lunes, 30 de noviembre de 2009

Censura en AEDEAN


Envié hace un par de días un mensaje a la lista de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos, AEDEAN, sobre "prácticas mafiosas en la Universidad". Denunciando la conjura que se ha producido en mi departamento con el fin de certificar que mi investigación vale un CERO, y excluirme así del Máster. Una cuestión que es mobbing pero de manual, sobre todo habida cuenta de los antecedentes. Pero como sucede en estos casos, muchos eligen tomar partido por los acosadores, sin examinar los datos. Y el mensaje no se distribuyó, o sea que se censuró.

Hay cruces frenéticos de llamadas, peticiones de socorro, manejo de hilos para controlar la situación: ¡ojo, que se nos desmanda uno! —A ver si entre todos lo atamos corto. El administrador de la lista se desentendía de mi mensaje, diciendo que no hay "filtrado previo", o sea, que no hay censura. Aunque sugería que mi mensaje podía caer en la categoría de "spam"— concepto que me parece que no tiene muy centrado. Me ha parecido que la cuestión merecía un comentario y explicación adicionales, y he enviado este correo a la asociación... pero ya había empezado a actuar la censura, contra lo que acababa de decir el administrador. Maniobra ya sospechosísima de por sí....


Estimados compañeros de AEDEAN:

Como se echa de ver por el mensaje aclaratorio del administrador de la lista, hubo "algunas personas" alarmadas o indignadas por mi anterior mensaje sobre las prácticas mafiosas en mi departamento de la Universidad de Zaragoza. Es conocida la tesis de que los trapos sucios hay que lavarlos en casa; también se apreciarán fácilmente las limitaciones de esta tesis, según quién sea el responsable de la lavadora.

En mi comentario sobre la cuestión he dado datos, y he ofrecido pruebas. A eso se ha respondido con un telefonazo al administrador de la lista, con sorpresa de que éste sea un foro de discusión libre ---insuficientemente utilizado, eso sí--- en lugar de disfrutar de una censura previa al gusto de quienes así bareman. Otra respuesta más ilustrativa para todos podría ser que que los responsables del Máster de Zaragoza, y los de esta baremación, explicasen sus criterios de Calidad, y los razonamientos que les han permitido valorar en CERO puntos mi investigación en mi campo, contabilizando publicaciones según baremo. La política, impulsada por los Dres. Susana Onega, Francisco Collado, Celestino Deleyto e Ignacio Vázquez, es muy clara desde hace años: se intenta reservar el terreno (de estudios oficiales) exclusivamente a los miembros de los propios grupos de investigación. No creo que tengan ningún empacho en reconocerlo públicamente, pues lo vienen haciendo como su política declarada. Ahora bien, es un criterio excluyente ilegal que ha sido anulado repetidamente por el Rectorado y por los tribunales de justicia.

Faltando esa apoyatura legal, se ha optado por pasar a la falsificación de valoraciones: las publicaciones de quienes no pertenecen al equipo valen CERO---o dos, o lo que sea, en todo caso se cuidará de que, con un simulacro de criterio objetivo o ya sin simulacro alguno, queden por debajo de las de los miembros del equipo. Esto se ha llevado a cabo con un seguidismo vergonzoso por parte del consejo de mi departamento. Todo con el fin de reservar el máster como un coto cerrado para un grupito de apoyo mutuo, independientemente de los méritos o categoría académica del profesorado. En mi departamento, que yo sepa, es en el único en el que tras elegir las asignaturas los profesores por orden jerárquico, puede un profesor más "reciente" pedir la asignatura que ya ha solicitado otro profesor, y exigir la aplicación de un baremo---con la objetividad en la valoración que aquí se ha visto.

Así pues, aclaro que mi mensaje a la lista no es uno de los mensajes de "spam" a que alude el administrador, sino un mensaje de una persona que lleva más de veinte años inscrito en esta asociación, y que informa sobre unas cuestiones de cierta trascendencia, por irrelevante que sea mi caso particular. Unas cuestiones que atañen a nuestra profesión en la Universidad. Se trata de establecer quién tiene derecho a impartir la docencia oficial, y con qué criterios. De establecer (inventando la rueda) qué es un baremo, y qué es baremar, y dónde están los límites a la hora de poner cero por la vía rápida, para obtener el resultado deseado. Se trata de si se pueden conocer y detener las prácticas mafiosas. Y se trata también de saber si se pueden denunciar públicamente en esta lista, o si la denuncia de las prácticas mafiosas causa más escándalo que las prácticas mafiosas mismas. Mal síntoma sería.

Un saludo,

José Angel García Landa
Universidad de Zaragoza
http://firgoa.usc.es/drupal/node/44042


Este mensaje lo envío y lo reenvío, sin éxito. Así que le pido una aclaración al administrador de la lista, Javier Pérez Guerra, de la Universidad de Vigo, también sin éxito. No me contesta.


Estimado compañero:

Soy el autor del mensaje "controvertido" que dio lugar a tu aclaración como moderador en la lista de AEDEAN, recordando que no hay un filtrado previo de los mensajes---es decir, que los miembros de la asociación pueden hablar en la lista sin censura previa.

Envié un mensaje al hilo del anterior, comentando sobre esta cuestión de la libertad de opinión y la censura. No se ha distribuido, a pesar de que según decías la distribución de los mensajes es automática. Lo he reenviado, y tampoco esta vez se ha distribuido.

Antes de volver a intentarlo, quería llamar tu atención sobre esta circunstancia. Te ruego me aclares si se trata de un fallo técnico, o si por alguna razón ha habido un cambio hoy en el sistema de moderación de la lista, a consecuencia de estos mensajes. En este último caso, y si te parece oportuno, también te agradecería que me comunicases si has recibido presiones o instrucciones a este respecto por parte de la directiva de la asociación, o de otras instancias.

Un cordial saludo,

José Angel García Landa
Universidad de Zaragoza


Hay que recordar que el 16 de febrero pasado el administrador nos comunicaba, y cito, que "Tal y como fue acordado en su momento por la Junta Directiva, el sistema distribuirá los mensajes de los socios/as automáticamente, sin moderación alguna. Los mensajes recibidos desde direcciones no suscritas a la lista serán retenidos para su aprobación por el administrador, labor que se efectúa a diario." ¿Se estarán vulnerando por iniciativa propia los acuerdos de la junta directiva?

No lo sabemos. El administrador guarda silencio hiperprudente. No me contesta ni por educación [PS - Corrección. Por la noche me llega un breve mensaje remitiéndose a la respuesta de la presidenta—]. La que sí responde es la presidenta de la asociación, a la que también han llegado los telefonazos correspondientes. Hay que ver con qué vocación, y qué innecesariamente, se apunta este país a la censura. Esto dice la presidenta de AEDEAN, Socorro Suárez, de la Universidad de Oviedo:

Mensaje enviado a través de la lista de correo electrónico de AEDEAN ========

A todos los socios y socias de AEDEAN:

En relación al mensaje enviado por el profesor García Landa el pasado sábado, la Junta Directiva de AEDEAN manifiesta su total desacuerdo con que haya sido distribuido a través de la Lista de la Asociación, que no puede ser un foro de descalificaciones ni un espacio para airear los problemas puntuales que surgen en el Área de Filología Inglesa en la convivencia cotidiana de los Departamentos. El propósito de la Lista es servir de espacio de INTERCAMBIO DE INFORMACIÓN ACADÉMICA y de discusión de aquellos problemas estructurales que nos afectan a todo el Área.

Queremos, y debemos, añadir también, que poner en duda el honor académico y personal de cualquiera de las personas que conformamos AEDEAN no puede ser nunca un tema de nuestra Lista, en ningún caso ni bajo ningún concepto.

Al crear la Lista de distribución se decidió que no se cribaran los mensajes, debido a lo cual, siempre hemos dependido del buen criterio de quienes los envían. Se pidió al profesor Pérez Guerra que mantuviera la Lista, sin controlar el contenido de los mensajes, por lo que lo sucedido no es responsabilidad suya. Teniendo en cuenta que en todos estos años nadie había abusado de la libertad de expresión, y que la Lista ha sido y es de gran utilidad para diseminar información importante, creemos que debemos seguir adelante con ella, en la confianza de que un suceso semejante no vuelva a suceder. En caso contrario se cancelaría su uso.

Puesto que este mensaje llegará a quienes han recibido aquel en que se ponía en duda la rectitud de nuestros compañeros, sirvan estas líneas para apoyarles y restaurar el entendimiento y la cortesía debida entre todas las personas de nuestra Asociación.

Socorro Suárez Lafuente
Presidenta


Bien, más claro agua: los censores cabalgan de nuevo. Le contesto a Socorro Suárez este mensaje personal—ya que, aunque no lo dice, han pasado a censurar mis mensajes en la lista:


Estimada compañera:

He leído con preocupación tu mensaje a la lista. En él se presupone que mis afirmaciones son difamatorias, sin que realmente conozcáis el alcance del agravio que se me ha hecho. Me ha parecido inapropiado tomar partido en la cuestión de fondo, que no entras a valorar, sólo porque quizá te haya molestado mi tono. Más preocupante es el anuncio que se nos hace de censura en la lista. Mis opiniones son responsabilidad mía, no de la lista, y no se tiene por qué interferir en ellas, sino en todo caso comentarlas.

- ¿Habéis recibido presiones al respecto? Yo por mi parte me he sentido y me siento muy presionado para silenciar muchas cuestiones en este departamento, que por supuesto son de gran relevancia académica y centrales para la actividad de nuestra profesión. No me gustaría verme presionado, o manipulado, en esta asociación a la que pertenezco desde hace veinticinco años. Y ese es el sentido de mi mensaje a la lista—informar a mis compañeros de profesión y especialidad de lo que no se puede hacer a un profesor con suficiente experiencia y trayectoria. Cuya opinión viene avalada por sentencia judicial, entre otras cosas.

- La próxima vez ajustaré mi tono a las expectativas de la lista, ya que no es mi naturaleza molestar por molestar. No estaría de más que especificáseis normas de estilo (que no de opinión) en la página de AEDEAN, en lugar improvisarlas ad hoc para este caso. Ahora bien, ¿se me autoriza a seguir usando la lista, pues veo que no habéis distribuido mis últimos mensajes? ¿O se va a censurar sistemáticamente todo lo que envíe? Creo que esto es algo que excede las atribuciones de la presidencia, y que merecería una seria reflexión por parte del conjunto de los miembros de la Asociación.

Un saludo,

José Angel García Landa



A la lista de AEDEAN le envío a la vez, como despedida me temo, este mensaje de prueba:

¿Puedo seguir utilizando esta lista, o no se van a distribuir mis mensajes "automáticamente"?

José Angel García Landa
Universidad de Zaragoza

—Con la ambigüedad sintáctica en el "automáticamente". En efecto, no se distribuye el mensaje, y me doy por respondido: se censuran automáticamente aun las preguntas sobre el funcionamiento de la lista. Con una voluntad abusiva de silenciar y ocultar que no tiene justificación alguna, y menos en la Universidad.

¿Es tolerable este tratamiento en una asociación a la que uno pertenece? ¿Es posible semejante afición a la censura, con un listón más bajo, infinitamente más bajo, que el que se tolera en cualquier periódico? Imaginen dónde estaría la libertad de prensa si no se pudiesen criticar las políticas y manipulaciones de Zapatero, o de Rajoy, me da igual. Aquí no se ha entendido por otra parte, me temo, el nuevo régimen de comunicaciones que supone Internet.

Del mensaje/circular enviado por la presidenta de AEDEAN, Dra. Socorro Suárez, se pueden colegir varias valoraciones y presuposiciones que hace la presidenta de la asociación, y que paso a comentar:

- Mi mensaje, dice la Presidenta, descalifica a ciertas personas. No especifica si es una descalificación con razón o sin razón: pero de todas maneras les apoya. Es más, se presupone que mi descalificación es, por ser ellos quienes son, difamatoria. Eso sin examinar las pruebas ni ofrecer una contraargumentación.

- Dice Socorro Suárez que lo que yo he intercambiado no es información académica. Sin embargo, he denunciado una cuestión central a la actividad de la universidad y de los departamentos de Filología Inglesa, sobre todo en este período de implantación de nuevos estudios. ¿No es relevante acaso conocer hasta qué punto pueden ser reservados para los grupos de investigación financiados? Es algo que debería importar a la Asociación. Es más: las personas a las que la presidenta apoya han visto cómo su postura es declarada ilegal por los tribunales; la mía, en cambio, se atiene a la ley pero no merece la defensa o consideración de la presidenta. La violación de los derechos académicos y docentes de un miembro de la Asociación se ve respondida por un apoyo ciego a los grupos de presión.

- ¿Ha habido presiones sobre la presidenta, o parte esta iniciativa de su propio criterio? ¿Quién ha "culpabilizado" al Sr. Pérez Guerra, o lo ha "responsabilizado" de algo perfectamente tolerado, y esperable, en la normativa de uso de la lista?

- Presupone la Presidenta que he faltado a las normas de uso de la lista, que he abusado de la libertad de expresión, etc. Sin embargo, nada en los estatutos de la asociación limita la libertad de expresión de los miembros de AEDEAN en este foro, ni lo subordina al criterio de su presidenta.

- Dice la Presidenta que "se decidió que no se cribaran los mensajes", y amenaza con que si vuelvo a escribir un mensaje que no sea de su gusto, cancelará no ya mi cuenta, sino el uso de la lista en su conjunto. ¿No sería esto un abuso de sus atribuciones? Nada en los estatutos de la Asociación hace pensar que la presidenta pueda convertirse en censora oficial de la palabra de los asociados. Tampoco la página de AEDEAN dice nada sobre limitación a la palabra de los socios.

- No especifica la Sra. Suárez que ya ha censurado mi cuenta, por decir la verdad sin tapujos; sin encomendarse a ninguna normativa previamente establecida que le permita hacerlo.

- En suma, hay en el mensaje de la Sra. Suárez una serie de presuposiciones y de criterios que deberían ser muy preocupantes para quienes defendemos la libertad de pensamiento y de expresión. Y para quienes nos lo pensamos dos veces antes de apoyar prácticas mafiosas en la Universidad.

Sería muy grave que los socios de AEDEAN permitiesen que se les privase del uso de la palabra y de los instrumentos de comunicación, al arbitrio de quien resulte estar en la presidencia en un momento dado, y de sus opiniones particulares sobre la corrección política. Debería ser materia de debate—y de análisis crítico del discurso.

Quedamos a la espera de su respuesta. Aprovecho para señalar que mi mensaje enviado a la lista no especificaba quiénes eran sinvergüenzas—eso lo ponía en un post en mi blog. Claro que al parecer la censura se hace extensiva a lo que se enlaza en la lista. O sea, que también pretenden quizá controlar lo que escribimos en nuestro blog, o quién sabe, en nuestros libros citados en la lista... ¡que quizá contengan información indeseable, Sra. Socorro!

Bien, a mí se me ha expulsado, por decretazo presidencial, de la lista de distribución de AEDEAN. Ruego que si algún socio de AEDEAN lee esto y está en contra de semejantes prácticas censoras, que opine en la lista a este respecto. O que, si lo estima oportuno, incluya un enlace a este mismo post,

http://vanityfea.blogspot.com/2009/11/censura-en-aedean.html

—y lo envíe a la lista de correo, aedean@uvigo.es —Sabiendo, claro, a lo que se expone. Creíamos algunos que era una asociación donde se respetaban las libertades, y mira lo que tenemos. Un encubrimiento automático e irreflexivo a prácticas falsarias e indecentes con los currícula, y una vocación desmesurada por la censura y el control, la rarefacción del discurso que decía Foucault. Como esto no tome otro curso, y alguien plantee como mínimo un debate en la asociación sobre estos temas, para mí desde luego va a ser el final de mis veinticinco años en AEDEAN.


____________________


—Contesta la presidenta de AEDEAN en mensaje personal:

Estimado Jose Angel:
La única razón de mi escrito a la Lista es la que expongo en él: que la Lista es únicamente para intercambios de información académica o para dilucidar problemas estructurales de la especialidad.
Comprende que todos tenemos problemas puntuales en nuestros departamentos, porque somos muchos y con criterios muy diferentes, y a cada cual nos parece que nuestros desacuerdos son los más importantes. Pero no podemos darnos el lujo de desahogarnos en la Lista, porque siempre hay terceras personas, conocidas, que van a salir mal paradas de nuestro desahogo. Y en pocos meses acabaríamos teniendo un auténtico programa amarillo en vez de una Lista académica.
Siguiendo estos criterios, esa será la única censura que aplicaremos. Le he pedido a Javier Pérez Guerra que no admita mensajes de explicaciones ni de exculpaciones sobre el tema que tu has suscitado. Quizás esa sea la razón de que no se distribuya tu mensaje, si va en esa dirección. Le preguntaré esta noche.
En todo caso, te agradecería que te atuvieras a los dos supuestos del primer párrafo.
Yo no entro en el contenido ni en el fondo de la cuestión que suscitas, ni pongo en duda tu profesionalidad ni la de las personas que mencionas, como Presidenta sólo quiero que reine la cordura y las buenas formas, Jose Ángel. También porque se que hay varias generaciones ya en AEDEAN, que unas no saben de otras, y creo que no debemos predisponer a nadie contra nadie.
Espero que entiendas nuestras razones y que no tengamos más malentendidos en el futuro.
Un saludo cordial,


María Socorro Suárez Lafuente
Presidenta de AEDEAN

_____________________

Estimada Socorro:

Gracias por la respuesta, y por la intención de la misma. Se agradece una palabra amable. Por otra parte me gustaría que supieras que comprendo tu criterio, si bien no lo comparto (---no puedo compartirlo cuando da lugar a una actuación censora no prevista por las normas de uso de la lista---que en ningún caso mencionan la censura ni habilitan para ella al Administrador ni al Presidente de la asociación).

Además, creo que la cuestión que planteo es de interés general, y no de mero desahogo; sí tiene que ver, y muy directamente, con la puesta en práctica (y con la teoría también) de la organización de los nuevos estudios de Filología Inglesa, con los criterios de selección de personal permitidos en los másteres OFICIALES, con los límites de la actuación de sus coordinadores, con las buenas prácticas entre colegas, etc. Me temo que silenciar el debate es sencillamente una manera de descafeinar la lista, y de limitar su alcance e interés. Yo creo que las nuevas generaciones de nuestra profesión tienen derecho a saber dónde están los auténticos debates y conflictos en nuestra especialidad---no sólo a conocer de la organización de congresos en Polonia. Pero tú eres la presidenta, y administradora en jefe, y yo no, y es una interpretación respetable.

Por otra parte, sospecho que lo que ha podido causar más revuelo no es lo que escribí en la lista, sino lo que ponía en mi blog, al que se llegaba por medio de un enlace. Hay que considerar que en muchos casos llegan a la lista mensajes que remiten a publicaciones, libros, sitios web, etc., que quizá contengan opiniones con las que no estés de acuerdo. No veo motivo para censurar esos mensajes, ni tampoco el mío.

También me doy cuenta de que has podido recibir mensajes posteriores, de terceras personas, y quizá de tono más subido, a los que les has aplicado la misma norma. Gracias por la intención, si es éste el caso. En cuanto a mí, soy más partidario de una discusión abierta, donde aportar argumentos y contraargumentos, porque cada uno demuestra quién es en sus escritos y en sus actuaciones. Por desgracia no tengo razones para retractarme de lo que escribí. Y allí en mi página personal sigue, para quien quiera debatir al respecto, pues por suerte en el nuevo espacio digital de comunicación no han de faltar foros de expresión libre.

Un cordial saludo,

José Angel García Landa


_____

PS, 2010: El asunto de mi departamento que yo denunciaba terminó con una orden judicial enviada a mis manipuladores colegas (personalmente a cada cual), anulando todas sus actuaciones. Me temo que AEDEAN contribuyó, en la medida de lo posible, a correr un tupido velo sobre estas detestables prácticas feudales. Aquí el que exige justicia parece que es objeto de escándalo y alarma. Lo del silencio y la censura está mucho mejor visto, según parece.


domingo, 29 de noviembre de 2009

Whatever Works

Con el cabreo que llevo por el tema de la mafia de mi departamento—se creerán ustedes que han hecho una baremación de mis publicaciones, numerosas y variadas, y que en conjunto han votado por darme cero puntos— en fin, digo que con el cabreo que llevo por eso, —que cabrearía a cualquiera me imagino, y no sólo a un individuo con numerosas y variadas publicaciones —pues me olvidaba de comentar que he ido a ver la última de Woody Allen, una comedia optimista-feelgood—Whatever Works o Si la cosa funciona.

Y funciona básicamente bien, por lo menos para quienes nos gusta Woody Allen, y teniendo todos algo de intelectualoide neoyorquino, cómo no nos va a gustar, les gusta hasta a personajes atrabiliarios, arrogantes, prepotentes y malhumorados, que piensan que sus publicaciones son la releche y las de los demás no valen un carajo. Y no estoy pensando en mí precisamente. whatever works

El individuo que la protagoniza, un famoso cómico americano menos conocido por estos pagos, hace el papel de Woody Allen con curioso efecto en conjunto. Vamos, ya se conoce el efecto estrellato éste, sobre todo en Hollywood, por el cual a un actor se le van adhiriendo ecos de los papeles que ha interpretado antes, al menos si lleva una línea de investigación coherente— bien, en Woody Allen la cosa adquiere un tono especial al haber comenzado Woody Allen como chistoso que interpretaba a su propio personaje ya en la pantalla—con lo cual hay una cierta retroalimentación del efecto, tanto más al volverse el director/actor personaje especialmente mediático; cuando lo vemos en la vida real no sabemos si está intentando desprenderse de su personaje o si está imitando a Woody Allen desprendiéndose de su personaje, en una vuelta de tuerca—por ejemplo en esta entrevista con Woody Allen poco antes de rodar esta película, donde se aprecia perfectamente que de no ser por esos efectos intertextuales sería un tipo bastante aburrido. Otra vuelta de tuerca se da cada vez que se interpreta a sí mismo en una nueva película, sin gran cosa de caracterización diferenciada con respecto a la anterior, y cuesta tragar que lo llamen Howard o Charlie o como lo llamen, y no Woody—¡cuando es, obviamente, Woody! –una variante del star effect que no sucede con otros actores en la misma medida. Se complica la cosa cuando, al ser su propio guionista, obviamente se supone que sus guiones no sólo hacen actuar al personaje-Woody, o le dan indicaciones, sino que lo caracterizan desde dentro, crean el mundo en que vive y las historias en que se mete, que son por tanto una complicada emanación de las neuras del personaje-Woody, un psicodrama que crea para atormentarse a sí mismo y demostrarse que por paranoico que sea, resulta que sí que tiene enemigos. Otra variante más: cuando un personaje que no se le parece nada a Woody Allen hace de Woody Allen—como el protagonista de Hannah y sus hermanas, o, siguiendo su personaje más de cerca, Kenneth Branagh—en Celebrity creo que era.

Variante distinta todavía del Zeligato éste se da en Whatever Works, con Larry David en el papel de Allen... y se le parece algo, humorista judío neoyorkino, parece Woody Allen un poco mejorado, o un poco estropeado, o algo distorsionado. Hay que decir que a mucha gente le rechina y revienta este juego de Allen con sus personas y personajes (ególatra, egocéntrico, egotcétera), y especialmente cuando "otro" hace de Allen, pero a mí me gusta, si no, estaríamos hablando de otra persona y otro personaje, de otro director.

En esta ocasión, es comedia de risas. Los chistes y situaciones son graciosos, quizá porque nos recuerdan al Woody de los años 70, que es de donde viene el guión. No tengo ánimos para resumirla, que la vea la gente. O aquí hay una reseña de James Berardinelli. Lleva adelante Allen su batallita particular, Nueva York contra la con la América profunda, primero encarnada por la encantadora rubia tontita Melody Celestine. ¿Que no gusta la América de majorettes? Pues si se casa con ella, vamos, whatever works; sobre gustos no hay nada escrito y si encima la chica está buenísima y es la única que cree que este Yellnikoff es un genio... Le compra además toda su filosofía nihilista y atea desengañada, y su angustia cósmica, y quieras que no algo se le despeja la frente a la chica, por las buenas influencias de la despejada frente de Yellnikoff. Continúa la venganza contra América luego con los suegros, que descubren a su hija huída a Nueva York, primero una y luego el otro. Los padres de Melody venían sin desbastar de la escuela dominical republicana, allí en el Sur. Se venga Allen, o su alter ego Boris Yellnikoff, a gusto: a la madre puritana la convierte en una fotógrafa decadente de Greenwich Village, arty-farty y ninfómana, que se monta camas redondas con los amigos de Boris. Y el señor Celestine descubre una reprimida vocación homosexual, y también se vuelve judío creo, y así le mejora el carácter.

Bien, termina la película en buena armonía de todas las parejas hechas y deshechas, algunas de ellas muy unlikely, pero coreando todos la filosofía de Yellnikoff, whatever works, oye, que aunque Melody lo deje plantado, ha aterrizado Boris encima de una vidente. ¿Una vidente para un ateo? Pues eso, para cuatro días que estamos aquí... es una filosofía bastante carpe díem y poco maximalista; después de tanto insistir en su visión personal, Yellnikoff transige y acepta un poquito a los demás como son—desde luego no vamos a intentar convertir a nadie; quien no vea el Absurdo por sí mismo, para qué ilustrarle.

El protagonista se considera un genio, y bueno, en los términos de la película no le falta razón, todo el mundo es especial en su propia película... "I was considered for a Nobel Prize in physics... I didn't get it. But, you know, its all politics. It's like every other phony honor. Incidentally, don't think I'm-I'm bitter because of some personal setback. By the standards of a mindless, barbaric civilization, I've been pretty lucky." Bien, yo me parezco a este en la calva, y Allen se le parece en el humor metafísico, la atmósfera de desengaño neurótico, y las fantasías de viejo verde en las que se cruzan la sátira personal y el wishful thinking. Aunque no haya escasez de Melodies que se arriman a vejestorios cascarrabias, normalmente son más interesadillas y no es porque, como ésta, se enamoren de su cerebro privilegiado y de su carácter.

Un detalle divertido de la película deriva de los privilegios ontológicos de la Allen-figure. Boris es el único que sabe que está en una película, y se dirige al patio de butacas directamente, explicándoles que tiene esa perspectiva superior—vamos que le falta poco para hacernos un comentario sobre por qué lo han puesto a él y no a Woody Allen en el casting, eso de los juegos con alteregos—. Los demás claro opinan que está chiflado, que igual que trata a la gente con desprecio y tiene el hombre sus rarezas, pues que será una rareza más. Ellos no saben que los están viendo desde las butacas. "See? I'm the only one that sees the whole picture. That's what they mean by genius." Esto me recuerda que yo también hago una cosa parecida a veces, en broma claro, con mis hijos, no es que me considere tan genial como Yellnikoff, que a mí tampoco me han dado un Nobel, pero sí que le hablo al vacío cuando voy con los chavales y digo "Queridos lectores, voy a comentaros lo que me pasa por la cabeza..." y mis nenes me dicen, "¡pero qué lectores! ¡si no hay nadie!" Pero yo les digo que sí, que hay alguien, aunque no lo vean...—y hay alguien, ¿verdad, hipócrita lector?

Pero vamos, a pesar de su perspectiva cognitiva superior a la de la media, el pobre Boris sufre, y se tira por la ventana dos veces intentando suicidarse sin éxito; una vez lo para un toldo, y la otra la vidente... esa escena también es humorística / metaficcional, con el Boris tumbado encima de la pobre vidente, con varios huesos rotos ella e inconsciente, y él dirigiéndose a la cámara con voz en off y on a la vez, diciendo—"pues tampoco esa vez me maté", colapsando de nuevo narrador, guionista, personaje, cómico privilegiado... aunque nos aclara Allen en la entrevista de Time que él no tiene tendencias suicidas; y yo tampoco. Oye, y en cualquier caso mejor ir a ver esta película que saltar por la ventana, abrazado a las publicaciones de uno, como Poulantzas. Aunque los críticos estemos para aconsejarle a Allen cómo hacerla mejor, que el hombre suele ser de solidez dudosa.

Whatever Works. Written and dir. Woody Allen. Cast: Boris Yellnikoff, Evan Rachel Wood, Patricia Clarkson, Ed Begley Jr., Michael McKean, James Henry Cavill, John Gallagher Jr., Jessica Hecht, Carolyn McCormick, Christopher Evan Welch. Sony Pictures Classics, 2009.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Prácticas mafiosas en la Universidad de Zaragoza


Correo enviado hoy a la lista de distribución de la Asociación Española de Estudios Anglo-Norteamericanos, AEDEAN, de la que soy miembro desde hace veinticinco años:

Estimados compañeros de AEDEAN:

Os remito un enlace a un artículo que puede ser de vuestro interés, sobre la manipulación que venimos sufriendo desde hace años en el proceso de implantación de los nuevos postgrados en nuestro departamento de la Universidad de Zaragoza. Comento aquí uno de sus últimos episodios de castigo, especialmente abyecto. El feudalismo, desdichadamente, es una de las realidades de nuestra profesión, y a veces tiene manifestaciones tan burdas como la que aquí comento.

http://vanityfea.blogspot.com/2009/11/expertos-sinverguenzas.html

Conviene no ignorarlas.

Un saludo,
José Angel García Landa

Aunque supongo que como (según arguye nuestro subdirector) no existe la objetividad, y todo depende de quién lo valora, esta protesta mía puede hacer subir en muchos puntos la consideración hacia las "políticas de Calidad" de nuestro departamento. Qué gente, cómo aseguran la calidad, exigen un nivelazo, etc. Cuanto menos, hay que suponer que los profesores de mi departamento, que votaron por ponerme un CERO en publicaciones de mi campo, no se avergüenzan para nada de esa valoración, y la sostendrían aquí y en Tombuctú. Pues hala, que se conozca bien su criterio—en lo que valga para cada cual. Si es motivo de orgullo, aún me deben una. Y si es motivo de vergüenza y sonrojo, que cada palo aguante su vela.

__________________________________

Tras unas 800 lecturas de este mensaje en la lista de correo de AEDEAN, se encienden las alarmas,
hay revuelo de telefonazos, y le consultan algunos "interesados" al moderador cómo es que ha dejado pasar sin censurar semejante mensaje. Porque claro, quieren hincar la pala del cristiano con patente de corso—sin que nadie se entere ni les pida cuentas, y estos trapos sucios querrían lavarlos en casa, o mejor dejarlos sucios.... Así que el administrador pasa este mensaje aclarando que en la lista no hay censura previa.

Mensaje enviado a través de la lista de correo electrónico de AEDEAN
Estimados suscriptores/as de la lista de AEDEAN:
Como gestor de la lista y tras varias consultas recibidas, una vez más os comento cuál es la política de moderación de la lista, acordada hace unos 15 años con la Junta Directiva de la Asociación:
- Los mensajes enviados por aquellos socios/as de la Asociación cuyas direcciones de correo electrónico están suscritas a la lista son transmitidos automáticamente por el sistema, sin mediación alguna del moderador. Por ello, la lista se actualiza prácticamente a diario, tras las correspondientes comunicaciones de altas y bajas realizadas por nuestro eficaz tesorero. Me gustaría insistir en el hecho de que no recibo, para su aprobación, ninguno de los mensajes escritos desde direcciones suscritas pues estos son distribuidos de un modo automático por el software del sistema.
- El moderador filtra únicamente los mensajes enviados desde direcciones de correo que no están suscritas a la lista. A pesar de los varios filtros anti-basura activados, la lista recibe unos 20 mensajes diarios, los cuales en su mayoría son "spam".
Un saludo,


Parece que si de algunos dependiese ya habría censura. Como canta un poco la cosa, eso de haber pedido censura por vía telefonazo, ahora sí que esperamos un email autojustificativo, explicando las políticas de Calidad aplicadas. Aunque igual no lo hay, si siguen esperando los Hombres y mujeres de Calidad que los receptores de la lista deduzcan que si se hacen oídos sordos debe ser que las palabras son necias... pero ojo, que hay ahí una falacia lógica que no todos cometen.

_________________

PS: Como consecuencia de este mensaje, se implanta la censura en la lista de AEDEAN. O, quizá, se pone de manifiesto la censura latente que allí había. En AEDEAN, como en muchos otros ámbitos bienpensantes, escandaliza más la denuncia del delito que el hecho de que se cometa, mientras tenga lugar la cosa entre "homines honesti".

Farewell to Robert de Beaugrande

Farewell to Robert de Beaugrande en Google Sidewiki:

The author of this page, Robert de Beaugrande, died in 2008. The following obituary was published in the Linguist List (30 June 2008):

Dear Friends and Colleagues,

I am sorry to pass on the news of the death several days ago of Robert deBeaugrande, a good friend and an outstanding linguist who contributed much to the inception of text and discourse analysis and to critical discourse linguistics.

Robert helped to develop what was known at one time as the Vienna School of Textlinguistik, and also to some early work on cognitive linguistics. In his later work, he contributed to what we now call Critical Discourse Analysis, and wrote many insightful and incisive analyses of politically charged texts and issues, combining methods of functional linguistics with the emerging techniques of computer-based corpus analysis.

Robert had a flamboyant personal style and a strong commitment to progressive politics. He worked in and supported students in several developing African nations, in Asia, the mid-East, and Brazil, as well as having a prestigious appointment for several years at the University of Vienna.
Robert de Beaugrande
In semi-retirement, he devoted himself to producing a website with full text of many of his classic and newer publications, making it a treasure house of information especially for those around the world who cannot afford the exorbitant prices of academic books today.

The site is at:
http://www.beaugrande.com/

Sadly,
Jay Lemke
Educational Studies
University of Michigan
http://listserv.linguistlist.org/cgi-bin/wa?A2=ind0806E&L=linguist&P=R1133


It seems that Robert de Beaugrande went through personal hardship and anguish in his late years. It is unfortunate that such a remarkable scholar should disappear in silence after such outstanding academic work, activity and influence. His works remain: they have been influential on many people, and the author's generosity in making them available free of charge on the web can only be praised. Robert de Beaugrande was a pioneer in many ways, and also in promoting this use of the Internet to counteract some sclerotic trends in academic publishing.

Descanse en paz. Un saludo, Robert, through the time-warp of language—and thanks.
_______

MY biding drive in life imprinted mint beginnings
To gear the multi-tiered machinery of meaning;
Still I have grasped but hasps of facts I mapped,
Witting flinted wisdom with erosion’s slowness.

(From Robert de Beaugrande, "Epiphany")



Expertos sinvergüenzas

Son escenas sin duda para el recuerdo, en los anales departamentales. Cuando en el consejo de departamento del jueves le grité sinvergüenza al Subdirector del Departamento. O era caradura. El asunto es que este señor, Dr. Jesús Sánchez, junto con otras tres profesoras, dos ausentes allí, las Dras. Castro y Aguado, y la Secretaria del Departamento, flamante Dra. Mónica Calvo, ha hecho una baremación de mi currículum, con membrete oficial y sello y firma de Subdirector y Secretaria, poniéndome un cero en publicaciones académicas de mi especialidad. Un 0,75 para ser más exactos. Eso, con tres sexenios reconocidos de investigación acreditada que tengo dentro de mi área de conocimiento—etc.

Cero setenta y cinco puntos—a un punto el artículo y tres puntos el libro, según establecía el baremo. Sinverguënzas.

Es un curioso procedimiento, éste de decidir la asignación docente por baremo y no por orden de prelación; es la primera vez que se hace en esta Universidad, y me tenía que tocar a mí. Se supone que no puntuaban en bloque, así mecánicamente, sino usando criterio, o mejor dicho buscando el perfil que deseaban hallar, .... un perfil que tiene los rasgos de unos colegas concretos del departamento de siluetas fácilmente reconocibles, puestos de perfil... así que la Comisión empezó estableciendo que iban a valorar sólo las publicaciones afines o estrictamente relacionadas con la asignatura "La Representación: Formas, métodos y problemas"—materia del Máster de Estudios Ingleses cuya asignación estaba en conflicto (antecedentes largos aquí). Y perfilando más aún, decidieron valorar sólo lo perfectamente coincidente con el programa, programa que (siguiendo un procedimiento contrario a derecho) habían diseñado previamente esos profesores a quienes se deseaba asignar la docencia; profesores más recientes y con menos méritos que yo. Porque por supuesto tengo publicaciones, y muchas muchísimas, directamente relacionadas con "la representación, sus formas, métodos y problemas". Pero así estrechando estrechando el perfil cada vez se parece más.... y haciendo un último esfuerzo desaparece la noción de "afinidad" y resulta que no hay nada afín a esta materia que están valorando, y que (oh milagro) sólo hay unas personas que han trabajado en esa materia exactamente, y son idóneas para enseñarla, adivinen quién.... vaya, pues sí, quod erat demonstrandum: los que habían sido puestos a dedo allí por la coordinadora del máster y habían hecho el programa previamente, con procedimiento contrario a derecho. Procedimiento que fue anulado por los tribunales, que hasta allí ha habido que llegar... pero en este departamento se la trae al fresco eso, creen que son un reductillo de impunidad en el último rincón de la Administración, donde no llegará nunca la ley, y que las sentencias están para torearlas.

En experiencia docente en la Universidad también me han puesto cero puntos. Y eso que llevo aquí más de veinte años y con todo evaluaciones positivas. Falsificando los datos, sin más.

Todo esto, y tiene chiste, resulta de un procedimiento, ideado por la Dra. Onega, para garantizar la Calidad del máster y del doctorado favoreciendo a los grupos de investigación (por ejemplo al suyo). Como estreno del control de calidad, es desde luego para lucirse... y para cerrarles el chiringuito.

Bien. Que haya feudos y conjurados y grupos de apoyo y vivales que se hagan el juego entre sí, es normal. En todas partes los hay. Pero debería haber procedimientos para evitar que la cosa llegue a mayores: un control, unos criterios objetivos, etc. Para que donde hay muñidores de calidad, haya al menos legalidad en las actuaciones. Y de hecho la actuación de esta comisión ésta FANTOCHE que me valora en CERO las publicaciones que tengo, —publicaciones en la Universidad de Salamanca, en Routledge, en Longman, en Peter Lang, en Walter de Gruyter, en Rodopi, en Oxford, etc etc. todas cero puntos,—la comisión de comisarios, digo, sólo presenta una "propuesta" al Consejo de Departamento. Le presenta sus esfuerzos, y es el Consejo quien tiene que decidir si los da por buenos o no.

Y en una escena de éstas que no se olvidan, tras denunciar yo esta valoración inaudita, y la corrupción de criterio en que se basa, haciéndoles notar que jamás se ha aplicado un baremo de modo semejante...

...En una escena de esas que marcan un antes y un después—tras rogar yo al Consejo que considere muy seriamente lo que está votando, antes de dar semejante paso, tras recordarles que la idea que subyace a la aplicación de un baremo es hacer un recuento objetivo y numérico de los méritos de los candidatos, que toda actuación administrativa impugnada ha de someterse a revisión...

...el Consejo de Departamento en pleno ratifica por inmensa mayoría la valoración de la Comisión, y valora mi currículum investigador (sin mirárselo) en cero puntos. Con setenta y cinco centésimas. A punto por artículo, y tres puntos por libro.
Aquí hay algunos artículos y libros míos—sobre la Representación ésa.

Para representación, la que tenemos en este consejo. O farsa, o pantomima. Lo de SINVERGÜENZAS lo hago por tanto extensivo a todos mis colegas del Departamento de Filología Inglesa y Alemana presentes en esta votación, excepto los cinco o seis que votaron en contra de semejante despropósito.* Nadie nos apoyó en público a mí y a la Dra. Penas (también castigada por votación), nadie sugirió que podía ser oportuno revisar la puntuación dada por la comisión. Sobre estos fenómenos de masas ya escribió de modo elocuente Victor Klemperer. Cuando se pervierte la cosa, se pervierte pero bien.

¿Qué sentido puede tener para estas personas su trabajo, o el ajeno, en qué lo valorarán, si creen que se puede actuar de esta manera, tan a la ligera —por apoyar a un grupillo, por seguir instrucciones, por cobardía (hay aquí muchos casos, aun con voto secreto, de pánico interiorizado) —o simplemente por pasar rápidamente a otro punto del Orden del día de la reunión?

¿Qué les parecería a ellos, uno por uno, si en cualquier proceso selectivo de su área se les diese una puntuación de CERO en su investigación? Siendo para más inri que así, hablando pronto y mal, yo tengo más publicaciones que la mayoría de ellos cogidos de cinco en cinco—y esto hay que decirlo para que se entienda mejor la situación.


¿Qué hace gente como ésta en la función pública? ¿Cómo evalúan a sus alumnos? ¿Y cómo los educan?

SINVERGÜENZAS— Y no sé qué es peor... si los casos en los que la corrupción es sólo moral—los que han votado esto a sabiendas de que es injusto— o aquéllos en los que la corrupción moral ya ha dado un paso más, y se ha convertido en sincera corrupción intelectual.

Aunque también es cierto que en este departamento hay muchas cabecicas que no dan para mucho, sin más. Ni para avergonzados ni para sinvergüenzas.




____________________


PS: Un mensaje enviado a la lista de distribución de la Asociación Española de Estudios Norteamericanos, denunciando este hecho y remitiendo a este artículo ha dado lugar a la introducción de la censura en una lista que quería pasar por libre de ella. Los académicos necesitamos, a juicio de la presidencia de AEDEAN, que se nos vigile y se nos sujete la lengua, por si acaso decimos cosas que no son de su gusto.

Una versión "moderada" del texto que precede (atenuada a instancias del administrador) apareció en Fírgoa: Universidade Pública. Y otra ha aparecido en el Rincón de Opinión de la Universidad de Zaragoza, que es un foro con censura previa.


_________________

* Aquí va la lista aproximada, según el acta de la sesión, de l
os allí presentes que no votaron contra esta valoración, o que la apoyaron con sus votos o con sus palabras. 29 votos a favor, cinco en contra, y cuatro votos en blanco. En sustancia, los votantes a favor fueron los miembros del Departamento de Filología Inglesa y Alemana allí asistentes que siempre han apoyado nuestra exclusión del Máster, por palabra, obra u omisión. Han venido siendo, en los últimos años y concretamente en el Consejo que nos ocupa, las siguientes personas: Ignacio Guillén (director y responsable de la legalidad del procedimiento), Jesús Sánchez (Subdirector y "baremador"), Mónica Calvo (Secretaria y "baremadora"), Elisenda Castro y Rocío Aguado ("baremadoras" in absentia), Carmen Pérez-Llantada (Subdirectora), Begoña Poveda (Jefa de negociado), Francisco Collado (supervisor del máster), Celestino Deleyto (supervisor del máster), Ignacio Vázquez, (supervisor del máster), Mª Dolores Herrero, Luis Miguel García Mainar y Marita Nadal (profesores del máster y "candidatos" favorecidos en esta baremación), Mercedes Jaime y Carmen Foz (profesoras que protestan cuando se tratan estos temas en el Consejo, alegando que no les importan ni les competen) —así como otros profesores y miembros de los grupos de investigación allí presentes. De éstos, asistieron a la reunión, además de los ya citados, los siguientes partidarios habituales de nuestra exclusión: Bárbara Arizti, Mª Mar Azcona, Sonia Baelo, Chantal Cornut-Gentille, Isabel Corona, Maite Escudero, Hilaria Loyo, Mª Jesús Martínez, Mª Pilar Mur, Silvia Murillo, Peter Neumann, Elena Oliete, Ramón Plo y Constanza del Río. Entre todos no salen 29 votos. Así que alguno más, becarios y adláteres, supongo que también votaría por certificar que el currículum docente e investigador de un profesor titular con tres sexenios vale un cero.

Los miembros de los grupos de investigación se apoyan unos a otros para ocupar puestos, sin echarse atrás a la hora de hacer normativas ilegales, o falsear datos en los baremos por lo visto. Ahora han certificado oficialmente que mis publicaciones, una vez baremadas, suman cero puntos, y también mi experiencia docente. Cuesta creer hasta dónde llega la gente cuando se embarca en huídas hacia adelante y vigilancias mutuas.

La catedrática Dra. Onega, coordinadora del máster, artífice de sus normativas y políticas, y máxima partidaria de nuestra exclusión, estaba ausente, así que no se puede decir cuál hubiera sido el sentido de su voto. Que cada cual se lo imagine. Si he cometido algún error, y alguna de estas personas que cito, y que siempre han apoyado nuestra exclusión del postgrado, votó en contra de este despropósito, le sugiero que en lugar de enfadarse conmigo lo haga saber públicamente. O privadamente. A los demás, es justo que sus acciones los retraten. Por otra parte, están muy orgullosos de su criterio, así que es de suponer que no tendrán empacho en seguir sosteniéndolo públicamente, como siempre han hecho.





viernes, 27 de noviembre de 2009

Curiosas evaluaciones del profesorado


Nos pasan un boletín de FETE-UGT sobre evaluación del profesorado—sobre un modelo de evaluación del profesorado universitario que se pretende impulsar desde las Altas Esferas. Me recuerda en algunas cosillas a otros modelos y modos de hacer que se pretenden impulsar desde más bajas esferas, en nuestro departamento. De hecho, son impulsados en última instancia por una catedrática que ha sido mucho tiempo una destacada evaluadora de la ANECA, la Dra. Onega, y para la dirección de nuestro departamento los criterios de la ANECA/Onega son siempre verbo divino. Igual les interesaba conocerlo, a los sindicatos, este modelo en miniatura de los Nuevos y Futuros Tiempos Que Nos Esperan. Claro que también hay diferencias—en nuestro departamento necesitamos un juez de guardia, más que un sindicato—o quizá una pareja de guardias civiles.

DOCENTIA: un modelo de evaluación del profesorado muy cuestionable

Antes de comentar detalladamente algunas
"glorias" del programa en las distintas universidades,
es importante destacar que se trata de un programa:

- IMPUESTO y a espaldas del profesorado.
- NO NEGOCIADO con los representantes legales
del Personal Docente e Investigador.

Como otros grandes "atropellos"que está sufriendo
el PDI de las
universidades públicas, DOCENTIA
también sale de ANECA, y ya tenemos amplia
experiencia (aunque
esperamos que con la nueva
dirección
cambie) de cómo los programas
gestionados por ANECA sistemáticamente
vulneran (con el consentimiento implícito
del Ministerio de Educación) todos los
derechos
del profesorado.

Que la fundación privada ANECA no entienda que
está jugando con empleados públicos es un tema,
pero que el Ministerio de Educación se lo consienta
es "de juzgado de guardia", y por supuesto que
las universidades públicas, el Consejo de
Universidades, las Comunidades Autónomas, la
Conferencia de Rectores, etc. "entren en el juego
sin pensárselo dos veces" ya no tiene nombre.
Así pues, dicho lo anterior pasamos a comentar lo
que nos llega de las distintas universidades y que
advertimos, no sólo se presenta como paquete
DOCENTIA, sino que también se sirve "en cucharaditas"
en los diferentes programas de CALIDAD,
poniendo como excusa su presencia para que las
nuevas titulaciones puedan ser verificadas por
ANECA.

Las diferentes versiones de DOCENTIA se sustentan
en tres pilares:
1. Encuestas de opinión a los estudiantes.
2. Valoración institucional de la integración del
profesor en área-departamento-centro.
3. Iniciativas personales o colectivas emprendidas
por cada docente.

Conclusión, FETE-UGT considera que el objetivo
básico que esconde DOCENTIA es establecer
un marco institucional de control del trabajo
docente, no constituyendo, por tanto,
un verdadero programa de evaluación de la calidad.

Muchos profesores de "a pie" no logran comprender
esa manía convulsiva que les ha entrado a
numerosos compañeros por autoelegirse como
evaluadores de sus compañeros y se preguntan,
¿qué está pasando en la universidad pública?
Algunos sospechan que la respuesta es muy sencilla:
Pongo en marcha el juego y también pongo las
reglas, en consecuencia consigo llevarme el mérito
y quien se lleva el mérito se lleva el dinero.
Esperemos que esto no sea cierto, porque entonces…
¿dónde está la calidad?

__________


(—Y les juro que no lo he redactado yo).

Tiene chiste que a veces las prácticas feudales más descaradas, ilegales y abyectas puedan disfrazarse con el manto de la Calidad, aprovechando el discurso disponible en cada momento. Y va colando, oigan—que todo es adaptarse al medio.

En defensa de la Constitución

Como si fuese un periódico catalán, yo tampoco tengo problemas en reproducir editorales ajenos cuando estoy de acuerdo con ellos. O básicamente de acuerdo. Este comentario sobre el Tribunal Constitucional y su aún hipotética sentencia sobre el estatuto de Cataluña lo pasa el Foro Ermua:

EN DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN


EL FORO ERMUA RESPONDE AL EDITORIAL CONJUNTO DE DOCE PERIÓDICOS CATALANES SOBRE LAS DELIBERACIONES DEL T.C.


Bilbao 26 de Noviembre de 2009

Doce periódicos catalanes han coordinado sus posiciones para aumentar la presión al Tribunal Constitucional ante la Sentencia sobre el nou Estatut. Renuncian así a su independencia, se ponen al servicio de determinados poderes políticos locales y se acercan a un modelo de prensa más propio del franquismo que de una democracia.

El editorial resulta tan burdo que funciona a modo de boomerang contra quienes lo suscriben; es el mejor ejemplo de cómo la constitucionalidad del Estatut es indefendible con argumentos jurídicos y sólo mediante la coacción y la presión política tiene posibilidades de superar el filtro del Constitucional.

Ampuloso y frívolo al considerar que es nada menos que la dignidad de Cataluña la que está en juego con la Sentencia del nou Estatut, el editorial no explica cómo es posible que sólo un 35,78 % de los ciudadanos de Cataluña con derecho a voto apoyara un texto en el que, según su propia hipérbole, radica su dignidad.

En todo caso en poco valora su dignidad quien la hace depender de una resolución sobre la inadecuación a la Constitución de su Estatuto autonómico en lugar de hacerla residir en el nivel de libertad de sus ciudadanos, en su solidaridad, en su capacidad para aportar al bien común o en la justicia de sus actos.

El editorial demuestra desconocimiento o mala fe y ánimo de desinformar cuando denuncia que el Tribunal Constitucional se va a convertir en una cuarta Cámara. Nada más falso. La función del Constitucional es bien clara : tiene que controlar el funcionamiento de las Cámaras y determinar si la normativa aprobada se adecua a la Constitución. Para eso fue creado y ésa es la función que debe cumplir frente a cualquier Ley, incluida la Orgánica del nou Estatut. Pretender lo contrario por el mero hecho de que una Ley haya sido aprobada por el Parlamento español y el catalán y refrendada por los ciudadanos catalanes es propio del populismo más antidemocrático: cuando el derecho no ampara, se viola la legalidad mediante la demagógica apelación al “pueblo”. No es nada nuevo, pero ése no es el sistema que las democracias reales nos hemos impuesto. Nuestros ordenamientos no son inmutables, pero existen unos procedimientos para su reforma que no pueden ser trampeados.

Porque lo que está pidiendo el editorial es que nos olvidemos de lo que dice la Constitución y que se dé el visto bueno al texto por motivos políticos. No argumenta de manera alguna sobre la hipotética constitucionalidad del nou Estatut, limitándose a anunciar grandes males si se declara inconstitucional y a calificar de irreductibles a los magistrados que no se muestran propicios a sus intereses. Desde el FORO ERMUA consideramos francamente positivo mostrarse irreductible si de lo que se trata es de oponerse a una mutación constitucional a través de la aprobación de un Estatuto. Y esta irreductibilidad sería positiva tanto porque supone una defensa de la Constitución y, por tanto, del Estado de Derecho, como porque en este caso beneficia a los ciudadanos al mantener espacios comunes con mayores oportunidades, más derechos, más igualdad y más libertad.

El dilema, como dice el editorial, se plantea entre avance o retroceso, poniéndose en juego la propia dinámica constitucional y el marco de convivencia que los españoles nos dimos.

Sin duda estaríamos ante un grave retroceso y una quiebra de la dinámica constitucional si se aceptara que Cataluña es una nación política cuando la Constitución diferencia claramente (arts. 1 y 2) entre la nación (considerada como ámbito de soberanía política) y nacionalidades (consideradas como ámbitos con particularidades históricas y culturales relevantes), sería un retroceso y rompería con lo dispuesto en la Constitución si se aceptara romper la unidad del poder judicial español que queda establecida sin duda alguna (arts. 117.5, 122, 123, 125 y 149.1 5ª) en la Constitución, sería un retroceso y rompería con lo dispuesto en la Constitución aceptar la obligatoriedad del catalán cuando la Constitución establece únicamente la obligación de conocer el castellano (Art. 3.1), habiéndose excluido expresamente la obligación de conocer las lenguas regionales en el debate constitucional al rechazar una enmienda en ese sentido del Sr. Trías Farga porque “sería clara la discriminación y sería romper el principio de libertad de comunicación y establecimiento de todos los españoles, incluso los funcionarios” (Diario de Sesiones nº 104, 5/7/78, pág. 3856), también sería un retroceso y rompería con lo dispuesto en la Constitución aceptar levantar difusas barreras entre los españoles, romper la unidad de los cuerpos de notarios, jueces, secretarios judiciales, registradores, etc., restringir la competencia del Parlamento para la realización del presupuesto, aceptara terminar con la igualdad en los derechos básicos de los españoles, romper los mercados laborales, o que las relaciones entre España y Cataluña se sometan al principio de bilateralidad, olvidando así la pluralidad de España que está compuesta por diecisiete autonomías y reduciendo el papel del Estado central al de mero coordinador entre diecisiete miniestados. Esos son los riesgos reales de retroceso y ruptura del marco de convivencia al que nos enfrentamos.

Tampoco conviene olvidar que frente a lo que pretende el editorial no será el TC cumpliendo con su deber quien rompa con la dinámica constitucional, sino que ha sido el propio procedimiento para la aprobación del nou Estatut el que ha roto la dinámica propia de la Transición donde los acuerdos sobre el marco jurídico básico eran adoptados por consenso. Por primera vez desde 1978 se ha aprobado un texto estatutario sin acuerdo entre los dos grandes partidos nacionales que representan a más del 80% de los españoles, con el rechazo expreso del 44,64% del Parlamento nacional y con un fuerte rechazo popular tanto en Cataluña como en el resto de España.

El unísono editorial no niega que se esté tratando de mutar la Constitución a través de un mero Estatuto de autonomía, pero exige que no se frene esta maniobra. Apela, como no podía ser de otra manera, no a argumentos jurídicos sino al miedo, anunciando problemas para la convivencia y respuestas por parte de Cataluña. Desde el FORO ERMUA podemos asegurar que una Sentencia acorde con la Constitución no provocará ningún problema grave de convivencia; el riesgo para la convivencia no se encuentra en una Sentencia ajustada a la Constitución, sino precisamente en la falta de respeto del marco constitucional. Las amenazas del nacionalismo siempre quedan en nada, entre otras cosas, porque ellos son los primeros beneficiados del sistema que pretenden torpedear. Por otro lado, los unánimes editorialistas no están legitimados para hablar en nombre de Cataluña, puesto que sólo son representantes de intereses más cercanos a la estructura caciquil del Antiguo Régimen que a los intereses de los catalanes: no olvidemos que el 64,22 % de los ciudadanos de Cataluña no apoyó el nou Estatut.

Por mucho que lo exija una docena de periódicos cuya independencia han sacrificado a favor del poder político, el Estado de Derecho no debe someterse a los intereses de unos pocos. No se trata de mirar airadamente a la identidad catalana como pretende el editorial. No hay nada más fácil que inventarse un enemigo para no tener que debatir con el adversario real y nada más fácil para ocultar los intereses propios que identificarlos con el de todos los ciudadanos.

La oposición al Estatuto de Cataluña de 2006 no tiene nada que ver con la animadversión hacia Cataluña ni hacia el catalán. De lo que se trata es de oponerse a discursos propios de los reaccionarios antidemocráticos del siglo XIX y a la reducción de derechos de los ciudadanos. Se trata, precisamente, de preservar en beneficio de todos el marco de convivencia fijado por la Constitución y que es puesto en peligro por el nou Estatut. Es este marco de convivencia el que tiene que defender el Constitucional. Es la libertad de los españoles, incluidos los catalanes, para establecerse sin barreras difusas en cualquier lugar de España y para optar por la educación y lengua que deseen, es la igualdad de derechos y la solidaridad interterritorial, es la unidad del poder judicial, es un Estado con competencias y medios para funcionar eficazmente, es España como ámbito de decisión común y de unidad frente al exterior, son los acuerdos alcanzados en la Transición los que deben ser protegidos y son las presiones desde el nacionalismo y parte del partido socialista las que ponen en peligro estos acuerdos.

El Tribunal Constitucional tiene la obligación de dictar ya una Sentencia fundada en derecho y que proteja el espíritu y la letra de la Constitución. Seguir retrasando la Sentencia sólo conllevará un mayor desprestigio del Tribunal, un aumento de las presiones y un incremento de las dificultades para revertir la normativa dictada al amparo de una norma inconstitucional. La situación resulta ya insostenible.


jueves, 26 de noviembre de 2009

Sobre ciertas actuaciones y modos de este departamento

Muchas de las actuaciones del Departamento de Filología Inglesa y Alemana en su ordenación docente, y las actitudes, dinámicas de grupos y maneras de entender la universidad (o la vida) que subyacen a ellas, podrían calificarse de feudales y corporativistas. Realmente merecen más comentario del que se puede poner en un Sidewiki. Quienes estén interesados en conocer una visión disidente desde dentro, disidente no por vocación pero sí por necesidad ya desde hace varios años, pueden encontrarla aquí.
http://garciala.blogia.com/temas/departamento.php
Disculpen quienes se molesten por la crítica, pero falta crítica en esta universidad, y mucha. Y yo gané un concurso-oposición de esa especialidad. Algunos (ya van siendo los menos) hasta dicen que es sana, la crítica.

con referencia a: Departamento de Filología Inglesa y Alemana :: Universidad de Zaragoza (ver en Google Sidewiki)

Buen rollito y disidentes

Bien, pues hemos tenido hoy consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana, con los resultados esperados. Entre las numerosas propuestas y sugerencias que hago, disiento casi por unanimidad de todos mis colegas, o quizá ellos de mí... normalmente la reacción a mis propuestas es lo que se llama una "knee-jerk reaction". Mis argumentos suelen quedar sin respuesta—o con una respuesta oficialista y llena de circularidades, dobles raseros y peticiones de principio, respuesta que es asentida sin chistar por todos los presentes; se resuelve el asunto con la fuerza de los votos, y a correr. Hoy casi todas las votaciones han ido así así: veinticinco/treinta votos contra dos/tres. Bueno, en una ha habido cierta desorientación, es cierto... pero aquí lo que prima frente a quienes sacan los pies del tiesto es la férrea disciplina.

Por ejemplo, en un par de tonterías. En el asunto de la visita del Rector. Por primera vez en toda su historia, se organizó una "visita del Rector al departamento", y varios profesores pedimos que fuese una visita a la que pudiesen acudir los miembros del departamento. Lo pidió por ejemplo la Dra. Penas, que es coordinadora de una de las secciones departamentales—pero ni a ella ni a mí ni a los miembros del consejo ni al resto del departamento se les invitó a la reunión largamente esperada y anunciada. El Rector fue "abducido" por un petit comité de cinco o seis personas de la Dirección (nos han pintado un retrato simpático y desenfadado de la reunión, y seguro que al Rector se le dijo que el departamento había acordado recibirle así). Bien, pues, he preguntado, visto que es la primera y quizá última vez que un rector visita este departamento, ¿por qué se ha procurado que las menos personas posibles asistiesen, y sólo quien ha decidido la dirección? Pues, se me ha dicho, "porque no se quiere dar a estas visitas un carácter asambleario". Y vaya, que a todo el mundo le ha parecido muy bien que no se les autorizase a ir a la reunión "con el Departamento", y han aplaudido la iniciativa de la Dirección, con buen rollito general y encantados de la vida. También ha parecido fantástico que aunque solicite una coordinadora de sección departamental estar presente en esa reunión, ni se le conteste ni se le autorice. Normal, ¿no? Como en todo en general, vamos—una dirección modélica. Menos cuando actúa contra la ley y los tribunales le ordenan deshacer lo hecho, que también le va pasando. Pero el rector seguro que se ha llevado una excelente impresión del departamento.

Otra "knee-jerk reaction", de esas donde no se examina la racionalidad del asunto, sino que se le vota en contra al disidente. Esta es de cuando se proponía establecer un baremo para evaluar los méritos de los profesores, hace ya tiempo. Se proponía establecer una diferencia entre dos tipos de publicaciones, primando "publicaciones académicas de alta categoría e impacto" frente a "otras publicaciones", puntuadas en la mitad. Bien, pues yo propuse, "Bueno, convendría distinguir entre 'publicaciones académicas de alta calidad', 'otras publicaciones académicas' y 'publicaciones no académicas' - o quizá sólo considerar entre los méritos las publicaciones que sean académicas y sometidas a un proceso de evaluación externa—pues las demás pueden ser autopublicadas, periodísticas, de libros de la editorial del amiguete, etc." Momentos de desconcierto y desorientación, miradas mutuas entre los formadores de opinión, señales de cabeza y tomas de postura.... y no, se decide, sin saber muy bien por qué, que esta propuesta, viniendo del Dr. García Landa, es altamente sospechosa. Y que mejor rechazarla en pleno, por si acaso hay gato encerrado en algún sitio. Así que rechazo masivo de las Filas: y queda nuestro baremo distinguiendo sólo entre "publicaciones de alto standing académico" y "otras publicaciones" que valen la mitad. Cosa que me favorece, mire usted, porque publicaciones académicas buenas tengo algunas, bastantes, pero lo que se dice autopublicaciones, publicaciones en repositorios, páginas web y demás tengo lo que se dice a patadas. Y escasean notablemente entre mis colegas. Así que si me diesen los puntos que dice el baremo que dan por cada publicación, así en crudo, fácilmente les triplicaría la puntuación a cualquiera. Aunque en realidad da igual, porque si hay que aplicarme un baremo lo aplican como les da la real gana, y en última instancia por votación: "Este no—que hay que votarle en contra. Ponle un cero en todo." (Y eso han hecho—luego lo cuento con más detalle).

Debe ser esto a lo que se refiere nuestro Subdirector, Jesús Sánchez, cuando ha dicho que esta manera de actuar responde a una filosofía, a una manera de concebir la universidad. Y que, es más, es el futuro, lo que se va imponiendo. Seremos constantemente evaluados por nuestros compañeros, al parecer sin atenerse a otro criterio que el del resultado a obtener en la votación. Porque aquí se entiende así la democracia: lo que se vota en el corronchico es lo democrático. Y ¿leyes, razones, maneras generalmente establecidas de actuar? Pero qué me dice usted. Será si les damos el visto bueno aquí. Este departamento necesita urgentemente un Estatut, para desarrollar todas sus posibilidades intrínsecas y expresar su filosofía. Aunque creo que esta filosofía, tenga el futuro que tenga, en realidad ya se inventó hace tiempo—en las épocas feudales.

______________________________

Ciertos materiales emanados del Consejo: una carta al Director, y nuestros votos particulares en contra de algunas decisiones.




Destinatario: Sr. Director del Departamento de Filología Inglesa y Alemana
Remitente: Dres. José Angel García Landa y Beatriz Penas Ibáñez
Fecha: 27/11/2009
Asunto: Solicitud documentación baremación Master



Sr. Director:

Habiendo resuelto el Consejo de Departamento, por el sistema de votación, ratificar sin más examen la actuación de la Comisión de Ordenación Docente en lo relativo a la baremación de los méritos de los diversos profesores que optábamos a la docencia de dos asignaturas del Máster de "Estudios Textuales (etc.)", solicitamos una relación detallada de la puntuación otorgada por la Comisión a los diferentes méritos alegados por los candidatos. Esta información no aparece en la documentación entregada a los miembros del Consejo de Departamento, entre los que nos contamos, siendo ésta la única vía por la que se nos ha comunicado el resultado de la baremación, y no habiéndose establecido ninguna vía de garantías y reclamaciones al procedimiento.

Solicitamos por otra parte que nos comunique cuándo podemos retirar de Secretaría los currícula y materiales que entregamos para la evaluación por la Comisión.

Zaragoza, 27 de noviembre de 2009

José Angel García Landa Beatriz Penas Ibáñez






Voto particular razonado de los profesores José Angel García Landa, y Beatriz Penas Ibáñez en la reunión del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de 26 de noviembre de 2009 (Punto 5 del Orden del día)


Hacemos constar nuestro voto particular contra la ratificación del Acta de la sesión extraordinaria de Consejo de Departamento de fecha 6 de octubre de 2009, en concreto al punto 1.2 de la misma, atendiendo a las siguientes razones:

1) El Consejo de Departamento ha votado que no se efectúe la siguiente corrección al Acta (que en cualquier caso remitimos a la Profesora Secretaria para que conste en la documentación de este Consejo).

Solicitud de la Dra. Penas de corrección al Acta del Consejo de Departamento nº 103, de fecha 6 de octubre de 2009 para que el texto abajo entre paréntesis conste en acta de este consejo en el apartado correspondiente al punto 5, punto en el cual se formuló la petición (y que no se convierta en anexo).

(La Dra Beatriz Penas solicita que la redacción del punto 1.1 del acta 103 se corrija añadiendo un tercer párrafo en el que conste la petición –que ella misma efectuó en el Consejo de 6 de octubre 09 y que no consta en el acta 103 de dicho consejo– de que las bien conocidas líneas de investigación del Dr. José Angel García Landa –Crítica Inglesa y Norteamericana, Teoría de la Narración, Teoría de la Interpretación– y de la Dra. Beatriz Penas –Hermenéutica de la Traducción y del Texto Literario, Literatura Anglonorteamericana / Hemingway– , aparezcan en lugar adecuado de la memoria del Doctorado en Estudios Ingleses –en un apartado propio como profesores independientes que son, sin que se les excluya de las actividades formativas de Tercer Ciclo.)


2) El anexo 1 a que remite el acta, que es un extracto de la memoria del Doctorado en Estudios Ingleses en su versión modificada tras la sentencia, y que los miembros del consejo de departamento vemos ahora por primera vez, restringe el alcance de nuestra inclusión en la lista de profesores que pueden dirigir tesis en dicho programa. El Dr. García Landa y la Dra Penas Ibáñez son una excepción, son los únicos profesores en el listado de los que ni se menciona la línea de investigación que desarrollan. Con la modificación que se ha hecho en la memoria del programa de Doctorado, lejos de cumplirse la sentencia, se ha establecido una diferenciación entre profesores de primera y profesores de segunda—

En el caso de todos los demás profesores constan sus líneas de investigación y la previsión de que tomarán parte en las actividades de formación, seminarios, etc. organizados dentro del programa ; solicitamos por tanto que se especifiquen también las nuestras, a saber:

José Angel García Landa:
- Crítica inglesa y norteamericana
- Teoría de la narración
- Teoría de la interpretación

Beatriz Penas Ibáñez:
- Hermenéutica de la traducción y del texto literario
- Literatura anglonorteamericana / Ernest Hemingway

—especificándose además que podemos organizar seminarios en el marco del programa, al igual que los demás profesores.

Todo ello para que nuestra inclusión en el programa de doctorado se haga en condiciones de igualdad y sin primar de modo indebido a los miembros de los equipos de investigación—pues no otra cosa ordena la sentencia del juzgado de lo contencioso administrativo a la que se remite la actuación en este punto.

3) La Dirección, en cambio, ha defendido una interpretación de cómo aplicar la sentencia del Juzgado y la orden del Rector según la cual nuestra inclusión en el "listado de profesores que pueden dirigir tesis" no tiene otro alcance que el de que aparezcamos en el listado—es decir, no se nos permite participar en el programa en pie de igualdad con otros profesores, hasta el punto de negarse a que se mencionen siquiera nuestras líneas de investigación. La misma postura ha sido defendida explícitamente por el Dr. Collado, y apoyada por una mayoría de los presentes.

Por ello votamos negativamente a la ratificación de este acta por la que el consejo de departamento acepta ejecutar parcialmente y de forma meramente nominal la orden del rector según sentencia judicial.


Zaragoza, 26 de noviembre de 2009

José Ángel García Landa Beatriz Penas Ibáñez





Voto particular razonado de los profesores José Angel García Landa, y Beatriz Penas Ibáñez en la reunión del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de 26 de noviembre de 2009 (Punto 6 del Orden del día)

Hacemos constar nuestro voto particular contra la actuación de la Comisión de Ordenación Docente del departamento, tal como aparece reflejada en el acta 209, punto 2, de la misma, y contra la ratificación de esta actuación por parte del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana (punto 6 del orden del día de hoy).

Estamos en desacuerdo con la valoración emitida por la Comisión de Docencia y rechazamos la puntuación otorgada a nuestros méritos. A título indicativo, al Dr. García Landa no se le otorga ni siquiera un punto por todas sus publicaciones acreditadas por tres sexenios de investigación. Una valoración igualmente injusta se da en el caso de la Dra. Beatriz Penas.

Rechazamos por tanto esta actuación de la Comisión por su patente arbitrariedad, pues no utilizado criterios objetivos, sino altamente sesgados por el resultado deseado que se buscaba obtener. Se han utilizado los términos de "afinidad" e "idoneidad" sin ningún contenido determinable y medible.

Se trasluce, por otra parte, un empecinamiento demostrado en contravenir la normativa universitaria y las sentencias judiciales, al ajustarse a los criterios establecidos en las memorias de máster y doctorado, que han sido repetidamente anulados por decisiones superiores.

Ante el desacuerdo de los candidatos con la valoración, y las reclamaciones expuestas en Consejo, al Consejo le ha faltado emitir, conocer y examinar la relación detallada de la puntuación otorgada por la Comisión a los diferentes méritos alegados por los candidatos. Esta información no aparece en la documentación entregada a los miembros del Consejo de Departamento, entre los que nos contamos, siendo ésta la única vía por la que se nos ha comunicado el resultado de la baremación, y no habiéndose establecido ninguna vía de garantías y reclamaciones al procedimiento.

Recordamos especialmente que en su sentencia relativa a la ordenación docente del Máster el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 2 recalcaba la obligación de atenerse a criterios objetivos, no subjetivos, para la asignación docente. Asimismo, declaraba contrario a derecho y anulaba el recurso a los criterios específicos establecidos en la memoria de Máster, aquí continuamente invocada por la comisión. Por otra parte, se desobedecen frontalmente la sentencia judicial y las órdenes del Rector al no haberse efectuado la retrotracción de la ordenación docente del Máster en los dos años académicos anteriores (por no haber sido aprobada en Consejo de Departamento de 6 de octubre, ni aparecer siquiera allí como punto del Orden del Día). Es éste un hecho que vicia de entrada toda la aplicación del baremo a los currícula presentados, y que (sobre todo habida cuenta del sistema de baremación seguido) afectaría exponencialmente al resultado de las baremaciones. Las asignaturas objeto de conflicto han sido diseñadas para, y programadas por, los profesores que las han estado impartiendo irregularmente estos dos últimos años. Son materias extremadamente generales en su descriptor y título que diferentes docentes habrían podido orientar de manera muy diversa atendiendo a los mismos objetivos, pero en los diferentes apartados del baremo se han utilizado como medida de afinidad los currícula y líneas de investigación de los profesores que han venido impartiendo estas asignaturas—con lo cual su idoneidad perfecta e indiscutible venía establecida de antemano, y convierte el proceso de baremación de méritos es un mero simulacro de objetividad.

Zaragoza, 26 de noviembre de 2009


José Ángel García Landa Beatriz Penas Ibáñez





Voto particular de los profesores José Angel García Landa, y Beatriz Penas Ibáñez en la reunión del Consejo de Departamento de Filología Inglesa y Alemana de 26 de noviembre de 2009 (Punto 12)

Hacemos constar nuestro voto particular la aprobación de la "adecuación del texto del documento de bases y procedimiento" tal como aparece detallado en el punto 12 del orden del día del consejo de hoy.

Más en concreto, nuestras objeciones principales se refieren a estos puntos:

1) El inoperante sistema de "segunda vuelta" en la asignación docente establecido en el último párrado de la p. 15 de la documentación,

"No obstante lo anterior, el Departamento acuerda que un profesor del mismo Nivel que otro podrá manifestar su desacuerdo con la asignación resultante del uso de dicho orden, en grado y/o posgrado, y solicitar a la Comisión de Ordenación Docente que eleve informe de idoneidad al Consejo sobre la asignación de una asignatura concreta. Si el Consejo aprueba el informe de la Comisión, la asignación se realizará por idoneidad y no por orden de prelación. Este informe se basará en el Baremo de asignación en caso de conflictos aprobado en 2005 (vid. apartado 2.4 anterior). "

La inoperancia de este sistema, y su arbitrariedad, han quedado demostrados en la primera aplicación que se ha hecho de este procedimiento por parte de la Comisión de Ordenación docente, en actuación que hoy impugnamos.

2) En la sección de antecedentes, se restringe esta normativa a la Licenciaturas y diplomaturas, excluyendo los grados y másteres, con lo cual se crea un vacío por el cual el departamento se queda sin criterios ni normativa para la asignación docente en los nuevos estudios.

3) Con respecto a la contabilización de descargas docentes, se vuelve a utilizar doblemente el compromiso investigador de los miembros de los equipos de investigación, que a la vez lo "agrupan" optando al convenio IRDI, y luego lo reutilizan por su cuenta individualmente. Teniendo en cuenta el número de profesores integregrados en estos equipos con descargar IRDI, se produce una doble descarga muy onerosa para el departamento y la universidad, sin razón que la justifique una vez aceptado el sistema del convenio. Existe el precedente de las descargas Erasmus que se agrupan de modo similar y se hacen de forma rotativa y no duplicada, para beneficio de todo el profesorado implicado.

Zaragoza, 26 de noviembre de 2009

José Ángel García Landa Beatriz Penas Ibáñez









miércoles, 25 de noviembre de 2009

Se me pasa el lustro tontamente

arcadia





Vaya, si resulta que he cumplido sin enterarme más de cinco años blogueando casi a diario. Aquí hay unos archivos donde se ven panorámicamente, más o menos, mis afanes. Los archivos completos y collected papers estan al pie de mi Blog de Notas "versión original", que aún sigo manteniendo aunque sea poco visitado.

Por visitas desde luego no es por lo que sigo dándole al blog, y menos por la conversación generada, nada lustrosa. Rarísimos son los conocidos que me han puesto un comentario alguna vez—¡vade retro!—y casi igual de raros han sido los comentarios procedentes de desconocidos. Aunque también puede que el raro sea yo—de hecho es una tesis bastante extendida. Los temas de conversación que saco suelen hundirse en el silencio más profundo como si cayesen en una laguna negra. Así que, como medio de "comunicación", cero patatero. Como no sea de autocomunicación.

Porque sí me ha servido el blog, en cambio, para pasar el rato y expresar a gusto mis ideas y opiniones, en plan ah de la vida. Y para ordenarlas, y desordenarlas, y cambiarlas cuando ha parecido oportuno. Así que creo que seguiré de momento en esta línea... aunque también podría parar sin previo aviso, como la vida misma.

Esta era mi primera entrada, con una macabra bromita retroprospectiva.

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.