sábado, 27 de mayo de 2017

Puerto de Zaragoza

Puerto de Zaragoza

Retropost #1631 (27 de mayo de 2007): Euskalherria a las puertas


Maldita sea. En Navarra van a pactar socialistas con IU con nazionalistas para gobernar, y—si se sigue el guión marcado por la ETA y aceptado en secreto por los socialistas—para terminar con la existencia autónoma de Navarra y unirla al proyecto de la Gran Euskalherria. La hemos jorobado. Ya tenemos los aragoneses a los euskaldunes a las puertas. Y muchos dentro, preparando el terreno. Claro que peor lo tienen en Navarra. Aún no se han enterado los panolis que han votado al PSOE la que les va a caer encima.

Como conciudadanos y como vecinos, los nacionalistas vascos son de lo peorcito. Cuanto más lejos sigamos de ellos, MEJOR.






—oOo—

Man in the Long Black Coat (4)

Retropost #1631 (27 de mayo de 2007): Pour que tu m'aimes encore

Céline Dion acaba de sacar D'Elles. Este vídeo con "Pour que tu m'aimes encore" es de D'Eux, hace más de diez años ya. Es, quizá, su mejor canción, aunque eso sea mucho decir. En todo caso, la que "quizá" sea la mejor canción de Céline Dion ha de ser por fuerza una de las mejores canciones jamás grabadas:





Y aquí hay un dúo excelente de Céline con Elvis Presley: "If I can dream":



I Don't Need No Doctor by The Fearless Four

Retropost #1630 (27 de mayo de 2007): La intriga de la Historia




Hay en Vox Poetica un interesante ensayo de Claude Calame sobre la historiografía griega y su separación del discurso mítico—"Entre historiographie et fiction : indice, témoignage et tradition poétique (Hérodote et Thucydide)." Se verá por el tema que es un ensayo a considerar conjuntamente con "The Rise of Historical Criticism" de Oscar Wilde; aquí es más pronunciado el énfasis narratológico y semiótico (claro, viniendo de donde viene el ensayo).

Analiza la semiótica historiográfica de Herodoto como creador de un discurso situado no sólo en elintrigadelahistoria espacio, sino en el tiempo y el sujeto, con los anclajes yo-aquí-ahora que señalaba Bühler, y estudia el uso en este autor y en Tucídides de los diversos tipos de traza histórica y de su credibilidad—¡paradójicamente, los relatos sobre la historia son los menos creíbles! Es mejor acudir a la evidencia visual, pero claro, esa necesita ser interpretada y valorada, así como los relatos, con lo cual no hay escapatoria posible del discurso de la historia.

Critica Calame el pensamiento nebuloso y verborrea de Heidegger, que distrae la atención de la imbricación de los discursos y debates históricos en un ámbito cultural, dirigiéndolos a una "esencialidad" falaz, puesto que para Calame (o para Bajtín, diríamos) no existe esa esencia del discurso fuera de la interdiscursividad.

Se complementa el ensayo con una interesante comparación con la poética aristotélica, y su discusión de la diferencia entre ficción e historia (ficción digo, y no poesía, porque Calame también discute de modo interesante el concepto de ficción entre los antiguos). Aristóteles enfatizó el lado poético del discurso sea factual o inventado, y así pone de relieve los aspectos semiótico-discursivos comunes a la historia y a la literatura de ficción.

Penúltimo, y más interesante párrafo del ensayo de Calame:


On le concèdera volontiers à Paul Veyne : l'histoire ne porte ni sur l'universel, ni sur le singulier, mais sur le spécifique qui seul peut être compris dans la mesure où il renvoie à une intrigue. S'il est sans doute exact que la mise en intrigue permet d'établir les relations nécessaires à la compréhension et d’inscrire les événements du passé dans une logique narrative, si l’on admettra volontiers que, par conséquent, «l'enchaînement du texte exprime les imbrications réelles des causes, des conditions, des raisons et des régularités», alors l'«historiopoiésis» est aussi justiciable du travail de représentation et de fabrication indiqué par la notion aristotélicienne de la mímesis poétique; à cette différence près néanmoins que l'historiographe représente les actions des hommes et des groupes sociaux non pas comme elles pourraient ou devraient advenir, mais comme il pense les rendre vraisemblables et intelligibles après qu'elles sont advenues ; ceci sur la base des témoignages qu’il s’est procurés de ces actions passées et par l’intermédiaire non pas d’une simple mise en intrigue, mais d’une mise en discours beaucoup plus compréhensive.

Es crucial la interpretación de Veyne: la historia no trata sobre hechos individuales o concretos (como nos harían creer Aristóteles o Sidney) sino que también es "universalizante", trata de hechos "específicos"—característicos, podríamos decir—comprensibles sólo por relación a otros hechos; es decir, a un sistema estructurador. Un argumento, como dice Veyne, o bien un esquema que establezca paralelismos y analogías entre hechos individuales. Es decir, un sistema de interpretación racional de los hechos, como el que pretendía establecer Polibio. Me parece engañoso limitar esta relación racional entre hechos a un esquema narrativo.

Y la conclusión final: que a pesar de su núcleo común en la tipicidad, la ficción y la historia siguen difiriendo en su modo de ajustarse a un pasado específico, a lo que ha sucedido efectivamente, de modo creíble o verosímil. Si la historia es una ciencia, sigue siendo cierto que no hay ciencia de lo irreduciblemente individual, sino sólo de lo generalizable. Lo cual nos remite no sólo a qué son las acciones "específicas" (o "típicas" que decía Lukács en The Historical Novel) sino a cuáles son los criterios de tipicidad, y de credibilidad e inteligibilidad que rigen en una época o contexto determinado... es decir, una vez más, al conflicto de las interpretaciones.



—oOo—

Retropost #1629 (27 de mayo de 2007): Changao


Mi fantástico ordenador último modelo Mac Intel Core Duo ha petado. Menos mal que tuve la precaución, al comprarlo, de hacerle un seguro a todo riesgo para dos años. Pensé: ¿vale la pena? Seguro que no. Imposible que pete. Pero lo hice. Y menos mal... a ver si ahora vuelve a buenas. Ha ido cada vez más lento, día a día, hasta que estaba convencido de que era un zombi invadido, de esos iPods de los ladrones de cuerpos, que se pasan el día enviando correo basura a terceros mientras que tú no notas nada, o casi nada. Así que aprovechando que venía JMC a echar unas cañas, le bajó un OniX para revisarlo, y el OniX me recomendó reparar el disco. Pero el disco se niega a repararse, y el sistema se niega a reinstalarse. Así que está tomado pero bien tomado.

Y yo también. Aún sigo con asma y trancazo catarril, simultáneos, o sea que deben ser aliados coyunturales, algún bipartito siniestro. Creo sin embargo que aunque sólo sea por imperativo categórico iré a dar clase el lunes martes y miércoles, ya de despedida del curso. Pero malditas las ganas que tengo.

Y también iré a votar, sin ganas, porque a estas alturas aún no sé a quién. Desde luego, ni al PP, ni al PSOE, ni a Izquierda Hundida, ni a ningún nacionalista ni partidario del Proceso de zaP. A alguna víctima de la regla d'Hondt, en plan testimonial, votaré.

 En fin, para amenizar la jornada electoral, recomiendo hoy este vídeo de Hair: "Let the Sun Shine In". No es que tenga que ver directamente con elecciones, pero es que a veces las cosas más insospechadas dependen de las elecciones.




—oOo—

viernes, 26 de mayo de 2017

Las insostenibles autonomías






—oOo—

Black Coffee by Travieso Quartet

Some girls by the river

Some girls by the river

Retropost #1628 (26 de mayo de 2007): On ne naît pas femme, on le devient



(Je viens de tomber sur cette pièce de rédaction que j’ai écrite pour mes cours de français—vers 1990 à peu près—au sujet de l’identité sexuelle et de cette phrase de Simone de Beauvoir, "On ne naît pas femme, on le devient". On y reconnaît des idées venues de Christine Delphy, d’Hélène Cixous—à côté des miennes, j’espère!... Je revenais tout juste de mes cours sur la critique littéraire féministe en Amérique. J’aime bien la perspective "dramatistique", sans oublier pourtant le poids de l’Histoire. Et si la biologie y est pour bien peu, il faut avouer qu’il s’agissait de ma phase constructiviste... et du sujet du commentaire.)



Peut-être conviendrait-il d’utiliser les termes "sexe" et "genre" comme certaines féministes le font, empruntant ce dernier terme à la grammaire pour désigner d’une part la différence physique entre le mâle et la femelle, et de l’autre la différence entre les rôles sociaux reservés aux individus sur la base de leur sexe.  Évidemment, on naît avec un sexe.  Et l’on acquiert un genre.  Cette acquisition devrait se comprendre non pas comme une métamorphose, un procès qui commence et s’achève à un moment donné, ou une transformation qui part de A pour arriver en B, mais justement comme un devenir, une évolution sans étapes et sans fin—c’est à dire, sans autre fin que la mort.
Ce "devenir femme" consiste à participer dans la société en adoptant le rôle de femme: parler, bouger, s’habiller, se maquiller comme une femme, entrer dans des rapports sociaux réservés aux femmes, se présenter devant les hommes comme une femme, et enfin, penser comme une femme.  Comme chez les acteurs, ce rôle peut devenir une vieille pièce qu’on répète automatiquement, mais il change aussi dans une certaine mesure: ce n’est pas la même chose d’être femme aujourd’hui et il y a trente ans, et ce n’est pas le même d’etre une petite fille ou une vieille femme.  On définit toujours le rôle en le répétant.

Le rôle de la femme a toujours été beaucoup plus spécifique que celui de l’homme.  Dans notre culture européenne traditionnelle, l’homme est le centre de l’ensemble social, et la femme ne peut occuper qu’une position périphérique, exercer un pouvoir limité.  Et si on cherche les racines de la différence là où l’on trouve la plupart des racines, dans les intérêts économiques ou dans la volonté de pouvoir, le doute surgit aussitôt.  On est tenté de voir dans la femme telle qu’on l’entend depuis toujours une invention de l’homme, un rôle secondaire qui est le résultat d’un type de relation de pouvoir.  C’est à dire, une classe sociale, la classe chargée de faire le travail qui ne compte pas comme travail, le travail hors du marché de travail et hors de la considération de cette économie politique où l’on défine l’exploitation laborale comme l’exploitation de l’homme par l’homme, sans sourciller.   La femme telle que nous la connaissons est donc, dans une certaine mesure, le résidu de l’économie familiale, patriarcale, qui était l’économie tout court avant l’arrivée du féodalisme et du capitalisme.  

Aujourd’hui ce type de relation économique patriarcale perd du terrain.  Hors de l’économie campagnarde, où le travail de la maison et le travail de la ferme se confondent, l’économie moderne est médiatisée par l’argent, elle ne repose plus sur des relations de dépendance familiale.  Il y a là sans doute l’autre côté de la "libération" laborale de la femme: dans le système capitaliste on ne peut plus utiliser pleine force le travail de la femme si elle reste chez soi; qu’elle sorte, alors.  Mais le capitalisme, qui a dissout les relations personnelles du féodalisme, dissout aussi la famille et ses relations de pouvoir; c’est le procès que nous sommes en train de vivre.

Mais si la femme telle que nous la connaissons n’est que le résultat du système patriarcal, on passe vite à la conclusion qu’il ne faut pas être femme, que la femme est une position sociale périmée, qu’au moins certains des individus que nous nommons "femmes" échappent en réalité à cette classification, et n’entraînent leur condition de femmes que comme une amalgame de traditions, habitudes, formes de relation et attitudes disparates, qui ne forment plus un système organique, qui ne sont qu’une coque vide dont le noyau n’est plus?  N’est-ce pas là une autre façon de dire qu’il faut tout simplement que les femmes se libèrent de la femme qui est en elles?  Que le projet du féminisme devrait être de supprimer les femmes? 
mascara
Ce serait là une interprétation superficielle de la réalité de la différence des sexes, et qui, en plus, est en complicité avec ce qu’elle veut critiquer.  L’idéologie traditionnelle, on le sait, s’efforce de démontrer que l’homme est un terme neutre, et la femme un terme marqué.  Négativement, si possible.  Dieu crée l’homme, et ce n’est qu’àprès coup qu’Il ("Il") crée la femme, comme une dérivation de l’homme.  Dans la Genèse il n’y a pas d’androgynie avant l’apparition d’une polarité des sexes: Adam n’est pas moins Adam avant la création d’Eve.  L’homme n’est pas là une des moitiés: il est, malgré une apparence trompeuse, le tout, le cercle complet.  On comprend l’ahurissement d’Adam devant Eve, devant cet être qui devait définir une polarité avec son apparition, mais qui ne fait que confirmer qu’un des pôles est à la fois le tout et une partie.   La femme comme exception, comme déviation, comme rétrécissement des plus larges possibilités de l’humain, comme simulation de l’humanité enfin. C’est là une prémisse insidieuse; elle se glisse partout où l’homme pense.  Qui, l’homme?  La langue elle-même nous pousse dans cette direction.  Il faut prendre garde et ne pas réduire à l’homme les possibilités humaines.

L’homme est en effet un curieux animal lui aussi.  Nous apprenons notre rôle tout comme les femmes, et même si les possibilités offertes au sexe masculin ont toujours été plus larges il serait naïf de croire que tous les chemins lui sont ouverts.  L’homme rêve d’être le terme neutre, n’empêche qu’il ne peut pas l’être.  L’analyse structurale est formelle: si l’homme et la femme occupent des positions structurales différentes, la perspective de la femme est close à l’homme, et vice versa.  L’homme, en tant que position pour le sujet, est aussi défini d’une façon différentielle.  Sans les femmes, les hommes ne seraient pas tels qu’ils sont; et il faut ne pas oublier qu’on ne naît pas homme non plus, qu’on le devient.  On devient femme ou homme en même temps qu’on devient Français, Basque, Japonais ou Tarahumara, dans le sein d’une culture spécifique qui investit ces termes "femme" et "homme" de ses propres valeurs, une culture qui leur donne un sens concret, sans quoi ce seraient des formes vides.

Et tout comme les différences culturelles sont à la fois un mal (à cause des tensions, des guerres, du colonialisme qui en résultent) et une richesse, qui permet à chaque culture retrouver son autre et élargir l’horizon de ses possibilités,  de la même façon il y a du bien et du mal à la différence des rôles sexuels.  L’expérience humaine possible en est élargie, et le monde qui s’annonce au loin, un monde avec rien que des êtres humains, risque d’être un peu morne après notre monde plein d’hommes et de femmes.  Nous avons été marqués par la polarité de la différence des sexes, et nous ne pouvons trouver là qu’une source d’ambivalence sans solution univoque possible.



______


Un documentaire sur Simone de Beauvoir et Le Deuxième sexe: 









—oOo—

El coste de denunciar la corrupción en España

jueves, 25 de mayo de 2017

House of Leaves objet trouvé

House of Leaves

Les Amants de Teruel

Hoy se ha presentado en la Casa de Teruel de Zaragoza el libro de Francisco Javier Aguirre  La otra vida de los amantes de Teruel, donde se habla entre otras muchas vidas póstumas de los amantes de teruel, de esta película-ballet de 1962 con música de Mikis Theodorakis:






Les Amants de Teruel. Written and dir. by Raymond Rouleau. Dialogues by René-Louis Lafforgue. Cast: Ludmila Tcherina, Milko Sparemblek,  Milenko Banovitch, Stevan Grebel, Antoine Marin, Jean-Pierre Bras, le nain Roberto, Serge Barthely, Michel Bass, Clemenceau, Dominique Delassue, Max Doria, luce Fabiole, Georges Faye, Michel Gelot, Francis Heranger, Philippe Rouleau, Marcel Rouze, Jean Saudray, Bibiane Stern, Bernadette Stern, René-Louis Lafforgue. Music by Mikis Theodorakis. Metaphonic composition by Henri Sauguet. Choreography by Milko Sparemblek. Music dir. Kresimir Sipush. Sound dir. P. Arthuys and C. Hackspill. Orchestre des Concerts Lamoureux. Photog. Claude Renoir. Cameras by Andréas Winding and Roger Monteran. Assistant dirs. Jean Léon, Pierre Blondy. Photo¡g. Raymond Voinquel. Sets and costumes by Jacques Dupont. Leading decorator: Roger Briaucourt. Sound operat. Pierre Calvet, Julien Coutellier. Ed. Marinette Cadix. Prod. dir. Paul Temps. Prod. France: Monarch, 1962. Online at YouTube (Michael Helsing) 30 April 2017.*
     


"Les amants de Teruel / The Lovers of Teruel: Ballet / film, 1962. Music by Mikis Theodorakis." Theodorakisfriends.com 18 Feb. 2013.*
      


—oOo—

Tertulia de Federico: El manual para el golpe de Estado catalán

Un comentario sobre los violentos chimpancés

A veces pongo comentarios en el blog de José María Bermúdez de Castro, Reflexiones de un primate (en QUO). Hoy tocaba uno en un artículo sobre la longevidad de los chimpancés, amenazados por los depredadores humanos y por la propia violencia intragrupal (e intergrupal) de los chimpancés.

Este comentario pongo en el artículo ¿Qué peligros acechan a los chimpancés?:


Además, las agresiones entre los chimpancés no se limitan a la "violencia doméstica", al "maltrato infantil" o a las peleas entre gallitos, sino que hay violencia organizada entre grupos. Es curioso que, con lo poco cooperadores que son, comparados con los humanos, una de las cosas en las que sí cooperan los chimpancés es en acorralar y masacrar a miembros de un grupo vecino que pillen desprevenidos. Parece ser una buena estrategia (bueno, estrategia... comportamiento, digamos, comportamiento selectivamente favorable) para favorecer la supervivencia y expansión del propio grupo.

Añadiré además que este desagradable comportamiento, la exterminación de los forasteros aislados, se da también de modo muy sistemático entre los pueblos primitivos. Lo de recibir al forastero con agasajos orientales y cortesía es más característico de una fase más tardía de la civilización. Las tribus primitivas, y las europeas hasta tiempos de Polibio, vivían en una lucha perpetua, donde el aumento de población llevaba a hacerse con los recursos y trabajo esclavo del vecino, previa exterminación selectiva. De hecho también los humanos hemos aplicado de modo sistemático una política de los chimpancés más avanzada (y a la que ésos no llegan) consistente, característicamente, en aliarse con un tercer grupo para exterminar a un segundo, y repartirse los despojos.

Es el principio y origen de la política internacional. La mitad del arte de la guerra es el arte de las alianzas "inexplicables". Y en ello seguimos en gran medida, con todas las comillas y asteriscos que le quieran poner.




—oOo—



El fiscal recibe a la sedición








Imbéciles, y traidores.


—oOo—

Retropost #1627 (25 de mayo de 2007): 77 Million Pictures



Nos vamos a ver al Centro de Historia de Zaragoza la exposición 77 million paintings de Brian Eno, aunque no los vemos todos; todo lo más unos pocos cientos. Consta de varias salas con pantallas de vídeo donde van proyectándose imágenes abstractas que cambian muy lentamente, combinando automáticamente diversas diapositivas con figuras abstractas, manchas de colores, patrones o motivos geométricos. Combinados por ordenador, claro (Eno, como yo, es un Macman). Y así en efecto logra Brian Eno pintar más cuadros que ningún otro pintor, por muy furiosamente que brochease Picasso en busca del dólar, y por mínimo que fuese el trabajo que le echasen los minimalistas como Rothko a cada cuadro. Lo que pasa es que estos de Eno se venden todos juntos, los 77 millones—deben salir a un céntimo los mil cuadros. Eso sí que es bajar los precios y reventar el mercado.

La exposición está bien montada, en salas grandes, oscuras y vacías, con la música ambient que le va a Eno y a esta experiencia. Eno ha colaborado con Roxy Music, David Bowie, U2... pero esta música no es nada parecido a ellos: parecida en todo caso a las variaciones lentas y minimalistas de imágenes en la oscuridad que se exponen. Así que es una buena exposición para relajar la mente, y nada apta para acelerados, hay que ir con ganas de estar un rato pensando en nada para pasar un rato un tanto zen—o Zeno— a la Dra. Penas le ha parecido sin embargo de lo más típico psicodélico-postmoderno-occidental-decadente la cosa. Una vidriera digital. Un caleidoscopio electrónico. En fin, para gustos hay combinaciones de colores. 77 million

La idea del arte generativo recuerda, eso sí, a las gramáticas generativas de Chomsky y las obsesiones combinatorias del estructuralismo y la literatura estructuralizante, como la del Oulipo. Eno, Eno... Queneau, Queneau. Que ya Queneau escribió aquel librito de los Cent mille milliards de poèmes en 1961, creando millones de sonetos (ninguno memorable) a partir de unos pocos. Y en combinatoria visual... la televisión es de por sí una exposición cambiante y permanente de millones de cuadros. Sobre todo combinada con el zapping. Aunque esta obra de Eno parece un híbrido entre la televisión y el caleidoscopio—que es quizá el primer artefacto para producir arte autogenerativo, aunque con menos aura.

Supongo que la idea del arte combinatorio viene de la propia cualidad combinatoria de nuestra mente, o del alfabeto, o del lenguaje (lingüístico, musical, o pictórico). Las fugas de Bach o las sinfonías de Mozart también parecen arte combinatorio tomadas en conjunto. Pero claro, se pasa a una dimensión metaartística superior cuando la obra de arte ya no es la obra de arte, sino el sistema generador de obras de arte (—aunque me pregunto si al inventor del zapping o del caleidoscopio lo consideraban artista conceptual...).

En cualquier caso, aún nos falta un poquito para llegar al arte del futuro tal como aparece en el relato de James Blish "A Work of Art": ahí la obra de arte es la "escultura mental" que crea (o recrea) a un artista completo, con su experiencia vital y estilo, y le deja producir sus obras. El artista del cuento recrea/resucita a Richard Strauss, que compone una nueva pieza de su obra (quizá una que podría haber compuesto de haber vivido más tiempo). Y la dirige en público, este Strauss artificial... para darse cuenta al final de que los aplausos no son para él y su obra, sino para el escultor de mentes que lo ha creado. O para Blish, que ha escrito el cuento. Todo arte es arte conceptual, al fin y al cabo, aunque unos conceptos sean más conceptistas que otros.




—oOo—

miércoles, 24 de mayo de 2017

Trump se desdice y se deja comprar por Arabia Saudí

El golpismo catalán en El Gato al Agua | 23-05-2017

Buenos días, España | 24-05-2017

The Sad Café (5)

En el Puente Hierro

En el Puente Hierro

Retropost #1626 (24 May 2017): Palpatine Bush: America Under Attack


Nos acercamos un pasito más a esa historia que sucedió hace mucho tiempo en una galaxia muy remota...  En La venganza de los Sith,  el senador Palpatine ya ha llegado a canciller, y se hace con el poder absoluto alegando estado de emergencia. Y de este modo la República se convierte en el Imperio. América, claro, es el auténtico tema de esa película. Puede allanarse el terreno por lo bajo para la destrucción de la democracia. Aunque si es preciso, hasta con aclamaciones se puede hacer el proceso de abolición de las garantías institucionales, como en el Senado de la película ("Así muere la libertad—entre aplausos", lamenta la senadora Padmé), o como ha hecho Chávez en Venezuela. O como hizo Hitler.underattack

Pues veo en RogueGovernment (vía Digg) que Bush también va allanando el camino para que el presidente pueda tomar el poder de forma dictatorial, mediante este nuevo decreto de la Casa Blanca que acaba de emitirse sin que nadie rechiste. Aquí está la directiva presidencial en cuestión:

National Security and Homeland Security Presidential Directive
NATIONAL SECURITY PRESIDENTIAL DIRECTIVE/NSPD 51
HOMELAND SECURITY PRESIDENTIAL DIRECTIVE/HSPD-20
Subject: National Continuity Policy


El presidente se encargará de "asegurar la continuidad del gobierno constitucional" en caso de emergencia nacional—aunque el primer paso para esa continuidad constitucional es suprimir la división de poderes de la constitución subordinando todo a las decisiones del Presidente, que en la práctica se convierte en un dictador si la emergencia nacional lo requiere.

Eso en caso de "Emergencia catastrófica", claro... un término que se deja muy astutamente a medio definir (aunque el decreto se presenta como muy exacto en términos de definiciones... sólo apariencia. Puro humo). "Emergencia catastrófica" es algo muuuuy elástico:
(b) "Catastrophic Emergency" means any incident, regardless of location, that results in extraordinary levels of mass casualties, damage, or disruption severely affecting the U.S. population, infrastructure, environment, economy, or government functions;

—O sea, que ni hace falta que suceda en Estados Unidos la catástrofe. Y si sucede ahí, qué duda cabe que bastaría con otro ataque como el de las Torres Gemelas. O con una caída de la bolsa, quizá. Porque ¿qué es extraordinario? ¿Qué es 'severe'? Extraordinario, sin duda, será lo que dé lugar a que la República se convierta en Imperio. Y severas serán las medidas que se tengan preparadas a continuación, una vez suspendidos de facto todos los poderes menos los del Presidente.

En "La Peste Escarlata", Jack London pronostica que, para el año 2012, los EE.UU. ya están gobernados por una dinastía hereditaria de presidentes que son nombrados por el Comité de Mangantes—oops, Magnates. Ese año llega la Peste Escarlata (también una peste serviría como excusa...), bajo el reinado de Morgan IV.

Bien, pues no tenemos a Morgan IV, pero sí que tenemos a Bush II. O a Clinton II, el año que viene. Y qué duda cabe de que esta directiva ha sido inspirada por el Comité de Magnantes.




—oOo—

Sólo Italia rinde menos - y el golpismo catalán

Retropost #1625 (24 de mayo de 2007): Acting Strange


Bonita columna del actor Anthony Sher, "You do not have to be mad to be an actor… but it helps" —en el Guardian Unlimited de hoy. Sher está interpretando ahora a un actor, "playing the player" en buena tradición shakespeariana, en la obra de Sartre Kean, sobre el primer Kean, también actor shakespeareano. Que se hizo famoso interpretando a Shylock de una manera no convencional. Ahora habrá que interpretarlo intepretando.... lo cual siempre lleva a un contraste entre modos de actuar y a una reflexión sobre estilos y convenciones de interpretación. Y así se pone Sher a reflexionar sobre la tradición teatral británica, de Garrick a Olivier. Él mismo es un actor imponente en esa tradición, ennoblecido como el propio Olivier— Sir Sher, por así decirlo. Ha interpretado hace poco a Primo Levi en la dramatización de sus memorias de Auschwitz; y una de sus más famosas actuaciones era una versión "arácnida" de Ricardo III, con múltiples muletas y mangas colgantes.

Olivier es para Sher quizá el último de los grandes actores dramáticos de la vieja tradición británica anterior a la invasión multimedia. Aunque el propio Olivier fue también actor/director de cine oscarizado, claro; sin embargo se mantuvo en la interfaz del teatro y el cine sin que su estilo de actuación llegase a integrarse al nuevo medio, como observa Sher en una anécdota reveladora. El egocéntrico Olivier enfatizó el papel central de su Otelo, al que interpretó pintándose de negro, en una actuación poderosa e histriónica, frente a un Yago mucho más contenido en su expresión, interpretado en clave menor por el segundo actor de la compañía. Pero en la versión filmada de esta producción, el Otelo de Olivier es teatral, amanerado, mientras que el segundo de a bordo triunfa con un estilo de actuación mucho más apto para el medio cinematográfico.

Y lo que han aprendido los actores de teatro de los actores cinematográficos... aunque la cosa empezase al revés (para mal). Nada más educativo que verse en pantalla, dicen. La tecnología de la representación actúa como feedback sobre la representación teatral de la realidad. La fotografía saca a la luz nuevas posturas y gestos del cuerpo humano; el cine nuevas posibilidades de movimiento.

Es cierto que el cine de ficción aún estaba inicialmente bajo excesivo control teatral: pero los documentales, y luego la televisión, muestran (re)presentaciones del cuerpo humano, sus gestos, expresiones y modos de interacción que suponen una iluminación para quienes creían que los actores actuaban de manera realista sobre el escenario. De la misma manera que una conversación grabada magnetofónicamente o en vídeo, y reexaminada, nos muestra mucho sobre el funcionamiento de la conversación, sus repeticiones, interrupciones... algo prácticamente invisible sin esa retroalimentación tecnológica. crutch

El teatro siempre ha sido una sucesión de estilos de actuación, por supuesto; y la interacción con las nuevas tecnologías (con el gesto y lenguaje tal como son filtrados por las nuevas tecnologías) no es quizá sino la manera propia en que los estilos de actuación han encontrado una nueva vía para su desarrollo en el siglo XX.

El gesto originario del teatro era ritual, simbólico, en absoluto "realista" excepto en la medida en que se actuaba por referencia a una realidad ya ritualizada (—así el origen del teatro en las representaciones sagradas griegas o las festividades religiosas medievales). Una buena actuación era una actuación que sacaba a la luz ese carácter simbólico de la acción, y la llevaba hacia un arquetipo; de ahí que las figuras de las moralidades medievales sean abstracciones. No esperemos de ellas gestos tipo Bogart, ni esas pequeñas parapraxis y muequitas de compromiso propias de Sandra Bullock.

Pero esa abstracción va adquieriendo personalidad definida, primero a través de los personajes históricos de las tragedias, o de los personajes cada vez más individualizados de las comedias. Si en el Renacimiento se desarrolla el individualismo moderno, sucede esto en cierta medida a través de la interacción con la representación de esa individualidad sobre la escena teatral. Y allí está Shakespeare, claro, con una potentísima reflexión sobre la cualidad reflexiva del drama, que toma la realidad y la devuelve reelaborada al público, para que éste resulte reelaborado por ella y la devuelva a la escena en un proceso emergente de feedback. Una reflexividad, la de Shakespeare, que no es un simple espejo inerte, pues como nos dice Lacan el sujeto surge en su relación con el espejo, y esa relación nunca es de coincidencia.

Shakespeare es, por tanto, especialmente consciente del contraste entre estilos de actuación, y saca pleno partido a esa consciencia, exhibiéndola para hacer consciente de ella también a su público, y que siga complicándose el drama del drama. Lo hace de múltiples maneras: presentándonos un hombre vestido de mujer que se disfraza de hombre (Twelfth Night) o presentando el rostro público de un intrigante que oculta otros planes (Ricardo III, Yago en Otelo), o poniendo en escena a una compañía de actores incompetentes para apreciar el espectáculo de dos niveles de actuación, y de un escenario sobre el escenario (Love’s Labour’s Lost, A Midsummer Night’s Dream). O en la escena de los actores de Hamlet, donde un príncipe-dramaturgo que debería ser implausible y sin embargo no lo es, da lecciones a los actores sobre la naturalidad en el movimiento y sobre la función del drama. E innumerables modalidades más de interpenetración teatro/vida, en cada una de sus obras.

Las teorías dramatúrgicas de observadores como Kenneth Burke o Erving Goffman llevan más allá esta interacción entre el drama y la vida. Si el teatro es imagen de la realidad, es porque esa realidad ya es una realidad teatral. Para Goffman no hacemos sino interpretar nuestro personaje en público, o en esa modalidad de lo público que llamamos lo privado (—Como, de modo similar, otros dirán que no hacemos en la vida sino desarrollar nuestra propia narración vital). La realidad ya tiene un guión, y unas convenciones de actuación, y por supuesto podemos modificar ambos con nuestra propia actuación; de ahí el carácter emergente de todo el proceso. Que no impide reconocer líneas generales, claro: no todos somos actores geniales que reinventamos el gesto, el movimiento, y la entonación. Pero sí los absorbemos, imitamos y reelaboramos quieras que no en cada nueva situación. Teatro, lo tuyo es todo teatro, le reprochaba la del bolero a su pareja. Y qué razón tenía. Pero lo que quería decir en realidad era que la actuación no era convincente. Como la del teatro—generalizando—en la sociedad actual. Podemos decir que la acción ha pasado a otra parte...

No quiero decir que no siga reinventándose el teatro, o innovando, e incluso influyendo en la dramaturgia social hasta cierto punto. Y el teatro experimental apunta también a una reelaboración de la propia simbólica teatral, recuperando y recombinando modalidades de dramatización rituales, simbólicas, esencializantes... Pienso, por ejemplo, en la dramaturgia minimalista e inmovilista de Beckett. (Que, por cierto, controlaba sus piezas teatrales con acotaciones detalladísimas, como si de un guión cinematográfico se tratase).

Pero evidentemente la mayor potencia cultural de reelaboración, reinvención y análisis del gesto, el movimiento y la interacción humana están actualmente en el cine o en la televisión— tanto en cantidad de influencia como en calidad/complejidad, por la reduplicación e intermedialización de la experiencia que proporcionan. Un ejemplo: la manera en que los biopics recientes (La Môme, pongamos, con la memorable actuación de Marion Cotillard) reproducen y reelaboran la imagen ya previamente mediatizada (y la teatralidad personal) de las celebridades del siglo XX.

Me ha llamado especialmente la atención la manera en que los nuevos estilos de actuación de las últimas décadas han ido separándose cada vez más de las convenciones teatrales. De actuación y de dirección de la actuación, y de la representación, porque todo va junto, claro. En las películas antiguas, los actores hablan como en el teatro clásico. La interacción es ordenada, la dicción clara, no se solapan las réplicas. La televisión en directo (hace falta ver la realidad en una pantalla para saber cómo es) nos ha enseñado que la gente no habla así. Aunque los actores de las series españolas, e hispanas, sigan hablando así—por eso son tan malos actores. Las nuevas modalidades de actuación incorporan el lenguaje corporal subliminal (falsamente subliminal, claro), o el gesto detrás del gesto: incorporan la reacción doble (explícita / tácita) a las palabras del otro, y armonizan de manera mucho más compleja el gesto y la palabra—incorporan gestualidad moderna, pues la gestualidad no es ahistórica, sino emergente, y está reinventándose constantemente. Por ejemplo, un gesto ya conocido se mezcla con otro gesto, o se superpone, o puede meramente indicarse... y así, existe más potencialidad de significado en la interacción actual, y en la actuación actual, que en la de épocas anteriores. Pena nos daría ver una actuación, social o teatral, de hace unos cientos de años. Y claro, al haberse hecho visible esa complejidad de la interacción, haberse asimilado a la interpretación consciente o controlada (quizá el método Stanislavski era un primer paso para apoderarse de esa totalidad del lenguaje corporal, por la vía intuitiva)—los efectos sobre la realidad son mucho más drásticos de lo que suponemos. Porque la realidad nunca es capturable por el drama, ni por la cámara detrás de la cámara; siempre está un paso más allá. A saber dónde está ahora.

Como sugerencia para seguirle la pista, no olvidemos otro espacio para la teatralidad del yo: el que está en la nueva dimensión de la representación de nosotros mismos en el ciberespacio social, con sus nuevos gestos, tonos y posturas. También aquí todo es teatro.


   

—oOo—

martes, 23 de mayo de 2017

Buenos días España | PSOEánchez, la traición del PP, y la sedición catalana




El atentado de Manchester. Y la charlotada catalana.




—oOo—

Retropost #1624 (23 de mayo de 2017): Dark Sarcasm in the Classroom



Sólo queda una semana de clase, snif.  Vamos a conmemorar el fin de curso poniendo un vídeo que no había visto (en la pantalla, digo) desde hace veinticinco años. Es de The Wall la película del álbum de Pink Floyd. Siempre fueron artistas integrando los sonidos de fondo en la música; pero en este álbum el arte estaba en volver a convertir los ruidos musicales en las imágenes de la película. Y ese inquietante teléfono al final... Ideal para un final abierto, un teléfono sonando que nadie descuelga.




Supongo que ahora estoy más cerca del profe que de los alumnos—je. Bueno, en realidad la cosa no es tan terrible. Desde mi punto de vista. Pero cierto es que cada maestrillo tiene su librillo, y que un cierto elemento mecánico hay en la maquinaria educativa—es un buen vídeo para acompañarlo con las reflexiones de Foucault o de Bourdieu. 




—oOo—

La incredulidad de Rajoy con el chantaje de Puigdemont





Y Herrero:






—oOo—

Retropost #1623 (23 de mayo de 2007): Fata Morgana

Hoy llevo un trancazo alérgico-catarral de cuidado, y no voy a clase. Me quedo en casa escribiendo e-cartas, corrigiendo trabajos y viendo vídeos de YouTube. Por ejemplo, este de Ofra Haza, de quien tengo algún viejo disco. Viejo porque murió la pobre a mitad de carrera, en el 2000—cuarenta y dos años tenía. Es curioso, en tiempos me parecía eso una señora de edad madura. Ahora me parece... pues eso, just like a little girl. A la gente que muere antes de tiempo, o en circunstancias extrañas, la vemos retroactivamente con un halo de premonición que les envuelve, como si tuvieran un destino que les espera. Esta fatídica canción, "Fata Morgana", la grabó a finales de los ochenta. Pop del desierto, only yesterday.












Fire in the sky
Colors flying through her mind
Desert touched the sky
Here at the place where she will die
She is looking far far away
It seems there is no escape
From her prison without bars
Only to follow the bright star
She’s running all the way
Fata Morgana
Only only yesterday
Fata Morgana
A little girl, a little girl
Longing for her mother’s world
She was just a little girl
Fata Morgana

 

Retropost #1622 (22 de mayo de 2007): Out of Character


Aparecía hoy en el New York Times un interesante reportaje de Benedict Carey sobre psicología narrativa: "This Is Your Life (and How You Tell It)", que refiere conclusiones de la investigación de Lisa Libby (Ohio State U), Ethan Kross, y otros.

La idea es que la teoría narrativa (y esto ya lo decía más y mejor Kerby en Narrative and the Self) no va sobre personajes de ficción, o sobre textos verbalizados. Somos narraciones in fieri, y vivimos en narraciones. Entre otras cosas, porque creemos que vivimos en narraciones—entendemos nuestra vida y su trascurrir no como una sucesión informe de momentos, sino como un proceso estructurado, organizado de modo argumental.

"Every American may be working on a screenplay, but we are also continually updating a treatment of our own life — and the way in which we visualize each scene not only shapes how we think about ourselves, but how we behave, new studies find. By better understanding how life stories are built, this work suggests, people may be able to alter their own narrative, in small ways and perhaps large ones."

El artículo va sobre psicoterapia, así que perdonen el tufillo de autoayuda.... Y también hay que perdonar eso de "every American", como si los americanos fuesen seres de otra especie, narrativamente hablando. Y hay que perdonarlo porque en cierto modo lo son—quiero decir, que esta experiencia narrativa del yo admite variaciones culturales, e intensificaciones seguramente en culturas altamente conscientes del trayecto vital personal, como es la sociedad norteamericana (o la occidental avanzada, pongamos). Con su ego-psicología, claro. El formato seguido aquí es el de entrevistas a sujetos, con sub-entrevistas realizadas por controladores infiltrados, haciéndoles narrar de modo controlado o "espontáneo" su vida.

tunnel
"During a standard life-story interview, people describe phases of their lives as if they were outlining chapters, from the sandlot years through adolescence and middle age. They also describe several crucial scenes in detail, including high points (the graduation speech, complete with verbal drum roll); low points (the college nervous breakdown, complete with the list of witnesses); and turning points. The entire two-hour session is recorded and transcribed."

Y en este artículo apenas lo mencionan, pero hay obviamente una narración especialmente cara a los occidentales: la narración erótica del yo. La estructuración argumental del propio yo erótico —que, al decir de Giddens, es la versión de la interioridad del alma en la cultura occidental moderna— da por supuesto para muchas historias. Mencionan en el artículo las historias gays sobre la salida del armario—ok, eso es un antes y un después digno de un buen argumento. Pero también lo son "la primera vez que me enamoré", "la primera vez que me casé", o "la primera vez". (Expresión esta última que parece darle la razón a Giddens). Hay varios tipos de historias posibles, claro: familiares, laborales, religiosas... y quizá la historia sea en realidad la historia del peso relativo de estos argumentos y los avatares de su avance multiargumental, su entrelazamiento y su llegada a clímaxes (—ahh...aaaaahhh!!) y conclusiones (—kaputt). Especialmente interesantes son los momentos interesantes: giros vitales, cambios de trayecto, crisis y conversiones. "Yo era un buen cristiano hasta que"—etc.

O narraciones sobre la propia ideología política: "cómo me convertí a la democracia". O sobre la propia raza. Me leía esta semana en The Best American Essays un ensayo excelente de un ensayista negro americano, Shelby Steele, "On Being Black and Middle Class". Habla sobre cómo se liberó del ritual que siguió mucho tiempo de "hacerse el negro", de aceptar como la expresión auténtica de "lo negro" las maneras, ideas y valores del lumpen urbano de los barrios negros, autovictimizándose de una manera falsa, hasta que aprendió a tener una relación más auténtica no sólo con su clase social media acomodada, sino también con su raza. Y consigo mismo. Toda una historia del descubrimiento del auténtico yo... donde menos se lo esperaba, quizá (o sea, delante de las narices) después de ir tan desesperadamente a la caza de la autenticidad que le vendían a uno.

En clase suelo explicar que muchísimas ficciones novelísticas británicas se refieren a esta búsqueda de la autenticidad propia, escapando a los compromisos sociales preimpuestos, a las presiones del grupo social, la clase, la familia... En realidad, cuanto más en detalle se examinen las historias vitales personales y las ficcionalizadas, más elementos comunes se descubrirán.

Refieren los investigadores la diferencia entre historias vitales narradas en primera y tercera persona: cuando los sujetos hablan de sus propias experiencias en tercera persona, se observa en ellos más desvinculación de esa fase de la experiencia que se narra, y más capacidad de dominarla reflexivamente. Así por ejemplo en las narraciones de situaciones molestas o comprometedoras por las que se había pasado:

"The third-person perspective allowed people to reflect on the meaning of their social miscues, the authors suggest, and thus to perceive more psychological growth."

Y naturalmente (no digo que anden desencaminados) sugieren los psicoterapeutas investigadores que su propia función es narrativamente beneficiosa:

"The findings suggest that psychotherapy, when it is effective, gives people who are feeling helpless a sense of their own power, in effect altering their life story even as they work to disarm their own demons, Mr. Adler said."

La historia personal, plausiblemente, no existe al principio. Se va gestando, adquiere forma, primero indecisa o variable, luego tiende a la estabilidad... hasta que una crisis importante o peripecia vital le imprime un giro espectacular. Este todo que se constituye es modificado por las aportaciones de la experiencia, pero a la vez proporciona un marco interpretativo en el que se sitúa y orienta la experiencia personal, que adquiere sentido por referencia a esa narración personal. No aparece la idea en el artículo original, pero es la idea del círculo hermenéutico del tiempo la que aquí se apunta: nuestros momentos se relacionan con nuestra vida como una parte a un todo que es modificado por la parte—como un texto en desarrollo que es modificado por la nueva frase, a la vez que proporciona el cotexto para su interpretación:

"Taken together, these findings suggest a kind of give and take between life stories and individual memories, between the larger screenplay and the individual scenes. The way people replay and recast memories, day by day, deepens and reshapes their larger life story. And as it evolves, that larger story in turn colors the interpretation of the scenes."

"But the new research is giving narrative psychologists something they did not have before: a coherent story to tell. Seeing oneself as acting in a movie or a play is not merely fantasy or indulgence; it is fundamental to how people work out who it is they are, and may become."

Bueno, esta historia de narraciones personales, y la intervención en las mismas mediante el análisis y la actuación simbólica y ritual ya está discutiéndose al menos desde los ochenta en la ego-psicología americana; eso si descontamos las especulaciones lacanianas más oscuras o vaporosas sobre la cuestión.

Hayden White decía en Metahistory que los historiadores podían ser trágicos, cómicos, románticos o irónicos (ateniéndose a los principales tipos de argumento literario descritos por Frye). Ahora parece que también nuestra propia narración interna sigue moldes un tanto prefijados—role models, esquemas argumentales, difundidos mediante géneros narrativos literarios. Que para eso sirve la literatura: para dar forma a la vida, y para inventar gente, y para reinventarse a uno mismo.

Ideas para futuro desarrollo: la narración personal analizada al modo Lotmaniano, como adquisición y pérdida de rasgos: análisis ideológico, direccionalidad del movimiento semántico, tipos de fronteras ideológicas cruzadas, semas adquiridos, transformación personal.... Y evaluación. Quién evalúa, y qué supone esa evaluación en la propia narrativa vital del evaluador.

Otro ejemplo norteamericano (que es lo que se lleva hoy). Hoy comentaba en clase el relato de Hemingway: "Hills Like White Elephants". En tercera persona, con el estilo minimalista, con perspectiva externa, típico de Hemingway. Se nos invita sutilmente a colocarnos en la posición del hombre que está presionando a su chica para que aborte. Lo cual es una experiencia desagradable, pues si bien ella acepta la manipulación, es él quien peor evaluado queda implícitamente, con sus argumentos de mala fe en evidencia sangrante ante el lector. Este personaje, el "americano", es evidentemente una versión del propio Hemingway, que escribió la historia cuando estaba de viaje de bodas con su segunda esposa. Había tenido hace poco un hijo con la primera esposa. La separación estaba cerca. El relato es interpretado por muchos como el relato del primer momento de desamor de la chica, cuando se decide la ruptura. La narración en tercera persona proporciona distancia (quizá seguridad), pero también hay autocrítica—quizá sólo posible por ese distanciamiento "en tercera persona". No sabemos (no sé) si Hemingway presionó a su primera esposa para que abortase, o si simplemente le pasó la idea por la cabeza, o en qué medida estaba retratando modalidades de relación manipulativa que reconocía en su propia experiencia. Pero que algo de eso hay en el relato... it would take a New Critic to disregard it. También que en el relato se adopta una distancia autocrítica con respecto a esa actitud pasada.

Quizá sólo con la edad nos volvamos capaces de narrarnos en tercera persona, de decir que aquel él—yo. lo llamábamos— es otra persona. Y, de modo más general, la edad, y las crisis, y las quebradas en la trayectoria vital, hacen salir (con la perspectiva, con la retrospección) la cualidad narrativa de la propia vida. Esa cualidad narrativa que va permeando la propia vida, y convirtiéndola en una ceremonia de la apofenia, es, quizá la experiencia que retrata Vladimir Nabokov en su relato sobre un viejo matrimonio, "Signs and Symbols." Todo en nuestra vida transcurrida, y en las fotos viejas que miramos, es un símbolo—de sí mismo, y de lo que llegaría a ser, y no se sabía aún. Reflexión sobre la retrospección imposible para ese alter ego que nos mira desde la foto. Contemplamos irónicamente al que fuimos, pues no conocía el futuro. No nos conocía a nosotros, y así pues no se conocía a sí mismo. Tampoco ahora sabemos nada, o tan poco.

La juventud romántica cree en la posibilidad de la autotransformación, mira al yo como un potencial de desarrollo y transformación—Véanse a este respecto los Monólogos de Schleiermacher. Es la era, y la edad, del self-fashioning, de la automodelación sin límites. La ironía romántica nos hace quemar viejos yoes y abrir paso a la nueva fase de madurez que se abre. A veces nueva de modo ilusorio, porque lo nuevo, lo realmente nuevo, viene con la vejez. Cuando nos encontramos que ya hemos quemado all our yesterdays, todos nuestros ayeres—e intuimos ya cuál será el final del argumento, y la versión definitiva de nuestra narración. Cuando coinciden por fin nuestro carácter y la trayectoria de nuestras acciones.



—oOo—


lunes, 22 de mayo de 2017

Frankenstein: Defining the Monster

Sedición de las instituciones catalanas

Refoto de Flickr

Refoto de Flickr

El sectarismo del PSOE aúpa a Pedro Sánchez












—oOo—

BOICOT A PRODUCTOS CATALANES


Se publica la ley catalana del golpe de Estado. Dice hoy El País: "La independencia catalana será inmediata si no hay referéndum":

http://politica.elpais.com/politica/2017/05/21/actualidad/1495389893_104663.html

Miente El País, claro, en su titular, al presentar como un hecho el desiderátum de los golpistas. (Y haciéndoles así el juego en su juego, como tantas veces).

No sé si hay que aclarar que esta ley golpista "de desconexión" la han hecho los representantes elegidos por Cataluña y por los catalanes, no unos individuos que pasaban por allí.

En fin:

BOICOT     A 

PRODUCTOS 

CATALANES


¿Aún no lo entendéis? ¿Aún hay que explicar que los catalanes se han declarado enemigos de España, y que hay que hacerles entrar en razón, con el único argumento que entienden? 

Con ése, y también a palos, claro, porque esto siempre ha acabado a palos, y esta vez no será distinto.

Claro que una medida previa razonable podría ser echar del gobierno al nefasto PP, que hace el juego a los traidores no aplicando la ley, y además los subvenciona a fondo perdido, a costa de vuestros impuestos. Y no votar, por supuesto, a quienes cooperan con todo este personal sedicioso—nacionalistas varios, podemitas y podemoides, y por supuesto el PSOE y sus franquicias, antes, hoy y siempre.

Hacer que cese el desgobierno no depende de cada cual. Pero hacer boicot a productos catalanes sí —y puedes empezar hoy mismo. Es lo primero, y quizá lo único, que puedes hacer contra la sedición naci de Cataluña. Ya estás tardando.





—oOo—


Las implicaciones legales y políticas del asunto golpista catalán las debaten aquí más por extenso Federico Jiménez Losantos, Gabriel Albiac, Pedro J. Ramírez e Isabel Sansebastián:




Refoto de Flickr

Refoto de Flickr

Retropost #1621 (21 de mayo de 2007): Parece que peta el PSOE



Anuncian Rosa Díez, Carlos Martínez Gorriarán y Fernando Savater la creación de un nuevo partido próximo a las tesis de Ciudadanos de Cataluña y del Foro Ermua: un partido socialdemócrata-liberal, radicalmente antiterrorista y contrario a las cesiones al fascismo de boina preta. El PSOE mayoritario, mayoritariamente calladito en el pesebre tras la oveja líder, por supuesto no se dividirá:  lo que es de esperar que se divida es su electorado, ahora que va a tener una opción alternativa a este sorprendente plan de disgregación del Estado ante las presiones etarras y secesionistas, que es al parecer la parte más clara del programa de Zapatero—y en modo alguno parte del programa de lo que se supone era o debía ser el PSOE.

No serán bienvenidos, por supuesto, desde el PSOE que ya ha ninguneado esta postura crítica en su interior—y pasará a la descalificación y sabotaje directo ahora que están las cartas sobre la mesa. Pero les deseo mucha suerte llevándose un buen bocado del electorado socialista—y que lleguen a un entendimiento con Ciutadans que ayude a superar la crisis de éstos, pues debería ser un proyecto común lo primero, y no las personas.

Tampoco serán bienvenidos por el PP, pues también a ellos les pueden quitar muchos votos... Ya desde el ABC, ese curioso órgano que tiene tanto de PSOE como de PP, les han recriminado que el lugar de la alternativa al PSOE es el PP. Qué más querrían ellos. Adelante y suerte: mi voto ya lo tienen.

Y esta tarde hay una concentración más para protestar por la política falsaria y torticera de este gobierno pseudopsoe, contra sus pactos secretos con los Etasunos y su promoción del mundo al revés. Una concentración que ha sido prohibida en Madrid, pues a este paso pronto hasta manifestarse contra la Eta a este paso. O contra el gobierno. O contra los dos, que es el caso, el triste caso.

 
NOTA DE PRENSA DEL FORO ERMUA


Bilbao, 22 de mayo de 2007

El FORO ERMUA discrepa radicalmente de la decisión de la Junta Electoral Provincial que prohíbe la concentración anunciada para hoy en la Plaza Mayor de Madrid. Considera que se está conculcando el derecho constitucional de reunión y manifestación a los demócratas, mientras se permite al complejo terrorista ETA-BATASUNA que acuda a las elecciones, se manifieste sin que nadie trate de impedirlo y articule toda una estrategia de coacción a los ciudadanos y partidos que concurren a las elecciones en el País Vasco y Navarra. Este contraste entre la tolerancia con los terroristas y la rigidez con los demócratas es consecuencia de la política de perversión de la Ley y claudicación ante ETA emprendida por Rodríguez Zapatero.

A pesar de la radical discrepancia con la decisión de la Junta Electoral Provincial, el FORO ERMUA comunica que se desconvoca la concentración que, en nombre de la PLATAFORMA LIBERTAD, había convocado en la Plaza Mayor de MADRID y que se tenía previsto realizar a las 19:40 horas del día de hoy. Se ruega a todas las personas que tenían previsto acudir a la misma se abstengan de hacerlo y que acudan a las ciudades próximas.

Por otro lado, explícitamente se señala que NO se llama a los ciudadanos a acudir en grupos inferiores a veinte a la Plaza Mayor de Madrid, por lo que se desmiente la noticia aparecida en algunos medios en relación con esa petición. La decisión de la Junta Directiva del FORO ERMUA es y será siempre acatar la Ley, aunque se discrepe de su aplicación, y no tratar de burlarla mediante subterfugios.

El FORO ERMUA no mantiene convocada ninguna concentración prohibida. Las convocatorias no prohibidas, entre las que se encuentran Bilbao, San Sebastián, Vitoria y Pamplona, se mantienen en toda su extensión y se ruega a los ciudadanos acudan masivamente a las mismas.

En Zaragoza, es en la Plaza del Pilar, frente al Ayuntamiento, hoy a las 19.40.

— Pero vaya, esa la han prohibido. Así que me concentro conmigo mismo. Esto es un atentado de los gordos contra la libertad de expresión, de manifestación y de reunión—que es un derecho constitucional que no se debe vulnerar a la ligera, como frecuentemente se hace por interés de manipulación política. Y qué subidón le da al delegado del gobierno, o al juntero electoral de turno, prohibir una manifestación con la que disiente ideológicamente. Aunque sí se debería limitar este derecho, por cierto, cuando se trata de luchar contra el crimen organizado. Pero con el gobierno Zapatero estamos cada vez más en el mundo al revés.

Recuerdo el comunicado a este respecto de la Plataforma Libertad:

’las responsabilidades políticas se deben saldar en las urnas, por ello la Plataforma Libertad llama a los españoles a que el día 27 de mayo no voten las candidaturas de los responsables de este enorme atentado a la democracia’.

Si votas al PSOE y a sus comparsas parlamentarios—nacionalistas e IU—estás dando el visto bueno a esta repugnante deriva política, en la que los terroristas pueden infiltrarse en las instituciones, y a los ciudadanos pacíficos se les niega incluso el derecho de manifestación contra esto. No lo olvides, por guapo que sea el candidato sociata para tu ayuntamiento. Lo que votemos será lo que tengamos—todo el paquete junto.






—oOo—

Pedricción de la victoria de Pdr Snchz

domingo, 21 de mayo de 2017

Black Diamond Bay (2)

Cien billones de poemas

Cien billones de poemas

Cuando los avales (Buenos días, España | 05-05-2017)



Refoto de YouTube


—oOo—

William Blake: la nostalgia literaria de un mundo mitológico

Retropost #1620 (20 de mayo de 2007): Carroll, McLuhan and the Electronic Future



Notes from Noël Carroll's “Marshall McLuhan and the Electronic Future”, in Noël Carroll, A Philosophy of Mass Art. (Oxford: Clarendon, 1998).

Like Walter Benjamin in "The Work of Art in the Age of Mechanical Reproduction," Marshall McLuhan defends the mass media on the basis of their inherent structural possibilities, not of the specfic contents they reproduce. For McLuhan, “The medium is the message”: which means that “the content of mass media is less important than their structures, since it is at the level of structure, McLuhan contends, that the mass media engage and shape human consciousness”.

Technology as a prothesis, as extension of human powers. Media symbolize consciousness at a certain stage of development, but they also expand the range of the human sensorium and raise consciousness to new levels. (See in this respect W. J. Ong's notion of the interiorization of communicative technology).

For McLuhan, new forms of consciousness are created by new media. E.g.: print gives rise to individualism. In McLuhan we find technological determinism, but not historical materialism. The key to historical process is not the ensemble of forces of production, but only communication technologies. Not the development of capitalism, but the "Gutenberg galaxy".

And the end result is not the socialist utopia, but the electronic global village. Mass art is on the side of history, it has an inherent progressivism for McLuhan. The story of humankind is the story of the enlarging of human consciousness. TV was the center of his theories in the 60s, but much of what McLuhan says applies even better to computer technology. The World Wide Web as the realization of McLuhan's global electronic village—uncannily prophetic.

Historical development can be seen as process of abstraction from multidimensional sign communication in spoken language. Progressively abstract alphabets are developed. The separation of sight and sound leads to separation of imaginative, emotional and sense life. Alphabetic writing is biased in favour of linear thinking. It achieves greater power, but it is power at a price—the decay of orality. Print technology intensifies the standardizing and mechanizing procedures of alphabetization.  

New media expand the alphabet-limited consciousness. E.g. development of photography calls atention to bodily postures, records actual gestures; new attention is paid to these. Visual technologies restore dimensions of consciousness alienated by print culture, and favour non-linear thinking.

TV addresses the whole human sensorium: TV as a "tactile" art for McLuhan. Media that exclude senses are hot, McLuhan says: they possess a high definition, are full of information, and self-sufficient. Cool media promote interaction, the participation of the audience. They are superior to hot media. According to McLuhan, “Society will become a global village, decentralized, communitarian, and fraternal, with people involved in one another’s concerns with scarcely a taint of individualism”.

Print is authoritarian, TV democratic. McLuhan rejects the charges of passivity fostered by mass art; they are profoundly interactional. And they are not subordinate or derivative from previous arts or media: instead, they are a new more total form of art.

There is a danger in McLuhan of taking literally the biological side of media as extensions of senses and physical limitation or extension of sensorium. Also, the notion of dominant media is insufficiently defined (from Carroll's viewpoint). Dominant, in which context? Etc.

Carroll also mistrusts McLuhan's superficial critique of linear thought—McLuhan's notions here are sweeping and loose.

A critique of cool media: communication not concerned with conveying whole of original experience, but with selection and focus; for Carroll, “too much inclusiveness is likely to thwart communication, rather than to realize its essence”

And print not necessarily biased towards linear thinking. Again, Carroll questions McLuhan's notion of an inherent de-centralization in electronic media. Neither print nor "the electronic media, indeed no media, have a pre-established moral destiny”. There is a basic mistake here: the automatic perceptual response engendered by new media is interpreted by McLuhan as active engagement of spectator: this is not the case for Carroll. There is in McLuhan an illegitimate assumption of a continuity between avant-garde or modernism and media art.

(... a confusion, I should say, which is replayed after McLuhan by naively enthusiastic advocates of Web utopianism, the interactive liberation of the mind through hypertext, and the "coolness" of social networking...- JAGL).




—oOo—

Un palacio de oriente

Un palacio de oriente

Mi fotoblog

Mi fotoblog
se puede ver haciendo clic en la foto ésta de Termineitor. Y hay más enlaces a cosas mías al pie de esta página.