sienten mal todo el rato, y así sus vidas suponen una actuación que es una mentira. Y esta es la clave para las interpretaciones de DiCaprio y Damon: por la naturaleza de las películas creemos que la mayoría de los personajes actúan o hablan por sí mismos. Pero virtualmente en cada momento de esta película, excepto en unas pocas escenas clave, ellos no lo hacen. Los dos actores transmiten este conflicto interno atormentador de de modo que lo notamos y sentimos, pero no lo vemos—no van agitando banderas para llamar la atención sobre sus engaños" (Ebert).

Uno de los límites ideales de la paradoja del espía se da cuando (una vez destruido su anclaje secreto y precario en la organización que lo envió), el espía se encuentra abandonado en tierra enemiga, que es donde tiene ahora la identidad más sólida. Como el Enrique Cuarto de Pirandello, atrapado en su propio juego y obligado a seguir interpretando para siempre el papel que creía que podía interpretar—la máscara ahora pegada a la piel, y convertida en nueva cara.La tentación aquí es, pues, la inversión de papeles– muerto el satánico capo Frank Costello, y toda su banda—y una vez eliminado su alter ego o mala conciencia de un sorprendente tiro en la frente que le dan sus "compañeros", Colin Sullivan puede pasar ahora por un agente limpio y recto—en caso de que algo se descubra de sus trapicheos, siempre podrá decir que era un infiltrado en campo enemigo.  Peligra la identidad delincuente de Sullivan, igual que peligraba la identidad policial de Costigan debido al carácter secreto de su misión, que lo desvinculaba de casi todos los policías. La identidad es un sistema de información, y lo esencial es asegurar su coherencia. Si ciertos anclajes se eliminan, la coherencia de la identidad del espía puede verse súbitamente alterada. Y parece que esa va a ser la resolución de la película, pero hay un hilo suelto, claro—Colin Sullivan no ha matado a su novia, aunque Costigan le ha revelado a ella la secreta identidad criminal de Colin. Y quizá no la ha matado porque (con ella) no está actuando al cien por cien, sino sólo al cincuenta por cien (como hace ella con él, por otra parte, otra infiltrada). Y quizá o quizá no es ella la que contacta con el último peón suelto, el teniente del servicio secreto, socio del difunto capitán Queenan—que sin dar mucha conversación sorprende a Sullivan y le vuela la cabeza sin darle tiempo a resolver sus crisis de identidad. Muertes simétricas, también, con la de Costigan.

Con lo cual este último policía-sorpresa (Mark Wahlberg) se convierte, claro, en un asesino de policías (aunque fuese de un policía falso, no se sabía) y en un vigilante que es a la vez policía, juez y ejecutor. Una figura quintaesencialmente americana, claro—el justiciero fuera del sistema. Porque el sistema genera su propia corrupción, y su propia imagen especular o negativa, su alter ego indeseable. Y cuando no lo hace por extrusión, lo hace por intrusión. El funcionario corrupto, el político corrupto, son a la vez probos ciudadanos, y también son infiltrados más o menos activos, enviados por sí mismos,  o activados en momentos clave por sus redes de contactos para mover un papel que no moverían en otras circunstancias, o para aplicar una ceguera selectiva y puntual. Y volver luego a ser quienes eran, o quienes creen que son.


the departed
Otra película sobre infiltrados y sobre la paradoja del espía que he comentado antes por aquí es Lobo, de Miguel Courtois, que va sobre la infiltración en un comando etarra del famoso agente doble que respondía (o no) a ese alias. Y otra más es Munich de Steven Spielberg, sobre los terroristas antiterroristas de los servicios secretos israelíes.

Sobre la manera en que los secretos a la vez constituyen parte importante de la realidad y a la vez hacen inestable la realidad, puede leerse el artículo "Secretos, anagnórisis, retrospección, realidad". Pero sobre la lógica o doble lógica del espionaje, y de los juegos de estrategia y simulación a que conduce, hay que leerse (y es imprescindible) el libro de Erving Goffman Strategic Interaction. Aquí hay un comentario parcial: "Teoría paranoica de la observación mutua". Infiltrados va más allá de la mera película de espías, pues la inseguridad del yo alcanza límites metafísicos y analíticos. Llega a la categoría de película goffmaniana. Y también es más cosas, y tiene otras facetas, como todo el mundo.





Excelente explicación de la crisis

Presentación del libro de Alberto Recarte El desmoronamiento de España.  Aún lo veo yo optimista, a Alberto Recarte, en algunos aspectos. Pero id temblando... que esto aún está empezando.













miércoles 24 de noviembre de 2010

¡Que vieeeneeee...!

Recibido por email:

¡QUE VIEEENEEEEEE!


zp que viene



A ver cuándo pasa de largo de una vez.






domingo, 21 de noviembre de 2010

The Way

Ayer nos vemos no una, sino dos películas sobre el Camino de Santiago, probablemente un exceso. En la tele, echaban una alemana, Te acompañaré hasta el fin del mundo—sobre una mujer en una crisis matrimonial. Hará el camino de Santiago con su padre, y éste muere durante el camino. La hija lleva sus cenizas hasta Finisterre, y las esparce al viento.  Aunque su marido va a esperarla a Santiago, decide divorciarse a la vuelta, y reanudar su vida consigo misma, y sus hijos, en casa del padre.  En el camino se revive la vida, se repasa lo hecho, se cuestiona y se reelabora la identidad personal.

La otra película, The Way, de Emilio Estévez, la estrenaban esta semana. Muestra a un padre sesentón, Tom (Martin Sheen, padre del director—e hijo de gallego) saliendo de su rutina profesional, al decidir completar el camino de Santiago en lugar de su hijo (Estévez), que murió por accidente justo al empezarlo. Con el hijo no se llevaba, pero ahora lo entiende mejor y también reorienta su manera de vivir. El camino lo comparte con un grupo de peregrinos, a los que va revelando a regañadientes lo que está haciendo, a medida que se lo revela a sí mismo. Entre ellos, la mujer con la que no ligará—una canadiense, maltratada por su marido y divorciada ahora. Viene a dejar de fumar, dice, y también a expiar remordimientos por haber abortado a la hija que podía haber tenido. Cosas que le pasan a la gente, vamos. Llegan a Santiago, ven la catedral, en una escena entre la rutina cotidiana y lo trascendental. También van a Muxía (por consejo de un gitano), y allí echa Tom en la orilla las cenizas de su hijo que ha venido transportando. En cuanto a la canadiense, no dejará de fumar, pero algo hace, aparte de andar mucho. Tom también cambiará de vida—trabajará menos y viajará por el mundo. La película tiene un toque de promoción turística para americanos, pero también es iniciática, retrospectiva y epifánica.

Ninguna de las dos películas es específicamente católica ni cristiana—y es que el simbolismo de la vida como camino trasciende a las religiones. Es una manera de enfrentarse a la vida, y a la muerte simbólica como llegada. Supongo que antes de que hubiese Santiago, ni Prisciliano, hubo quien siguió el sol no hasta Santiago, sino hasta Muxía o hasta Finisterre, y vio allí el fin del mundo, y volvió para contarlo. Y también hay quien tiene literalmente que echar a andar para salir de una situación de bloqueo emocional. Si quieres pensar algo dos veces, reconsiderarlo, da un paso atrás—con los pies, digo. Y si quieres salir de la situación en la que estás, echa a andar. Al parecer funciona.

Como reseña de las películas sobre el camino, podría servir este trocito de Pilgrim's Progress,  de John Bunyan, del episodio "Christian and Hopeful in Doubting Castle", cuando a los protagonistas prisioneros los tienta el gigante Desesperación con el suicidio, como única salida de la prisión en que los tiene atrapados.

Now, night being come again and the giant and his wife being in bed, she asked him concerning the prisoners, and if they had taken his counsel: to which he replied, They are sturdy rogues; they choose rather to bear all hardships than to make away with themselves. Then said she, Take them into the castle yard to-morrow, and show them the bones and skulls of those that thou hast already dispatched, and make them believe, ere a week comes to end, thou wilt tear them in pieces, as thou hast done their fellows before them.camino
     So when the morning was come, the giant goes to them again, and takes them into the castle yard, and shows them as his wife had bidden him. These, said he, were pilgrims, as you are, once, and they trespassed on my grounds, as you have done; and, when I thought fit, I tore them in pieces; and so within ten days I will do you. Go, get you down to your den again. And with that he beat them all the way thither. They lay, therefore, all day on Saturday in a lamentable state, as before. Now, when night was come, and when Mrs. Diffidence, and her husband the giant, was got to bed, they began to renew their discourse of their prisoners; and, withal, the old giant wondered that he could neither by his blows nor counsel bring them to an end. And with that his wife replied, I fear, said she, that they live in hopes that some will come to relieve them; or that they have picklocks about them, by the means of which they hope to escape. And sayest thou so, my dear? said the giant. I will therefore search them in the morning.
     Well, on Saturday, about midnight, they began to pray, and continued in prayer till almost break of day.
     Now, a little before it was day, good Christian, as one half amazed, brake out into this passionate speech: What a fool, quoth he, am I thus to lie in a stinking dungeon, when I may as well walk at liberty! I have a key in my bosom, called Promise, that will, I am persuaded, open any lock in Doubting Castle. Then said Hopeful, That is good news: good brother, pluck it out of thy bosom, and try.
     Then Christian pulled it out of his bosom, and began to try at the dungeon door, whose bolt, as he turned the key, gave back, and the door flew open with ease, and Christian and Hopeful both came out. Then he went to the outward door that leads into the castle yard, and with his key opened that door also. After that he went to the iron gate, for that must be opened too; but that lock went desperately hard, yet the key did open it. Then they thrust open the gate to make their escape with speed: but that gate, as it opened, made such a creaking that it waked Giant Despair, who, hastily rising to pursue his prisoners, felt his limbs to fail; for his fits took him again, so that he could by no means go after them. Then they went on, and came to the King's highway, and so were safe, because they were out of his jurisdiction.





sábado, 20 de noviembre de 2010

Noticias sobre la Universidad de Zaragoza

Personalizables en Google News: http://news.google.es/news/search?aq=f&pz=1&cf=all&ned=es&hl=es&q=%22Universidad+de+Zaragoza%22

Con referencia a: Universidad de Zaragoza (ver en Google Sidewiki)

Lune (4)


Seguimos cantándole a la luna, o aullándole a ratos. 









I Used to Think We Might Be Able To


obama cover








Obama sigue optimista (dice) y todavía confía en su capacidad personal para cambiar el mundo. Ya aprenderá—si puede.
obama i couldnt


Mejoras en Google


Mejoro yo—que tengo a fecha de hoy 376.000 resultados virtuales (búsquese con dos apellidos y entre comillas, si no no vale).

google results

Y ha mejorado Google, pues, aparte del Google Instant, que hace obsoletos los dos botones de búsqueda de la primera página, hay novedades en la segunda página, o página de resultados. Ahora al pasar el ratón por cada resultado, se despliega una vista previa del mismo a la derecha. Y además han añadido, en la columna de la izquierda, una serie de opciones rápidas para búsqueda de imágenes, blogs, etc. Así se evita tener que escribir de nuevo el término de búsqueda en cada una de las aplicaciones.

No, si al final, acabarán inventando, los de Google, la hipertextualización total automatizada. O sea, la integración de navegador y buscador en una misma interfaz. Pero perdieron una ocasión al sacar su navegador Chrome sin integrarlo con funciones de búsqueda de Google de modo radical. Bueno, por no tener, no tiene Chrome ni siquiera la posibilidad de instalarle Google Sidewiki.  Y otra pequeña autointegración en la que han fallado, los infalibles Google: Google Buzz no se comunica con la propia plataforma de publicación en red de Google, o sea Blogger. Ni permite publicar desde la propia página de perfil Google, donde aparece el buzz recopilado. Aún les falta eliminar pasos para llegar a sí mismos.




viernes, 19 de noviembre de 2010

Tres tipos de discurso

Todo lo que decimos puede concebirse, potencialmente o muy evidentemente, según el caso, como englobado en un discurso más amplio que lo transciende. Así, las palabras que pronunciamos al encontrarnos con los amigos por la calle, por espontáneas que sean, pueden entenderse como parte del discurso fático que mantiene engrasada esa relación amistosa. Por otra parte, también puede que esas inocuas palabras participen de algún discurso ideológico, político, etc. Por ejemplo, si mi amigo y yo al encontrarnos criticamos a las mujeres, aparte de crear solidaridad entre nosotros, aparte del valor fático que pueda tener esta conversación, también participa nuestra conversación del discurso del machismo, de la misoginia, o de la ideología de género.

Algunos actos de lenguaje pertenecen, formalmente e institucionalmente, a los discursos de alguna disciplina del conocimiento, por el contexto en que tienen lugar, la retórica comunicativa a la que se atienen, etc. Así, un artículo de lingüística es un pequeño acto de habla en el seno de una conversación (diferida) sobre la lingüística—sobre los actos de habla, pongamos, y es parte del discurso de la lingüística como disciplina (y de otros discursos más específicos en el seno de ésta: el discurso de la gramática, de la pragmática, de la teoría generativa, etc.). Apresurémonos a aclarar que no hay más que fronteras borrosas y conceptuales entre todos estos discursos, no casillas excluyentes.
astrea & celadon
Vamos a los tres tipos de discurso anunciados.  Un acto de discurso puede

A) Participar plenamente del ámbito de discurso al que pertenece y se refiere,
B) Tender puentes entre ese ámbito de discurso y otros, o  bien
C) Someter a crítica destructiva el ámbito de discurso al que se refiere (pero al cual, desde luego, ya no pertenece). 

Es lo que podíamos llamar también (A) pertenencia acrítica a un discurso, (B) participación crítica en él, o (C) batalla dialéctica contra un determinado discurso—o crítica demoledora.

Pongamos el ejemplo del discurso religioso. En el catolicismo, el discurso del Papa podría tomarse como ejemplo de discurso tipo A. Sus actos de discurso, hablando pronto y mal, no problematizan la conversación en la que se ubican, el discurso de la Iglesia Católica. De hecho el Papa, aun cuando tiende puentes con otras confesiones y participa de un discurso tipo (B), busca con frecuencia sentar la supremacía del propio discurso—el "ecumenismo" así entendido viene a significar el intentar que las ovejas vuelvan al redil. Es un discurso, pongamos, plenamente institucional. Y se explaya en su plenitud el discurso tipo A cuando se dirige a los miembros de la propia comunidad, a los convencidos—aún más cuando no se está oponiendo a ningún otro discurso. (A no ser por exclusión, pues desde luego toda promoción de un determinado discurso supone un trabajo ideológico de autopromoción y de descrédito de los demás discursos sobre la cuestión de que se trate).

Un discurso tipo B más propiamente dicho es el discurso interdisciplinar de quienes intervienen en el seno de una institución o en una disciplina de conocimiento buscando la integración o el desarrollo de discursos comunes con otras instituciones o disciplinas. La crítica constructiva o dialogante puede tomarse como modelo de este tipo de discurso. Pongamos, en el catolicismo, el discurso de quienes tienen posturas más "aperturistas" o próximas al protestantismo. (De hecho, el mismo catolicismo ha pasado a defender muchas creencias y maneras que antes se tenían como herejías protestantes... sic transit dogma). Como ejemplo en otro ámbito, pongamos el libro de Ricœur De l'interprétation. Aquí tiende Ricœur puentes entre psicoanálisis y hermenéutica—a la vez que propone una oposición parecida a la que aquí discutimos, entre hermenéuticas de la comprensión (las que intentan comprender a un discurso, o aprender algo de él) y hermenéuticas de la sospecha—las que buscan la hegemonía del crítico sobre el texto, considerado éste sospechoso de portar ideología errónea.

Para hermenéutica de la sospecha, y más que de la sospecha, tenemos el discurso tipo C. Antes que dialogar con el discurso ajeno, C busca aniquilarlo, refutarlo, destruirlo, desacreditarlo. Desconstruirlo y exponer sus vicios ideológicos, formales, estéticos, éticos o políticos; sus pecados contra el gusto y contra el pensamiento correcto. Pongamos las reseñas destructivas  como modelo de discurso tipo C—aderezándolas con argumentos ad hominem, si se quiere. El discurso C, en su estado puro, no se dirige a quienes participan del discurso objeto de discurso, excepto en la medida (improbable) en que vayan a aceptar su derrota dialéctica, y unan fuerzas a las huestes de C—dejándose convencer y admitiendo la derrota. C se dirige no a los fieles (como A) ni a las mentes críticas (como B), sino a aliados efectivos o potenciales contra un adversario común, un contradiscurso que hay que refutar, o un enemigo ideológico demasiado pervertido como para intentar convencerlo.

Algunas de estas ideas las desarrollo más por extenso, en relación al discurso crítico, en el artículo "Crítica acrítica, crítica crítica." Que por cierto va a aparecer próximamente en versión postprint, en un volumen colectivo titulado Con/Texts of Persuasion (Kassel: Editions Reichenberger, 2011).

Por supuesto estos tres tipos de discurso son calas ideales en un continuo que va desde el discurso dogmático hasta el discurso confrontacional, pasando por infinitos matices de discurso crítico. Y si bien no es difícil hallar ejemplos de discurso crítico, los dos extremos son, como las cosas puras, imposibles de hallar en la naturaleza. No hay discurso tan dogmático que no sea ecuménico, pues el mero hecho de usar un lenguaje común requiere comunidad de ideas que trasciende los límites del propio discurso. Y no hay discurso tan confrontacional que no participe de una cierta comunidad con aquello que se quiere refutar. Qué tono de gris sea el más adecuado en cada circunstancia, eso ya hay que verlo sobre el terreno.

Por otra parte, la adscripción de una intervención discursiva a uno de los tres tipos (o su posicionamiento exacto en el continuo que va del discurso acrítico al discurso destructor) no es algo que suceda de por sí. La ideología es algo que ascribimos a otros, algo que se ve desde fuera: en diálogo con un interlocutor favorable o comprensivo, analizamos críticamente la ideología criticable de un tercero. Es por tanto siempre un tercero quien identifica el discurso crítico como tal discurso crítico, desde un posicionamiento que a su vez es crítico o no plenamente coincidente con el discurso crítico objeto de análisis.... con lo cual se produce un cierto regressus in infinitum, o una amenaza potencial del mismo. Un peligro de círculo vicioso que, felizmente, no llega muy lejos, porque todos damos un margen a nuestro interlocutor, e imaginamos una cierta comunidad de discurso que nos une. O al menos, rara vez estamos en una posición que permita matizar nuestras diferencias hasta el infinito—e imaginamos comunidades que (si no existentes) son, como las de Benedict Anderson, en buena medida imaginarias... o provisionales, o estratégicas. Y así, hasta las discusiones entre quienes están en desacuerdo suelen terminar con el acuerdo (mínimo) de dejar la discusión para otro día.





Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.